Mayoría de faroles robados en el oeste de Cali no serán repuestos

Mayoría de faroles robados en el oeste de Cali no serán repuestos

Febrero 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Mayoría de faroles robados en el oeste de Cali no serán repuestos

Los faroles del Oeste de Cali lucen así por culpa de los ladrones. La zona está a oscuras por el robo de las luminarias.

Así lo ordenó Emcali, ante la falta de un plan que garantice la seguridad en la zona. Según Megaproyectos, empresa que presta el servicio de alumbrado público, los robos se han agudizado desde diciembre pasado.

La mayoría de los 60 faroles que fueron hurtados en el sendero de la Avenida Colombia a la orilla del río Cali, en el oeste de la ciudad, no serán repuestos. Así lo anunció Megaproyectos, empresa que presta el servicio de alumbrado público en la capital del Valle del Cauca.Es que, según la entidad, los delincuentes no sólo se llevan las luminarias. El hurto se extiende a otros elementos como las tapas de las cajas de circuitos eléctricos.Además, los delincuentes han ideado formas para vulnerar la seguridad del alumbrado público, ya que cuentan con una herramienta especial para sacar los tornillos que fijan los faroles a los postes.Con este instrumento, presume Megaproyectos, los delincuentes se tardan en promedio unos diez minutos para destruir el farol y extraer el cobre, material que luego es vendido en las chatarrerías.Gladys Valencia Rodríguez, quien trabaja sobre la orilla del río Cali como cuidadora de vehículos, anotó que en esa zona la presencia de la autoridad policial es esporádica y los robos son constantes. “Los faroles se los llevan más que todo en la madrugada, cuando esto está solo. Los delincuentes aprovechan los canales de desagüe que hay en el río Cali para escabullirse”, dijo Gladys Valencia.En ese sector, que comprende desde Granada hasta el Aguacatal, según conoció El País, sólo hay una patrulla de Policía con dos uniformados, lo que a consideración de los moradores, hace de esta zona un blanco fácil para los ladrones.De acuerdo con el ingeniero Germán Padilla, gerente técnico de Megaproyectos, los robos a las farolas del alumbrado público en el oeste de Cali se han agudizado desde el pasado mes de diciembre. Agregó el funcionario que de las 60 luminarias robadas, ya se han repuesto 20. Pero que, por orden de la interventoría de Emcali, organismo encargado de vigilar la inversión estatal en el alumbrado público, no se repondrán las otras 40 que faltan.Fernando Contreras, interventor de Emcali, manifestó que ya se le había enviado cartas a todas las autoridades competentes, entre estas a la Secretaría de Gobierno de Cali, en las que se informa sobre la difícil situación de seguridad que se está presentando en la zona.En esas cartas, explicó Contreras, se argumentó ante las autoridades la inviabilidad de reponer los faroles robados sin que haya primero un plan integral de seguridad que garantice que los delincuentes no se los volverían a robar. “Estamos ante una disyuntiva: tenemos una zona con alumbrado público que no es vigilada y uno como interventor debe preguntarse cómo aprobar la reposición de unos faroles que volverán a ser robados”, dijo Fernando Contreras, quien añadió que reponer en este momento estos bienes públicos afectaría los recursos del Estado.La interventoría de Emcali calcula que los daños en la Avenida Colombia, junto con los perjuicios provocados a los bienes públicos en otros sectores de la ciudad, suman entre 70 y 80 millones de pesos.Y mensualmente, afirmaron, el costo por las reposiciones asciende a $35 millones, lo que impide que haya expansión de la red de alumbrado público en la ciudad.Esta problemática, según registros de Megaproyectos, no sólo está presente en el oeste de Cali. El Paseo Bolívar, el Parque Uribe que está en cercanías de la iglesia La Ermita, el CAM y la vía que conduce al corregimiento del Hormiguero, son otros de los sectores azotados por la destrucción del bien público.De acuerdo con la interventoría, desde el momento de radicadas las denuncias, en la segunda semana de enero hasta hoy, ninguna autoridad competente ha dado solución a esta problemática.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad