Los semilleros, un espacio para la investigación en las universidades de Cali

Los semilleros, un espacio para la investigación en las universidades de Cali

Marzo 08, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Luisa Jaramillo Guerrero | reportera de El País
Los semilleros, un espacio para la investigación en las universidades de Cali

Los estudiantes del Semillero de Electrónica, Potencia y Máquinas Eléctricas desarrollan investigaciones en los laboratorios de la UAO.

A través de estos espacios los estudiantes adquieren herramientas que les permiten desarrollar sus trabajos de grado, mejorar sus habilidades en investigación y adquirir becas para sus estudios superiores.

La Real Academia Española define el término semillero como “origen y principio de que nacen o se propagan algunas cosas”. Y es que claro, no podría ser otro el nombre para un espacio académico en el que la inquietud por conocer más sobre temas científicos lleva a los jóvenes a desarrollar habilidades para realizar investigaciones y hacer aportes al desarrollo tecnológico y social del país. Los semilleros de investigación hacen parte de la oferta académica de las universidades de Colombia, formalizados por Colciencias, y están presentes en todas las carreras profesionales. Son espacios multidisciplinarios que generan un proceso de motivación, participación y aprendizaje continuo de la práctica y la metodología de la investigación científica. “Son mecanismos que utilizan las instituciones para ir entrenando o formando jóvenes estudiantes de investigación”, afirma Armando Muñoz, docente de investigación de la Universidad Santiago de Cali, quien dirige el semillero Hermenautas, en el que se realizan investigaciones en comunicación social. Él explica que en cada universidad hay una dirección general de investigaciones, de ella se derivan grandes grupos de distintas disciplinas y de estos los diferentes semilleros.Cada uno de ellos es liderado por un profesor que se ha especializado en la metodología y la práctica de la investigación científica y académica, encargado de orientar a los estudiantes a través de las inquietudes y las pesquisas que realizan para resolverlas. Estudiantes de todos los semestres ingresan a estos semilleros de manera gratuita y asisten a los eventos y asesorías organizados por estos, para adquirir las herramientas que necesitan para su formación como investigadores. Por medio de estos trabajos ellos pueden participar en los encuentro organizados por la RedColsi, la organización no gubernamental encargada de fortalecer el proceso de formación de cultura científica y verificar los avances conseguidos por las distintas instituciones. Incluso, algunos afirman que lo que aprenden contribuye al proceso de elaboración de su trabajo de grado. Asimismo, muchos han logrado reconocimientos a nivel nacional por sus trabajos. Aquí, algunos testimonios de los jóvenes investigadores.El papel del investigador en comunicación En la Universidad Santiago de Cali trabaja el Semillero Hermenautas, uno de los más destacados de la institución.Hermenautas, dirigido por el docente Armando Muñoz, labora en cuatro líneas de investigación dentro de la comunicación social: comunicación y violencia, comunicación y educación, comunicación, desarrrollo y organizaciones y análisis de medios. Este semillero ha tenido grandes logros, uno de ellos conseguido por Daniel Mina.Daniel ingresó al semillero “porque el profesor Armando fue mi asesor de trabajo de grado y me invitó a participar de las asesorías”. Él realizó una investigación sobre el papel de los homosexuales en dos producciones de la televisión colombiana y la presentó como su proyecto de grado. Fue elegido en un concurso interno de la universidad para participar en el Encuentro Departamental de Semilleros de Investigación, organizado por la Red Colsi. En este obtuvo un buen puntaje y fue seleccionado para participar en el nacional. Daniel asegura que el semillero no solo le brindó herramientas metodológicas, sino que “también me motivó a continuar investigando, fomentó mi pasión por la investigación y mi interés por temas de los que no conocía mucho”.Innovación en máquinas eléctricas”Diego Fernando es simplemente un hombre brillante”. Así lo afirma Enrique Quispe, director del Grupo de Investigación de Energías (Gien), quien trabajó en el semillero de Electrónica, Potencia y Máquinas Eléctricas. Diego Fernando Valencia es un destacado ingeniero electricista de 25 años que hizo parte de ese semillero. Realizó una investigación que presentó en el Encuentro Nacional de Semilleros y este tuvo un reconocimiento por parte de la RedColsi. Su interés por la investigación en su área lo llevó a escoger el tema para su trabajo de grado: los efectos que tienen las frecuencias en la potencia y eficiencia de un motor de inducción de corriente alterna.En el 2012 lo sustentó frente al jurado y obtuvo la más alta calificación que otorga la universidad a un proyecto de grado. Despuéslo expuso a nivel nacional y esto le brindó la oportunidad de presentarlo en la conferencia Milset Exo-Sciences International.Por su buen desempeño y sus aportes a la ingeniería, la UAO lo llevó ante Colciencias como joven investigador, lo que le dio la oportunidad de una beca para cursar la maestría en ese campus. Se graduó y ahora busca una beca para hacer un doctorado mientras da clases como profesro de hora cátedra en la Facultad de Ingeniería del centro académico.Las matemáticas también se investiganPara Omar Jaramillo, matemático de la Universidad del Valle, participar en un semillero de investigación lo llevó a ser becado para cursar una maestría en la Universidad de Los Andes. Durante su carrera participó activamente del semillero de matemáticas junto con varios de sus compañeros. Él indica que por medio de este espacio adquirió disciplina para desarrollar su trabajo de grado, que tuvo como temática el álgebra, con el cual logró presentarse para obtener una beca total para ingresar a Uniandes. Así como él, varios de los estudiantes que participan en este espacio han conseguido continuar sus estudios en esta importante institución y destacarse como profesionales de alta calidad. Este espacio hace parte de un gran semillero de ciencias básicas, liderado por el docente Luis Recalde, quien afirma que por medio de estos grupos “se logra promover un interés por la investigación de las ciencias”. Por ello este semillero abrió una convocatoria para estudiantes de bachillerato que sientan interés por las matemáticas, química y física, con el fin de brindarles herramientas básicas para su investigación y orientación sobre su futuro profesional.Nuevas formas de energía renovable En la Universidad Autónoma de Occidente trabaja el Grupo de Investigación de Energías y de él se desprende el semillero de Energías Renovables, dirigido por el docente Yury López.Ellos investigan nuevas formas de aprovechamiento y generación de energías como la eolíca (obtenida a partir del viento), solar (en la que se desarrollan proyectos con paneles), hidroeléctrica e iluminación led. Los estudiantes desde los primeros semestres se vinculan a este espacio para desarrollar proyectos y adquirir elementos que les permitan elaborar su trabajo de grado. Uno de los más destacados investigadores es Jair Saavedra, quien ingresó desde primer semestre al semillero. Él empezó su proceso ayudando a los estudiantes de semestres más avanzados que ya tenían proyectos y adquirió herramientas para conocer la metodología de la investigación.Para su trabajo de grado analizó el comportamiento de un sistema que convierte la energía solar en electricidad mientras está conectado a una red que transforma dicho flujo en corriente alterna . Para su investigación contó con el apoyo de su docente líder y de sus compañeros del semillero. Después de presentarlo a nivel nacional, fue elegido para participar en el Milset Exo-Sciences International que se realizará en Bruselas en el mes de julio.Por los derechos humanos María Alejandra Ramírez es abogada de la Universidad Libre. Ella destaca que durante toda su carrera recibió una educación en metodología del derecho por medio del semillero de derechos humanos Jorge Eliécer Gaitán. Este es dirigido por el rector de la institución, Libardo Orejuela, y en él se tratan temáticas relacionadas con los derechos humanos en Colombia y el mundo.Ahí conoció a su compañero Mario Urresta y juntos desarrollaron su trabajo de grado que tuvo como objetivo analizar desde el derecho público y el privado, si en Colombia se privilegia el derecho a la justicia por encima del derecho a la defensa.Ella afirma que este espacio le despertó una pasión por la investigación. “Me aportó herramientas para escribir una investigación, de metodología y a desenvolverme mejor ante un público para exponer mi trabajo”, asegura. Estos jóvenes han tenido la oportunidad de participar en foros y en el Primer Congreso Internacional de la Red de Universidades por la Paz, eventos en los que letrados de otros países exponen sus investigaciones sobre esta temática, lo que les permite tener una constante actualización sobre todo lo relacionado con los derechos humanos. Ambos señalan que el semillero también logró que consiguieran ser más disciplinados, se enfocaran en culminar su investigación y se apasionaran por la metodología.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad