Los tesoros que viven en la Avenida Colombia

Los tesoros que viven en la Avenida Colombia

Octubre 07, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Cali Norte
Los tesoros que viven en  la Avenida Colombia

En el centro histórico. Rafael Salazar (historiador, a la izquierda), Raúl Ayalde (ingeniero) y Armando Palau (ambientalista).

El proyecto de la Avenida Colombia despertó el amor de los caleños por sus monumentos. Visita del Mincultura definirá hoy si el hundimiento sigue su marcha.

Construcciones de profusas formas y estilos que por siglos han cautivado el corazón de los caleños. Inspiración de arquitectos que al susurrar del río Cali fueron iluminados para dibujar, al lado de la Avenida Colombia, joyas de renombre nacional.Los puentes Ortiz y de la Cervecería, los edificios Coltabaco y Garcés, y el teatro Jorge Isaacs, son algunos monumentos que hoy se hicieron más visibles a propósito del debate suscitado por la posible afectación que sufrirían con el hundimiento de la Avenida Colombia.Es por ello que el Ministerio de Cultura está analizando los estudios que El Municipio le presentó para proteger estos tesoros, y hasta tanto se tengan las observaciones, el proyecto no podrá continuar.Mientras esto ocurre, Cali Norte redescubrió algunas de estas edificaciones en compañía del historiador Rafael Salazar, el ingeniero Raúl Ayalde y el ambientalista Armando Palau.La marcha empezó en la ‘Ermita de Nuestra Señora de la Soledad del Río’, hoy La Ermita, a secas. Nombre con el que se conoció la iglesia de bahareque que le dio paso a la actual y que fue destruida por un terremoto en el año 1925. “Inexplicablemente, la única pieza que se salvó fue el cuadro del Señor de la Caña, que hoy es venerado por los fieles”, comentó Rafael Salazar, antes de dirigir su mirada hacia el Puente Ortiz. Se dice que a la estructura, ubicada en la Calle 12 y construida en 1844 por Fray José Joaquín Ortiz le echaron encima un planchón para aplanarla y luego le pusieron todos los carros posibles. Así pasó la prueba de resistencia el viaducto, que luego de ese peso, lució incólume.Dos o tres arcos quedaron tapados cuando desviaron el río para construir la Avenida Colombia. Por eso creo que no se justifica destruir un patrimonio, para hacer un hundimiento”, sostuvo el historiador.“Claro, el puente tiene varios arcos, éstos llegaban hasta la Carrera 3”, replicó el ingeniero Raúl Ayalde. Al frente, otro exponente del patrimonio arquitectónico: el edificio Coltabaco, obra del arquitecto Alfonso Garrido, en los años 30. Edificado para la Compañía Colombiana de Tabaco, una de su curiosidades es que muchos lo confunden con un templo y se persignan cuando pasan frente a él, en la Calle 12.Un vecino suyo, el edificio Garcés, figura entre los bienes que se desean resguardar de los posibles daños que el hundimiento les pueda ocasionar. “Su color rosado resalta en la denominada Calle de la Ermita (Calle 11). Su valor radica en que fue uno los primeros de la arquitectura moderna en Cali, levantado en 1944.Un poco más allá, bordeando la Avenida Colombia, está el Puente de la Cervecería que, desde la Calle Octava, comunica al Conservatorio con el barrio La Merced. Su arquitectura es moderna y es obra del maestro Luis Alberto Acuña, el mismo que restauró en los años 30 la torre de San Francisco.En la lista figuran, además, el Teatro Jorge Isaacs, el puente España, que comunican el centro con el CAM y el otrora hotel Río Cali, en la Calle 10. Asimismo, todo el patrimonio que se halla en el centro histórico de la ciudad, de acuerdo con funcionarios del Consejo Departamental de Patrimonio Cultural. Sin embargo, al hablar de los ‘vecinos’ de la Avenida Colombia no se debe ignorar esta vía, que se terminó de construir a finales de 1943. Es que para muchos ella en sí misma es un monumento cuyo epitafio dirá: “1943-2010”, si se logran superar este año las recomendaciones que el Ministerio de Cultura tenga para la obra.¿Cómo se afectaría el patrimonio?De no tomarse las medidas necesarias, la obra en la Avenida Colombia puede afectar la estructura de los edificios adyacentes. Así resume los posibles daños el arquitecto Benjamín Barney, integrante del Consejo de Patrimonio: 1. No hay un plan para la eventualidad que se encuentren vestigios del viejo Puente Ortiz o patrimonio prehispánico. 2. Suprimir el tráfico de vehículos por el paseo es condenarlo a la inseguridad, la basura y su invasión por parte de mendigos y vendedores, además de que deben poder circular patrullas de la Policía, ambulancias y bomberos, y por supuesto, garantizar que en caso de que el túnel se inunde el tráfico pueda pasar (lentamente) por encima. 3. El diseño de la Avenida Colombia no sólo no valora los edificios de interés patrimonial, sino que los ignora. 4. Al quitar todo el tráfico sobre la Avenida Colombia la zona se queda sin control, sin animación y se puede volver un muladar, eso afectaría los edificios. El desvío del tráfico por otras vías del centro histórico perjudicaría los bienes. Sobre la viabilidad del proyecto, el profesional dijo que “desde 1998 he sostenido que pasar la mayor parte del tráfico por debajo de la Avenida Colombia es una buena idea. El problema es la improvisación de dicha obra".Hoy, visita clave del ministerio de culturaDos expertos del Ministerio de Cultura se reunirán hoy con el Consejo Departamental de Patrimonio y la Alcaldía para analizar cómo el hundimiento de la Avenida Colombia debe salvaguardar los monumentos. Son ellos , Juan Luis Isaza, subdirector de Patrimonio y Leonor Gómez, coordinadora del grupo de protección de centros históricos. A la fecha el Municipio ha entregado parte del estudio con los planes de protección. “Hemos recibido una documentación parcial”, dijo Luz Adriana Betancourth, secretaria de Cultura del Departamento, quien agregó que “la idea es colaborar para que haya armonía entre la protección de las edificaciones y el progreso de la ciudad. Por eso, más que un sí o un no, es probable que el Mincultura tenga más bien observaciones qué hacer al proyecto”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad