Más 'mano dura' con la movilidad

Más 'mano dura' con la movilidad

Abril 18, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Evelyn Rosero Ramírez | subeditora de Elpais.com.co

Además de castigar al infractor con multas por violar las normas de tránsito en las calles de Cali, las autoridades deben ajustar mejor sus estrategias para atender lo prioritario: la movilidad de los caleños, un 'karma' diario.

Los caleños nos cansamos de que la movilidad siga siendo una asignatura pendiente en una ciudad, que no solo carece de vías para transitar sino que tiene 'sacrificar' las pocas que tiene para darle paso a la construcción de un paquete de obras que avanzan a paso lento. Con esta administración, los ciudadanos alcanzamos a ilusionarnos con la posibilidad de ordenar los pendientes en esta materia. Y comenzamos a familiarizarnos con una frase que casi se volvió lema: “Se acabó el recreo en el tránsito de la ciudad. Para transformar a Cali en una ciudad ordenada hace falta mano dura”.Mano dura para castigar al infractor de las normas viales, como hacer cruces prohibidos, conducir en estado de embriaguez, violar las señales de tránsito, parquear en sitios indebidos, entre otros comportamientos reprochables. Desde que empezó este año, la jefatura de la Secretaría de Tránsito de Cali trasladó su oficina a las calles de la ciudad para mostrar más claramente su autoridad y poner en cintura a los ciudadanos necios. La estrategia ha dado resultado, cómo decir que no. Los operativos especiales que se realizan casi a diario, según cifras de la misma Secretaría de Tránsito, dejan hasta el momento más de 34 mil infractores sancionados por diferentes violaciones a las normas de tránsito, de los cuales 9.000 fueron captados por las cámaras de fotomultas que se instalaron en la ciudad para apoyar la labor de los guardas. Asimismo se han inmovilizado más de 11 mil vehículos. Importante, pero no suficiente. Si bien, las cifras muestran efectividad y no hay que bajar la guardia, faltan respuestas a la pregunta: ¿dónde están las estrategias para mejorar la movilidad en la ciudad? Movilizarse por Cali se ha convertido día a día en un verdadero 'karma' para los caleños. Las principales entradas a Cali, vías neurálgicas como la Autopista Sur, las intersecciones de las calles 13 y 16 con Carrera 100, la Avenida de Los Cerros con Carrera 50, entre otras, que además están atravesadas por las megaobras, son un cuello de botella que parece estrecharse cada vez más.En medio del estrés y la desesperación que genera transitar por la ciudad en horas pico todos los días, los ciudadanos reclaman una mejor presencia de los guardas de tránsito para regular el tráfico vehicular y escapar más fácilmente de los trancones que retrasan sus actividades. El llamado es hacer más proactivos y menos reactivos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad