Más de 170 mil usuarios reclaman atención médica de EPS Caprecom

Marzo 11, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El cese en la atención corresponde a la no firma del contrato de prestación de servicios entre el centro médico y las ESE, además del incumplimiento en los giros directos de febrero y marzo del presente año y en los compromisos de pago de cartera.

Aún sin llegar a un acuerdo y por presentar problemas de fatiga y cansancio, los más de 300 usuarios de Caprecom, en su mayoría adultos mayores, levantaron la protesta que por seis horas realizaron frente al Hospital Carlos Holmes Trujillo, en el oriente de Cali. Los pacientes alegan que por el incumplimiento en los pagos, no han sido atendidos por los centros de salud y hospitales de nivel 1.Según los voceros del hospital, el cese en la atención responde a la no firma del contrato de prestación de servicios entre el centro médico y la mencionada EPS, además del incumplimiento en los giros directos de febrero y marzo del presente año y en los compromisos de pago de cartera.En Cali, hay más de 170.000 personas afiliadas a la EPS Caprecom, de ellas un alto porcentaje recibe atención en este centro médico. Sin embargo, en el momento sólo se permite el ingreso a personas que requieran atención médica urgente.Así lo anunció el gerente de la ESE Oriente, Javier Arévalo, quien afirmó que “sólo se atenderán los casos de urgencia vital y madres gestantes. Las citas médicas están suspendidas”.El representante de la liga de usuarios, Héctor Fabio Henao, dijo que son más de $3 mil millones que Caprecom no le ha girado a las Empresas Sociales del Estado ESE y a las Instituciones Prestadoras de Servicios, IPS, lo que ocasiona que los usuarios estén afectados por la atención."Estamos cansados de ir de hospital en hospital pidiendo que nos atiendan, aquí hay adultos mayores, no se justifica que estemos pasando necesidades, por eso nosotros estamos en pie de lucha", dijo Osorio.Por su parte, Alejandro Delgado, director regional de Caprecom del Valle, dijo que el cierre de los servicios los ha realizado las ESE, porque consideran que el valor que la entidad les cancela es inferior al que, según ellos, se les debería pagar."El contrato se pagó el mes de enero, el de febrero por legalidad debe ser firmado por las ESE, hecho que no se ha podido hacer porque éstas están exigiendo que se suba el pago de la atención a los usuarios. Esto va contra la Ley, nosotros tenemos un dinero establecido que lo pone el Gobierno Nacional y no podemos pasar por encima de el", agregó la directiva de Caprecom.Caprecom informó que tiene “toda la disposición de realizar el reconocimiento y pago de las deudas que tiene con las distintas ESE y realizar las contrataciones para el presente año” y que su prioridad “es el bienestar de los afiliados, pero que ellos no pueden girar el dinero mientras ellos no firmen el contrato".Con el hospital Carlos Holmes Trujillo, son 106 las entidades que desde el pasado viernes 8 de marzo suspendieron el servicio a los afiliados de Caprecom, ante la crisis financiera y administrativa que vive la EPS.“Ante la intransigencia al no pago de las cuentas adeudadas, nos obligan a tomar medidas de hecho, sobre todo ahora que la EPS está recibiendo recursos del Estado. No es contra la comunidad”, explicó Javier Arévalo. Según el secretario de Salud de Cali, Diego Calero, la solución será atender las urgencias y las consultas prioritarias de Caprecom, así como de las madres gestantes y no prestar el servicio por citas."Vamos a hacer un reporte diario a la Supersalud, para garantizar la atención prioritaria a los usuarios del servicio. Igualmente, vamos a buscar mediadores para que Caprecom cumpla con sus obligaciones financieras", dijo el Secretario de Salud del municipio.Por su parte, Mariluz Zuluaga, asesora de la oficina para la Atención a los Usuarios en Salud, manifestó su preocupación e hizo un llamado vehemente a las directivas nacionales de esta EPS para que le den una solución inmediata a esta problemática y que no se les vulneren los derechos a los usuarios.De acuerdo con la funcionaria, Caprecom EPS debe garantizar la atención y el tratamiento a sus afiliados, entre los que se contempla a la población carcelaria, independientemente de la situación en la que se encuentre. “Por encima de cualquier circunstancia está la salud y la vida de los pacientes que han visto interrumpido su tratamiento por los problemas administrativos y financieros de la entidad; en este caso, los más vulnerables son los niños, adultos mayores, embarazadas y pacientes con enfermedades de alto costo a quienes no se les puede negar la atención”, anotó la asesora Zuluaga.La oficina del Servicio de Atención a la Comunidad (SAC), de la Secretaría de Salud, ha recibido entre 2012 y 2013 276 peticiones, quejas y reclamos, correspondientes a la prestación de los servicios con Caprecom EPS.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad