“Los negros no pedimos migajas, hacemos propuestas”: Óscar Gamboa

Septiembre 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Luiyith Melo García | Reportero de El País
“Los negros no pedimos migajas, hacemos  propuestas”: Óscar Gamboa

Óscar Gamboa, director del Programa Presidencial de Asuntos Afrocolombianos.

Óscar Gamboa, asesor presidencial para asuntos afrocolombianos, habla sobre la Cumbre Mundial de Alcaldes Afro en Cali.

¿Cuál es la importancia de la Cumbre de Alcaldes Afro que se hará esta semana?Primero, el liderazgo. Colombia es la segunda nación en Iberoamérica con mayor población afro y la tercera en el continente americano después de Brasil y Estados Unidos. Colombia reivindica la condición de país diverso como lo dice el Artículo 7 de nuestra Constitución. Segundo, el tema de la cumbre es desarrollo económico. Creo que llegó la hora de que se haga esa pausa histórica y entendamos desde los afrocolombianos hasta los gobiernos centrales que curiosamente el pueblo afro nace, crece, vive y muere en zonas muy ricas en oferta ambiental, pero su condición social es precaria. Eso es una absurda paradoja. Llegó la hora de que los afro también hablemos de desarrollo económico, de comercio y celebro que por primera vez va a haber una macrorrueda de negocios dentro de la cumbre para empresarios afro.¿Qué tanto se ha avanzado en la inclusión de los negros en el país?Desconocer que hemos avanzado sería injusto, pero la verdad es que falta demasiado por avanzar todavía. Tengo que destacar que el alcalde Rodrigo Guerrero ha sido un titán, comprometido con esta cumbre, pese a que las arcas del municipio quedaron golpeadas después de los World Games, pero en inclusión estamos crudos y culturalmente seguimos siendo una sociedad racista. Es decir, que como sociedad aún no nos incluimos como debiéramos. Y a nivel interno hemos tenido dificultades organizativas en nuestros propios procesos afrodescendientes.¿Qué barreras hay que vencer para sobrepasar esas limitaciones culturales?Primero, el racismo estructural es la nave nodriza de toda esas expresiones de exclusión en la empleabilidad, en el tema de las oportunidades, en muchos escenarios. En Cali hagamos un recorrido por los bancos y contemos cuántos afrocolombianos hay siquiera como cajeros. Es una vergüenza que una ciudad como Cali tan diversa y tan afro, en el tema de la empleabilidad veamos tan claro y marcado ese racismo cultural. Eso hay que superarlo con la etnoeducación: educando a los afros y a los niños mestizos, blancos, indígenas para que a través de esa pedagogía entendamos que somos iguales aunque tengamos diferencias fenotípicas. Eso requiere una voluntad política del sector privado y de los gobernantes. A nosotros no nos deben privilegiar como no deben privilegiar a nadie, lo que estamos solicitando es que se nos dé la oportunidad en igualdad de condiciones que al resto de la población, porque ya también fuimos a la universidad a graduarnos, postgraduarnos y doctorarnos y estamos listos para servirle a la sociedad tan bien como cualquier ciudadano.¿Entonces no es una ley de cuotas, sino de méritos?Dentro de las cuotas deben haber méritos. No puede haber cuota para imponer gente mediocre, incapaz y deshonesta. Las cuotas también imponen que la gente de perfiles académicos, éticos y administrativos lleguen a los cargos. Lamentablemente tenemos que arrancar con medidas coercitivas de ley para poder avanzar. Como en el caso de las mujeres, arrancó con ley de cuotas y para nadie es extraño que una mujer sea ministra y tenemos mujeres generalas y eso es excelente, pero tuvimos que empezar con cuotas para poder culturizarnos. Con los negros tenemos que empezar con cuotas porque si no, nunca nos las van a dar.¿Al final de la cumbre qué mensaje espera que quede?El primero, que los negros queremos acoger y que nos acojan. Por eso la cumbre no es la fenotipia negra, sino del pensamiento negro, así el color de la piel no sea tan oscuro como el nuestro. Segundo, que en el tema cultural estamos pidiendo pista y por eso desde dinámicas propias no estamos esperando migajas sino haciendo propuestas, mostrando potenciales ambientales, mineros, turísticos para que vengan, hagamos empresas y crezcamos juntos dentro del fortalecimiento de la democracia. Y para el pueblo afro debe quedar el mensaje de que sí somos capaces de avanzar, de pensar y actuar como empresarios y construir redes nacionales e internacionales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad