Madres caleñas no alimentan a sus bebés con los nutrientes exigidos

Madres caleñas no alimentan a sus bebés con los nutrientes exigidos

Agosto 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Madres caleñas no alimentan a sus bebés con los nutrientes exigidos

3,4% de los niños que no reciben una alimentación adecuada podrían ver afectado su crecimiento y supervivencia a largo plazo.

Estudio revela que las madres alimentan a sus pequeños con huevo, pescado y carne que tienen un impacto negativo antes de los seis meses de edad.

Las madres caleñas y manizalitas les dan alimentos no indicados a sus bebés antes de los 6 meses de nacidos, un periodo donde los niños sólo deberían recibir la leche materna, porque les proporciona todos los nutrientes que necesitan.Esta fue una de las principales conclusiones que arrojó la investigación que realizó la Fundación para la Educación y el Desarrollo Social, FES, de Cali, en asocio con la Universidad de Caldas.El estudio fue premiado por la Fundación Éxito, que cada año exalta el trabajo de instituciones y personas para mejorar la condición nutricional de los niños menos favorecidos.La investigación de la FES buscaba conocer si los menores de estas regiones eran lactados de forma adecuada y cómo se introducían los alimentos complementarios, indicados sólo hasta después de los 6 meses de vida.La investigadora del proyecto Sandra Girón explicó que dentro del grupo de madres seleccionadas en ambas ciudades se encontró que alrededor del 50% decidió abandonar la lactancia materna a los ocho días.Esta es una cifra mucho menor a la presentada por la Encuesta Nacional de Salud, según la cual el promedio de lactancia materna exclusiva en Colombia es de 1,8 meses.Un dato alarmante de la investigación es que las madres optan por incluir en la dieta de sus hijos aguas de hierbas, caldos de fríjoles o de carne e incluso alimentos como el huevo, el pescado y la carne, que tienen un impacto negativo en los niños cuando se les suministran antes de los 6 meses de edad, explicó Girón.La investigadora agregó que algunas madres experimentan con los niños a la hora de alimentarlos. “La mamá ensaya con huevo y si el niño hace buena cara y no le pasa nada le siguen dando. Ellas están pendientes de las consecuencias inmediatas, pero no hay conciencia de los efectos a mediano y largo plazo que llegan hasta la ocurrencia de enfermedades crónicas como cáncer y diabetes”, afirmó.Una de las diferencias que se encontró entre las madres de ambas regiones es que mientras en Cali el problema se concentra en las jóvenes entre 15 y 19 años, en Manizales es más frecuente entre las mujeres de 20 a 24 años.En lo que sí coinciden los resultados de ambas capitales es en la influencia que ejercen la familia y los medios de comunicación para que las mamás incluyan dentro de la dieta de sus hijos suplementos alimenticios, compotas y otro tipo de productos que el niño no necesita si es lactado de forma adecuada con la leche materna.Dentro del estudio se encontró la influencia de creencias o mitos falsos. Por ejemplo, en Cali se cree que una semana después del parto el padre debe llevar un tarro de leche como garantía de que responderá por el niño. Otra creencia popular es que la leche materna no es suficiente alimento, especialmente para los varones que necesitan más calorías que las niñas.Otras iniciativas premiadasDos alternativas más: el proyecto Hogar de las Misioneras de Cristo Maestro, en Bogotá, y otro impulsado por el Gobierno local de Pasto fueron reconocidas por la Fundación Éxito.Desde el 2002 la hermana Clara Inés Rincón, con su Hogar de las Misioneras de Cristo Maestro, les proporciona alimento y refuerzo académico a 90 niños de lunes a viernes en las jornadas complementarias del colegio.Tras ocho años de trabajo, el hogar ha logrado que el 55% de sus menores tengan una calidad de nutrición óptima, lo que mejoró su rendimiento académico y comportamiento social.Por su parte, el Municipio de Pasto creó la estrategia Nidos Nutrir, destinada a brindar alimentación a los niños menores de 5 años de estratos 1 y 2 y población desplazada, que no tienen acceso a una dieta nutritiva por sus escasos recursos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad