Manuel Jesús, el 'Cid’ matador estará en Cañaveralejo

Diciembre 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Alejandro Aguirre Reportero de El País
Manuel Jesús, el 'Cid’ matador estará en Cañaveralejo

Manuel Jesús llega en reemplazo de José María Manzanares, pero no pierde la motivación para mostrar su toreo y buscar el Señor de los Cristales. Torea mañana en Cañaveralejo.

Tras cinco años de ausencia, el diestro Manuel Jesús ‘El Cid’ llega a Cañaveralejo en reemplazo del lesionado José María Manzanares. Después de cosechar triunfos en España, Francia y Venezuela, el sevillano vuelve con su toreo más profundo y puro en tres tardes al lado de toreros de la talla de ‘El Juli’, Cayetano Rivera y Andy Cartagena. “Van a ver un torero serio, al límite de su madurez”, dice. Desde España, habló para El País.¿Se imaginó estar en Cali?Sí, se rumoró al comienzo, pero nunca se concretó algo. Lo importante es que entramos, por lo menos, por la vía de la sustitución, que es lo más importante. ¿Ser sustituto incomoda o compromete aún más las actuaciones?Sin duda es una responsabilidad con una plaza tan importante como es la Cañaveralejo de Cali. No sólo me compromete sino que me alienta por ser una de las ferias más gloriosas de América y estar anunciado en Cali a mí me llena de responsabilidad y de orgullo. ¿Qué sensación hay al torear en América (va a estar en Cali, Manizales y Medellín) luego de pasar por España?Son ferias que marcan mucho porque son los comienzos de temporadas en España. Pero no cambia mucho la sensación porque el toro es muy similar en bravura y tamaño, y eso es grato porque te compromete a trabajar muy bien, al menos ese es mi caso, que disfruto cuando estoy en una plaza. Además, hay que seguir en la buena racha que he tenido este año en España, un momento dulce que vivo. ¿Cuál es la evolución de ‘El Cid’ en términos taurinos?He madurado mucho, pero especialmente como persona. Son los años los que dan la madurez. Cuando estás joven siempre falta algo, pero con el tiempo se madura en la vida, en el oficio que es el toreo, el cual he estudiado muchísimo, por ejemplo, en la embestida de los toros e intentar acoplarme a cada toro. Creo que ser figura del toreo no sólo implica estar bien con la muleta, sino conocer el toro. Ahora mismo ando por una buena temporada, disfrutándola mucho y creo que en Cali seguirá esa llama que me acompaña.De su toreo se habla que es profundo. ¿En qué consiste eso?La profundidad de ‘El Cid’ la ve cada persona que va a los toros. Pero creo que es el sello personal del torero, su estilo, no cambiar mucho, no copiar a ningún compañero; ser tú mismo, que salga de tu cuerpo, seguro que cuando estás en el ruedo sale lo que llaman la profundidad. ‘El Cid’ tiene un toreo marcado. La gente sabe que soy un torero serio, largo y profundo. Pero es cierto que para ser este tipo de toreo se necesita un toro bueno, que responda a la muleta y que uno pueda desarrollar lo que lleva adentro. No hay más secretos: ser tú mismo, creo que eso es suficiente para ser torero. La crítica asegura que tiene una gran técnica y un toreo que sale muy natural. ¿Eso nace o se hace?La naturalidad se tiene en un torero, pero la técnica, el profesionalismo, se van adquiriendo y puliendo con el tiempo. No cabe duda de que esto es un oficio en el que uno mismo va corrigiendo defectos, hay que intentar cambiarlos por virtudes, pero lo más importante es tener la ilusión diaria porque sin eso no se hacen las cosas mejor. Otra cosa que pesa: no estancarse, porque si uno lo hace, la ilusión se pierde cuando debe estar a flor de piel. Ser inquieto en intentar aprender es mi estilo. Ya luego llega la naturalidad, que es abandonar el cuerpo.La espada ha sido un punto crítico en su carrera. ¿Cómo ha mejorado con la espada en los último años?La verdad es que la espada la he mejorado muchísimo —siempre ha sido mi tendón de Aquiles—, pero afortunadamente llevo varias temporadas donde he matado muchos toros no sólo con público, sino a puerta cerrada hasta el punto de tener una regularidad buena con el estoque, sin decir que no pincho como cualquier torero. Los toros tienen hueso y se pinchan alguna vez, aunque seguro que es menos que en otros años. Torea el 27 de diciembre con toros de Juan Bernardo Caicedo para el rejoneador Jorge Enrique Piraquive y los diestros Luis Bolívar y Daniel Luque. ¿Qué opina de este cartel?Es un cartel de mucha ilusión. Con Luis he toreado en muchas ocasiones en España, lo conozco bien y sé que es figura en Colombia. Ni qué decir en España, donde siempre está en los carteles importantes. Con Luque he toreado muchas veces este año y es un torero que está llamado a ser uno de los grandes en muy poco tiempo. Y la ganadería de Juan Bernardo es muy contrastada, de grandiosos triunfos. Luego viene el festival. Con toros de Ernesto Gutiérrez para Andy Cartagena y los diestros ‘El Juli’, Paco Perlaza, Cayetano Rivera y Santiago Naranjo. ¿Qué puede resultar de este festival?Los festivales son por causas benéficas. Si bien no tienen la importancia de una corrida de toros, tienes que compartir cartel con figuras del toreo, toca matar toros y aunque sea anecdótico y la pases bien, ningún torero quiere dejar de ganar la pelea por la rivalidad. Al fin y al cabo es un cartel donde hay que ganar. Termina su presentación el 30 de diciembre. Toros de Las Ventas del Espíritu Santo para Pepe Manrique y ‘El Juli’. Un cartel para ‘rematar’...Es uno de los carteles estrellas de la feria, por lo redondo. Matadores y ganaderías. Las Ventas es una ganadería que viene cosechando triunfos y que ha tenido una regularidad muy buena, y eso es importante para salir a triunfar. Sé que es muy difícil salir a decir que es un triunfo cantado, pero seguro que será una gran tarde.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad