Los tres males que aquejan a la Loma de la Cruz en Cali

Enero 29, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Los tres males que aquejan a la Loma de la Cruz en Cali

A pesar que en este centro cultural hay un CAI, los jíbaros y consumidores de alucinógenos frecuentan el lugar. Los controles, aseguró de la Policía, se intensificarán durante esta semana.

"A toda hora se pueden ver jíbaros rondando el parque y gente fumando marihuana en las escalinatas", dice un ciudadano. Ante las denuncias de vecinos y comerciantes, Policía se comprometió a iniciar un plan de choque.

Inquietos se encuentran  habitantes y comerciantes de los barrios San Cayetano y Los Libertadores por el  consumo de licor y alucinógenos en el Parque Artesanal Loma de La Cruz, lo que aumenta  su sensación de inseguridad. Lea también: Los parques de Cali invadidos por el consumo de alucinógenos. Dicen que a pesar de que estos males han aquejado el sector desde hace años, de unos meses para acá son cada vez más las personas que frecuentan este espacio para consumir drogas, delinquir y hasta tener sexo, situaciones que han deteriorado la imagen de este sector turístico. Alicia, una de las comerciantes de la Loma, señaló que “a toda hora se pueden ver jíbaros rondando el parque y gente fumando marihuana en las escalinatas o cerca a los locales. En la mañana se ven las papeletas de ‘perico’ en el piso y, aunque es así todos los días, esto ha aumentado los viernes y sábados, que son los días en los que tenemos más clientes”. Germán Toro, vicepresidente de la Asociación de Artesanos de la Loma, indicó que “desde hace cinco años vemos una reducción del 40 % en las ventas porque los clientes se espantan al ver que hay gente teniendo sexo frente a los locales y tomando licor sin control alguno, cuando se sabe que hacer eso en espacios públicos está prohibido. Las riñas también se volvieron comunes”. Luz Marina, otra comerciante del parque, dijo que “la seguridad no es muy buena en las escalinatas de la Calle 5. Allí todos los días se ven atracos y la Policía no da abasto para atenderlos, porque solo tienen cuatro bachilleres que están hasta las 7:00 p.m. Antes teníamos abierto hasta las 9:00 p.m., pero ahora nos toca cerrar una hora antes porque no hay condiciones para trabajar”. Los problemas de la Loma de La Cruz se extienden hacia las calles de los barrios Los Libertadores y San Cayetano, donde los vecinos también expresan molestia por la migración de consumidores de droga, ladrones y habitantes de calle. Para Marta Caballero, residente de Los Libertadores, la llegada de los fines de semana se volvió un suplicio.  “Desde los jueves hasta el domingo se ven muchos menores de edad fumando marihuana y teniendo sexo frente a las casas, en las calles ciegas y las escaleras que tiene el barrio. Si uno les llama la atención, sacan cuchillos y amenazan con romper las ventanas”, aseguró Caballero.  Luis Gómez, residente de San Cayetano, dijo que “este barrio está cada vez más inseguro. El año pasado se robaron tres veces el contador de la casa. Nos tocó poner rejas en las puertas y ventanas porque los habitantes de calle y los borrachos que desalojan de la Loma de La Cruz pasan toda la noche frente a las casas y, a veces, tratan de forzar las cerraduras”. Plan de choque Ante las denuncias hechas por comerciantes y residentes de este sector del centro de Cali, el comandante de la Policía de Cali, general Nelson Ramírez, aseguró que en los próximos días pondrá en  marcha  un plan de choque para mitigar los males que aquejan el sector.   “Estamos coordinando con Secretaría de Gobierno para generar planes de control y conducción de personas que consumen droga y licor en el sitio, para llevarlos a estaciones de Policía y tomar medidas con ellos, con el fin de reivindicar este sector turístico”, dijo Ramírez. El uniformado agregó que se adelantarán labores de inteligencia para identificar “si hay una red de expendedores de alucinógenos en el sector”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad