Menores se amotinaron en un centro transitorio de reclusión de Cali

Marzo 28, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Un nuevo motín protagonizado por once menores recluidos en el Centro Transitorio de la Calle 11 con Carrera 6 de Cali, puso en evidencia las precarias condiciones del sitio para albergar jóvenes delincuentes.

Un nuevo motín protagonizado por once menores recluidos en el Centro Transitorio de la Calle 11 con Carrera 6 de Cali, puso en evidencia las precarias condiciones del sitio para albergar jóvenes delincuentes.Hacia la 8:45 de la noche del sábado, un grupo de muchachos tomó como rehén al educador Jhon Harvey Mosquera -quien trabaja con la ONG encargada del sitio-, a quien amenazaron con matar si no les abrían las rejas y los dejaba ir.En medio de la trifulca el educador se escabulló y salió corriendo de las celdas. Pero cuando cerraba la reja principal fue alcanzado por algunos muchachos que lo hirieron en el brazo con un espiral de bombillo, según la versión policial.Los agentes intervinieron y la intendente Gladys Vélez, de la Policía de Infancia y Adolescencia, forcejeó con uno de los muchachos que se le abalanzó encima, por lo cual sufrió algunos hematomas en su brazo izquierdo.“Ellos decían que si no los sacaban de allí mataban el educador y que como son menores de edad no les pasaba nada”, narra la intendente. En la refriega los muchachos dañaron sillas, mesas, una grabadora, un DVD, entre otros objetos.La Policía tuvo que tumbar algunas rejas que estaban clausuradas para llegar hasta los revoltosos y reducirlos a la impotencia. Ninguno logró evadirse.Minutos después, el juez Dídier Villamil que se encontraba en el reclusorio ordenó remitirlos a la cárcel del Buen Pastor, mientras se ponía en orden el centro transitorio. Ayer los amotinados estaban siendo judicializados por lesiones personales y daño en bien ajeno.El educador herido fue trasladado al hospital San Juan de Dios donde le cogieron diez puntos en el brazo y le dieron diez días de incapacidad.Esta es la segunda revuelta que se presenta en ese centro transitorio en seis meses, toda vez que en octubre pasado, un grupo de jóvenes reclusos protestó por el hacinamiento y las precarias condiciones del lugar. En esa oportunidad también hicieron considerables destrozos materiales.Luego de los hechos y ante una tutela de la Defensoría del Pueblo, el juez 19 Penal del Circuito ordenó el cierre del centro transitorio en menos de 48 horas y el traslado de los menores al centro de rehabilitación Valle del Lili.El defensor del Pueblo, Andrés Santamaría, dijo que técnicamente la tutela no se ha cumplido como debe ser, pese a que se han hecho algunos arreglos al centro transitorio y se han abierto cupos en otros reclusorios.Jhon Arley Murillo, director regional de Bienestar Familiar, aseguró que los jóvenes no permanecen en ese centro más de 36 horas como ordena la ley, pero el juez de Garantías Henry Díaz, sostiene que a veces están más tiempo.La policía lleva allí a los adolescentes que detiene en flagrancia o por orden judicial. Luego el fiscal va donde el juez de Garantías y solicita la aplicación de una medida. Una vez ordenada, el joven debe ser trasladado al centro especializado de reclusión que puede ser el Buen Pastor o el Valle del Lili, pero muchas veces no tienen cupos. Entonces el menor debe permanecer más tiempo en el centro transitorio, advierte Díaz.Murillo dijo se abrieron 135 nuevos cupos, pero están llegado muchos jóvenes infractores, lo que quiere decir que no hay políticas de prevención de la delincuencia juvenil. “Estamos tratando los síntomas de la enfermedad, pero no las causas como el uso del tiempo libre de los jóvenes que son usados por adultos para cometer delitos”, concluyó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad