Mala atención y negligencia entre causas de muertes por dengue en Cali

Junio 30, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Luiyith Melo García | Reportero de El País
Mala atención y negligencia entre causas de muertes por dengue en Cali

Inspección. Aunque las secretarías de Salud de Cali y Valle han cumplido en más de un 90 % los protocolos de atención, la Supersalud realizará trabajo de campo para detectar si hay fallas en el control del brote.

Los once muertos por dengue en Cali han despertado la alerta dentro de las autoridades del Municipio, quienes exigen respuestas y controles claro por parte de la Secretaría de Salud. Habría mano dura contra responsables.

“Mi esposa se murió de dengue hemorrágico”, se lamentó Luis Alberto Alzate, un hombre en proceso de pensionarse, padre de dos hijas, que vive en Brisas de los Álamos. “La llevé el jueves (13 de junio) a Torres de Comfandi, nos dijeron que eso no ameritaba urgencia, que nos fuéramos para la casa, que teníamos que ir al otro día por una cita prioritaria. Volvimos el viernes 14, llegamos a las 9:00 a.m. y salimos a las 5:00 p.m.,” cuenta Luis. Y agrega: “le tomaron un examen, pasó donde el médico, le dijo que tenía que pedir una cita, que volviéramos el sábado. El sábado volví con ella, le tomaron plaquetas. Ella estaba sangrando desde el viernes, pero no la internaron, solamente váyase, acetaminofén y suero. Tenía un sangrado vaginal”. “Nos dijeron que volviéramos el lunes, pero el domingo ella se puso mal, mal... Volvimos por urgencias. La pusieron en una camilla con suero, mi esposa vomite y vomite, dolor abdominal y sangrando, y yo diciéndole a la doctora que estaba sangrando. Le pedí y le dije varias veces, doctora mándemela para la Clínica Amiga. -No, que eso allá está colapsado, me dijo la doctora. Al final la mandaron para la clínica de Occidente, pero demoraron en atenderla. Hasta que yo salí el lunes a las 9:00 de la mañana, el internista no la había visto. Ella presentó tres infartos, la trataron de reanimar, la iban a entubar, murió”, narra el atribulado esposo.María Eugenia González Nieto, una trabajadora de Emcali, de 49 años, esposa de Luis Alberto, murió el lunes 17 de junio hacia el mediodía. Todo indica que es la decimosegunda víctima de dengue hemorrágico en Cali en lo que va de este año. El secretario de Salud de Cali, Diego Calero, dice que su caso está en estudio.Luis Fernando Muñoz Amorocho, de 21 años, murió de dengue el pasado 12 de marzo. El secretario Calero indicó que el paciente afiliado a Caprecom consultó en el centro de salud Marroquín Cauquita, fue remitido al hospital Carlos Holmes Trujillo y finalmente al Hospital Universitario del Valle. Se le diagnóstico dengue, pero se le hizo un manejo ambulatorio, no fue hospitalizado, como indican los criterios de manejo hospitalario. Es decir, hubo “un problema de manejo y adherencia al protocolo”, aseguró el funcionario.Pero también hay casos como el de una niña de 7 años cuya familia se demoró tres días en consultar, fueron donde un curandero y finalmente a la clínica Farallones. Pero, según Calero, “no se hizo un diagnóstico inicial claro”. La niña falleció el pasado 20 de marzo.Este año, hasta principios de junio, once pacientes habían muerto en Cali por cuenta del dengue, según cifras de la Secretaría de Salud Municipal. Ya serían 12 víctimas con María Eugenia. Sin embargo, Iván Guerrero, asesor de la Superintendencia de Salud asegura que en Cali son 14 las víctimas fatales. Finalmente, cada muerte es un fracaso de los sistemas de prevención y atención en salud.Lo es porque, como dijo Clara Ocampo, coordinara del grupo de biología y control de vectores del Cideim (Centro Internacional de Investigaciones Médicas), ninguna persona debería morir por dengue. Menos aún cuando la Secretaría de Salud de Cali dice que este año hizo todo lo que ha hecho para combatir los vectores (zancudos) transmisores de la enfermedad.Lo que ha hecho la Secretaría, según Calero, es repasar tres veces toda la ciudad con fumigaciones permanentes, intervenir 20.700 manzanas donde se detectaron viviendas con focos del mosco transmisor del dengue para fumigar y recordar el protocolo de atención a las EPS e instituciones de salud. Ese protocolo dice que cuando un paciente presente los síntomas de dengue debe ser inmediatamente internado y puesto en observación entre 48 y 72 horas. Pero, por lo visto, las instituciones de salud se saltan el protocolo.Fernando Gutiérrez, secretario de Salud del Valle, indicó que de acuerdo al informe de las autoridades de salud de Cali, en al menos tres casos de muerte por dengue las instituciones pusieron barreras para la atención de los pacientes.Por eso anunció sanciones ejemplarizantes desde la próxima semana. Lo mismo harán el Ministerio y la Superintendencia de Salud que empezó a revisar historias clínicas, reportes, procedimientos de empresas y clínicas de salud, porque la epidemia de dengue en Cali preocupa a las autoridades nacionales.De hecho, este año, en solo 23 semanas, hasta principios de junio, iban 9771 casos de dengue con 11 víctimas fatales, según Salud Municipal. Esa es la cifra que queda después de decantar 22 fallecimientos con la sintomatología. En contraste, durante todo el año 2012 solo se registraron 2071 casos de dengue y una sola víctima fatal.Como vamos, Cali va a superar este año el peor pico epidemiológico de dengue en su historia reciente, que se registró en el 2010, cuando se reportaron 11047 casos y 16 muertes por la enfermedad.La pregunta que todos se hacen, incluso el Concejo de Cali, que promovió un debate sobre el tema el pasado jueves, es ¿por qué se disparó de esa manera el dengue en Cali? ¿Faltan recursos o falta gestión de las autoridades sanitarias?Los concejales Norma Hurtado y Fernando Tamayo, citantes del debate a las autoridades de salud, aseguran que, contra todas las explicaciones del secretario Diego Calero, hay un gran vacío de comunicación hacia los ciudadanos en detección del dengue para su prevención y tratamiento. Carlos Pinilla agrega que la fumigación es deficiente porque no se llega a los nichos de las viviendas donde se incuba el zancudo.Calero responde que ha hecho cinco ruedas de prensa este año y repartido 2600 afiches en consultorios médicos informando sobre el dengue. Pero los concejales sostienen que la gente no tiene información, que no hay ninguna cuña radial o de televisión, y que Metrocali y la UTR&T se han quedado esperando las piezas publicitarias de Salud para ubicarlas en estaciones del MÍO por donde pasa medio millón de caleños cada día.Otros concejales sostienen que se demoró la contratación de personal y equipo para hacer las fumigaciones de manera oportuna y que no se declaró la emergencia sanitaria por dengue en la ciudad para afrontar mejor el desafío. Pero Calero insiste en que el personal se contrató oportunamente, el 19 de febrero pasado, y que tiene $2109 millones para enfrentar el dengue en Cali, por lo cual no hay necesidad de declarar la emergencia sanitaria. Lo cierto es que la ciudad está hoy más que nunca amenazada por el dengue. Y el aedes aegypti también ‘picó’ el debate sobre su control.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad