Megaobras, un sueño atravesado por unos predios

Abril 10, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Dificultades jurídicas, avivatos, desinformación e inseguridad, algunos de los inconvenientes. Únicamente el 4,2% de los propietarios ha aceptado el valor que ofrece el Municipio por el bien inmueble.

Desde la glorieta de la Avenida Circunvalar con Carrera 70 se ve la casa de Nubia Flórez. Es la más notoria desde ese punto y no sólo porque está pintada de verde pastel, sino porque interrumpe la vía que será prolongada hasta la Carrera 83 (fase I de las megaobras).Esa casa de 271 metros cuadrados está en el barrio Lourdes desde hace más de 30 años. Es de un sólo piso, allí viven trece personas y hasta le cabe un pequeño granero. No es la única, otros 336 predios tendrán que ser levantados para darle paso a una de las megaobras del Sur.El proceso es tedioso. No sólo se atraviesa la casa de doña Nubia. También los avivatos, el ‘teléfono roto’ y sobre todo, procesos jurídicos que incluyen embargos, hipotecas, titularizaciones y hasta la difícil tarea de encontrar el verdadero propietario de cada uno de los terrenos. Es que según cuentan, en ocasiones las paredes son de una persona, el terreno de otra y del segundo piso de la casa para arriba tiene otro dueño.Mientras tanto, el tiempo es devorado por cada procedimiento, cuando debería utilizarse en las obras civiles.La Secretaría de Infraestructura y Valorización sostiene que cinco meses después de que arrancarán las megaobras, únicamente el 4,2% de los propietarios ha aceptado el valor que ofrece el Municipio por el bien inmueble y el 19% conoce de la oferta.Entre ellos, se encuentra doña Nubia, la dueña de la casa verde pastel. Dice que guarda juiciosa la escritura pública de su bien y que ha pagado también el impuesto predial, pero “ni así me están ofreciendo plata suficiente para comprar una casa de interés social”.Por la misma razón se queja Doris Fabiola Ramos. La micro empresaria indica que su zapatería tiene papeles de Cámara y Comercio y permisos de Uso del Suelo. Su vivienda es de tres pisos “y está bien terminadita. Eso sí, no tenemos todavía la titularización”.La mujer reconoce que durante 33 años invirtió una cifra no cuantificada de recursos en la construcción y embellecimiento de la vivienda, pero aclara que lo que ofrecen “no es lo justo”.Juan Diego Flórez, secretario de Infraestructura y Valorización, dice que esas aseveraciones no son ciertas. Explica que la Lonja de Propiedad Raíz se ha encargado de avaluar los 381 predios que se requieren en todas las megaobras (norte, sur y centro-oriente) y “lo que se está ofreciendo es un precio justo. El avalúo es comercial, se tienen en cuenta la ubicación, el tamaño y para qué es usada”.Pero Gloria Jiménez, presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio Lourdes, denuncia que “por acá sólo han venido a hacer mediciones. Mi casa no la han visitado para ver qué tanto tiene ni cómo está construida”.También cuenta que funcionarios de la Administración Municipal han dicho que no pueden ofrecer más dinero por los predios porque es una zona insegura. “Que por acá hay muchas pandillas, que es una zona de invasión”.Más lejos, en Los Chorros, está Julio César Mora. La vía La Paz, otra megaobra, pasa por donde está su casa, según los planos de Infraestructura y Valorización. Desde octubre pasado inició la negociación de compra de predios, pero Julio César dice que no lo han visitado. “Una vez me contaron los vecinos que estuvieron midiendo la cuadra, pero conmigo nunca han hablado”, comenta el hombre.Juan Diego Flórez niega esas versiones. “Estamos en época electoral y muchos avivatos quieren interrumpir el proceso. Nosotros tenemos los archivos de cada una de las negociaciones. Con fotos y documentos que sustentan lo que decimos”.El funcionario agrega que la Administración no podría ofrecer más de lo que proyecta el avalúo porque “estaríamos incurriendo en peculado”.Compradores de sueñosDon Pedro Rincón reniega porque dice que su situación no es clara: “Hace un año la vía se llevaba sólo un metro con 50 centímetros de mi casa; hace seis meses me dijeron que ya eran tres metros y ahora me vienen con el cuento que la tienen que tumbar toda”.Él habita desde hace más de 35 años en el barrio Prados del Sur. Alega que “hay falta de información”. Su vecino, Élmer Valencia, dice que para él todo está claro: “Un doctor vino la semana pasada y en una reunión nos dijo que no estuviéramos asustados. Él nos va a titular los terrenos y entonces, nos pagarán lo que vale la casa”.A Julio Hernando Ortega, de la Carrera 66C con Calle 2Oeste, el mismo ‘doctor’ le recomendó no vender todavía y tampoco pagar las megaobras. “Es que dicen que esa platica se la van a robar, que por acá no van a hacer ninguna vía. Y yo creo que es cierto. Están pavimentando desde hace 30 años y nada que se hace realidad”.La reunión de la que hablan Julio Hernando y Élmer se realizó el pasado sábado en una de las instituciones de la Comuna 18, en ella se recogieron datos de los propietarios y las fotocopias de las cédulas.“El ‘doctor’ dijo que el volvía para decirnos cómo debíamos actuar de ahora en adelante”, comenta Élmer. El País conoció que el ‘doctor’ al que hacen alusión sería uno de los candidatos a la Alcaldía de Cali para el periodo 2012-2016.Julián Lora, gerente técnico del consorcio Vías de Cali S.A.S, que hace las obras en el Sur, señala que muchas de las negociaciones se han venido a pique por cuenta de la mala fe de algunas personas. La politiquería no es la única causante de la demora en la compra de los predios. La inseguridad también ocasiona problemas. Durante la compra de bienes inmuebles para la construcción del Parque Longitudinal de la 72W, en el Distrito de Aguablanca, fueron intimidados algunos funcionarios.Una fuente de la Secretaría de Infraestructura dice que hasta un guarda cívico que hacía el acompañamiento a los negociadores recibió un disparo.En Lourdes y Alto Nápoles la misma comunidad dice que para la Secretaría fue difícil entrar a la zona. La ‘Mazamorrera’, por ejemplo, es una pandilla que, según cuentan, atracó a varios ingenieros.Stella Trujillo, trabajadora social del Concesionario Vías de Cali S.A.S., explica que primero tuvo que hacer un proceso de conocimiento del terreno y ahora uno de los muchachos de la pandilla es el que la acompaña en cada una de las diligencias.Pasos para comprarCuando la Administración Municipal necesita un predio para ejecutar una obra, hay que dar 18 pasos. Quince antes de que se acepte la oferta y tres después, si la respuesta es positiva.Hay que hacer una investigación catastral, levantamiento predial, plano de afectación predial y luego la ficha, estudio de títulos, primera visita de sensibilización al proyecto, presentación del equipo jurídico a los propietarios, avalúo comercial (en este caso), pre negociación, levantamiento de limitaciones jurídicas (bajo qué condición está el predio y cómo se pude acceder a él), resolución de oferta de compra, firma de acuerdo de compra, notificación de la oferta y posterior inscripción ante la Secretaría y aceptación de la oferta.Para pensar el propietario tiene 30 días. Si acepta, en la primera semana se continúa el trámite con la firma de promesa de compra-venta, se paga el 50%. Una vez se desocupe el predio, se paga el resto del dinero acordado.En caso de no aceptar la oferta del Municipio, se inicia el proceso de expropiación, ya que el predio fue declarado de uso público a través de un acuerdo Municipal aprobado por el Concejo. Este procedimiento requiere entre quince días y tres meses.Dificultades: Negociación con poseedores, titulación pendiente, mejoras sin protocolización, patrimonio de familia inembargable, embargos judiciales, limitaciones de dominio.Cifras51 apartamentos fueron negociados para hacer la Plazoleta de la Caleñidad. Faltan dos predios por comprar. 336 predios tienen que ser negociados para la ejecución de las megaobras en el Sur.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad