Los ojos que vigilan el túnel de la Avenida Colombia las 24 horas

Mayo 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Margarita Rosa Silva | Reportera de El País

28 cámaras vigilan día y noche todo lo que suceda dentro del túnel de la Avenida Colombia.

Mientras que el ojo humano tiene un campo de visión de casi 180 grados, en el túnel de la Avenida Colombia, a la entrada y a la salida, se concentran ‘ojos’ que pueden dar vuelta completa sobre su eje. Es decir, 360 grados. El lente se mueve como por arte de magia: con cada click que da un operador desde el centro de control, la cámara gira un poco, brindando una panorámica perfecta de la megaobra más importante de la ciudad. La imagen se proyecta en una pantalla LED que cuelga en la pared. Sobre esa pantalla reposa otra, en la que se ven 16 cuadritos. En cada uno se ve una parte distinta del túnel que tiene 686 metros de largo. Allí se visualiza si un carro se varó, si hubo un accidente, si se coló un ciclista. José Cuéllar es uno de los operadores que vigila día y noche desde esa sala de control. Él con su ‘mouse’ turna las visuales que brindan las 28 cámaras de la compleja obra. “Hay cinco en las escaleras de salidas de emergencia, otras cinco a lo largo del bulevar, dos más a la entrada y la salida, y las 16 del túnel”, explica. El sistema con el que las manejan es inteligente. Se trata de un programa capaz de generar alertas automáticas al detectar situaciones como peatón en la vía, objeto caído, vehículo lento, sentido contrario (que incluye vehículos en reversa), vehículo detenido, evento de presencia (cuando alguien sube por las escaleras de escape) y humo en el túnel. Desde aquí, además, se programan las alertas que salen en los tableros ubicados en la Carrera 1 (a la altura del Hotel Intercontinental), en la Calle 5 (antes de Comfenalco --que aún no funciona--) y en los paneles luminosos a la entrada del túnel (que indican qué carriles están habilitados y la velocidad permitida). “En los paneles de la Carrera 1 y de la Calle 5 podemos programar mensajes que advierten sobre piso húmedo cuando ha llovido, cierre total o parcial del túnel, vías cerradas a la salida del hundimiento, entre otras”, señala Cuéllar. Allí en esos tableros también se recuerda cuál es el pico y placa del día, la velocidad máxima y que las motos deben circular por el carril derecho. El centro de control del hundimiento está en el centro de la ciudad y desde allí se monitorea la red de Semaforización de todo Cali. En cuatro pantallas LED de gran resolución se divisa el mapa del municipio y todos los cruces semaforizados. Los que están deshabilitados resaltan en rojo. A través de ese sistema se determina qué tiempo debe durar en rojo cada semáforo, para lo cual se mantiene contacto con los agentes de tránsito que pasan su reporte en tiempo real.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad