Los últimos buses tradicionales dicen adiós a la calles de Cali

Abril 12, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Cada ruta antigua de los buses del transporte colectivo que sale de las calles tiene entre 4 y 16 alternativas en el MÍO, según el Tránsito.

 

Los buses del transporte colectivo de Cali que circularon por más de medio siglo están llegando a su fin. Los tiempos  legales de una pelea jurídica que dieron las empresas para  seguir operando se agotaron. Lea también: Se acerca salida de cinco empresas de buses tradicionales de calles de Cali

 Inicialmente se cancela la habilitación de 5 de las 10  empresas de transporte que tienen  rutas de buses urbanos operando en la ciudad. Las empresas son  Alameda, Coomoepal, Decepaz, Verde Bretaña y Villanueva, que aún operan ocho rutas. A partir de agosto próximo se cancelará la habilitación a las otras cinco empresas (Montebello, Recreativos, Río Cali, Ermita y Cañaveral), con lo cual desaparecería finalmente el antiguo sistema colectivo de buses.

La cancelación de rutas y de la habilitación de las empresas tiene más de un año de retraso. En su momento,  lo que pasó es que en Tránsito sacaron un acto administrativo de cancelación y no lo firmó el Secretario de Tránsito, sino un abogado, lo cual vició de nulidad dicho acto. “Yo quiero pensar que se equivocó de buena fe”, dijo un funcionario de la Alcaldía, pero eso permitió que las empresas siguieran explotando un tiempo más sus rutas.

Las  cinco empresas que quedan pendientes -explica Carlos Humberto Sánchez, director jurídico de la Alcaldía-, están con los operadores del MÍO, quienes dijeron que  les hicieron firmar un acuerdo para que no fueran a recurrir los actos administrativos de cancelación de su licencia.

Sin embargo, las empresas que se van ahora sí manifestaron que interpondrán los recursos administrativos a que tienen derecho. Así lo hicieron saber Armando Carabalí, gerente de Decepaz, y Alexis Guevara, presidente de Asotranscali, el gremio de propietarios de buses tradicionales. Así, la salida iría hasta agosto.

Ellos sostienen que hay un concepto técnico de funcionarios de Planeación y Tránsito que no recomienda aún la salida de los buses aduciendo que eso estimularía el transporte informal o pirata que se ha disparado en la ciudad. Pero la Alcaldía sostiene que el plazo se acabó y el MÍO tiene rutas a lo largo de los recorridos de los buses que salen, que pueden suplir esas necesidades de transporte.

Curiosamente, en el servicio que  queda  hay rutas que no le cuadran a la Administración, como una  que empieza en Pance y termina en Montebello, por un corredor que no se considera convencional. Y otra curiosidad es la pelea advertida en reuniones de transportadores  con la Administración en las que  algunos empresarios se reclaman entre sí por el daño económico que le hacen al MÍO:  “Cómo así que usted sigue con buses en el colectivo y yo aquí en el MÍO perdiendo plata”, se ha escuchado decir.

El reto para el Municipio es lograr que en agosto, cuando salgan 653 buses que se mueven por el oriente y zonas 

suburbanas de Cali, el sistema de transporte masivo, MÍO, logre cubrir esos vacíos.

En el inventario de Metrocali, cada una de las rutas de buses que salen tiene al menos cuatro rutas del MÍO que pasan por sus recorridos. Algunas como la Coomoepal 2 tiene 13 rutas del MÍO alternativas, la Decepaz 4 tiene 16, la Decepaz 3 y la Bretaña 1 tienen 9 y la Alameda 3 tiene 7 rutas del MÍO alternativas.

 Pero, según los analistas, el éxito de esta sustitución dependerá de la eficiencia con que se pueda desempeñar el transporte masivo, dado que las frecuencias aún son bajas y  los usuarios se quejan de que pierden más tiempo en los  trasbordos de un bus a otro.

  De las diez empresas que salen, solo dos seguirán en el negocio del transporte especial o intermunicipal con su razón social, dos seguirán con camperos y una más cambió al servicio intermunicipal con nueva razón social. Las otras cinco desaparecerán totalmente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad