Los padres de familia, cada vez más solicitados en la universidad

Mayo 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Los padres de familia, cada vez más solicitados en la universidad

Fray Álvaro Cepeda van Houten, rector de la U. San Buenaventura, se dirige a los padres de los alumnos de primer semestre.

El ingreso de estudiantes cada día más jóvenes llevó a las universidades a hacer reunión de padres de familia de los primíparos.

Un joven que ingresó al programa de Física en la Universidad del Valle a la edad de 14 años ya no es la excepción. Cada día más alumnos de 14 a 16 años años van a la U. Razón por la que surgió la necesidad de organizar reuniones de padres de familia de primíparos. “Muchos estudiantes ya no vienen con la madurez y la mayoría de edad como antes, todavía están bajo la tutela de los padres y por eso es necesario establecer canales de comunicación con ellos, crear confianza y hasta advertirles ciertos riesgos que pueden enfrentar en la universidad y qué medidas tomar en ese caso”, dice Jaime Ricardo Cantera, decano de la Facultad de Ciencias de Univalle. Al principio acudía poca gente, pero hoy tienen buena respuesta de los padres de familia y a los hijos ya no les da ‘oso’. “Ahora son ellos los que vienen a acompañar a sus papás”, dice Beatriz Helena Giraldo, directora de la Oficina de Gestión Estudiantil de la Javeriana.“Era todo un reto involucrar a los padres al ambiente universitario, la respuesta inicial era de 50 a 80 por semestre, ahora acuden de 400 a 500 a la reunión introductoria”, dice Leonardo Shigematsu, coordinador de la Universidad para la Familia, programa de la Autónoma, UAO.Adriana Banguero, coordinadora de desarrollo humano de la San Buenaventura, opina que estas reuniones son la respuesta a las nuevas generaciones de padres que tienen más injerencia en los procesos educativos de sus hijos. Univalle, con recepción Desde hace seis años, la Universidad del Valle imparte el programa ‘Recepción de bienvenida para estudiantes recién ingresados y sus padres’. Dada la magnitud de la comunidad estudiantil, se hace en tres vertientes: una para la Facultad de Ingenierías, otra para la de Ciencias, ambas en la sede de Meléndez, y una tercera para la de Salud, sede San Fernando. Padres de familia y estudiantes van a una reunión general introductoria donde les presentan la universidad, la Facultad respectiva, los servicios de salud, psicología y demás beneficios de bienestar estudiantil y luego pasan a un diálogo abierto de preguntas e inquietudes. Luego les llevan por un recorrido por el campus universitario y les advierten de los posibles problemas que pueden tener durante el estudio y cómo solucionarlos. Finalmente los padres asisten a una charla en el programa académico al que ingresó su hijo, recorren los laboratorios, centros de cómputo y demás espacios de aprendizaje, y conocen a los directores académicos para establecer contactos. “Por ejemplo, el director de Biología les explica a los padres de familia cómo se organizan las salidas de campo para que tengan la seguridad y la tranquilidad de dónde y qué están haciendo sus hijos”, dice Jaime Ricardo Cantera, decano de la Facultad de Ciencias, que comprende además los programas de Física, Química, Matemática y Tecnología Química. “El objetivo es que los padres estén enterados sobre dónde van a pasar sus hijos esta parte de su vida. Y que afiancen su sentido de pertenencia con la universidad pública y vean el esfuerzo que hace el Gobierno por la educación de sus hijos”.Uno de los logros de la estrategia es reducir la deserción escolar superior, que es alta en el país. “A medida que el estudiante avanza, encuentra obstáculos académicos o económicos. Estamos para ofrecer apoyo y establecer un canal de comunicación con los directores de programa al que el padre de familia puede preguntar cómo va su hijo”, concluye.Usabu, el bienestar La Universidad de San Buenaventura, seccional Cali, Usabu, recibe a los nuevos alumnos con una inducción inicial. Es una necesidad surgida de los cambios de las costumbres de la sociedad, por lo que se considera pertinente orientar sobre cómo abordar esa ruptura que surge entre lo que esperan los padres de familia y lo que exigen los estudiantes.“Los jóvenes a veces piensan que ‘no voy a rendir cuentas ni requiero controles ni los permito’; nosotros, al contrario, les decimos que en la Usabu los padres de familia son bienvenidos para recibir información sobre su desempeño”, dice Cornelio Millán, director de Bienestar Institucional de la Usabu.Un mes después convocan a una reunión con los padres de familia para darles la información general de la universidad, cómo acceder a sus servicios y cómo obtener información sobre sus hijos.“Queríamos tener un punto de acercamiento con los padres porque cada día ingresan estudiantes más jóvenes y les cuesta mucho el proceso de adaptación por su juventud, por las tensiones y las diferencias entre los métodos pedagógicos de bachillerato y los de la universidad”, dice Adriana Banguero, coordinadora del área de desarrollo humano.“Vimos que era necesario propiciar estos encuentros para que los padres apoyaran en la función pedagógica y académica y tuvieran una tranquilidad de saber dónde están sus hijos y a dónde acudir”, agrega.UAO para la Familia Universidad Autónoma para la Familia es un programa que empieza con una reunión introductoria a los padres de familia con el rector, decanos y directores académicos del centro educativo.El objetivo es favorecer a la familia al brindar a los padres y a los estudiantes unos espacios para saber cómo, entre todos, sacan adelante el proyecto educativo, un nuevo profesional. La idea es que los padres se acerquen más a los hijos y esto redunde en un mejor rendimiento académico, en la permanencia y en la motivación por el estudio. “También busca cambiar las directrices del acompañamiento de los padres a los estudiantes, para que no sea de tipo controlador, como cuando estaban en el colegio, sino que esté orientado a desarrollar la autonomía de los hijos”, explica Leonardo Shigematsu, psicólogo coordinador del programa.Se trata de que los padres se acerquen más el ámbito universitario donde sus hijos van a vivir un proceso de adaptación en el que la confianza es básica para ayudarlos. Y como ésta no se genera de un día para otro, en los talleres abiertos se les ofrecen las estrategias para fortalecer las dinámicas psicoafectivas, la comunicación y las relaciones favoreciendo el desempeño personal y académico del estudiante, que se cierran con un taller de nuevas tecnologías.Neojaverianos, punto de contactoLa Universidad Javeriana, seccional Cali, tiene institucionalizado el programa Neojaverianos, en el cual cada facultad hace una reunión con sus nuevos estudiantes. Allí se les presentan los programas, condiciones, el reglamento y actividades académicas, culturales, deportivas y de proyección social que realiza la universidad, las becas y formas de financiación. “El propósito es mostrarles qué es la vida universitaria y el cambio que van a enfrentar”, dice Beatriz Helena Giraldo, directora de la Oficina de Gestión Estudiantil. El programa existe desde 2004 debido a que hoy llegan alumnos casi adolescentes que necesitan un acompañamiento de sus padres distinto al que tuvieron en el colegio en el proceso. “Estamos muy cerca de los padres de familia, aún después, porque cada semestre se exalta al mejor alumno de cada curso en todas las carreras y a la entrega de ese reconocimiento vienen los padres que se sienten orgullosos de sus hijos”, anota Beatriz Helena.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad