Los líos de la Terminal de Transportes de Cali

Diciembre 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Por Alda Mera I Elpais.com.co

La Terminal de Transportes de Cali, que por esta época recibe muchos usuarios, tiene sus mayores dolores de cabeza en sus alrededores: malos vecinos que le causan impacto ambiental, urbanístico y de circulación.

La Terminal de Transportes de Cali, que por esta época recibe muchos usuarios, tiene sus mayores dolores de cabeza en sus alrededores: malos vecinos que le causan impacto ambiental, urbanístico y de circulación.El problema que más afecta al epicentro de buena parte del flujo del transporte urbano e intermunicipal, paradójicamente, es de circulación vehicular.A la invasión de taxis en la Calle 26, se le suma el embotellamiento por ser la Calle 30 la única vía habilitada en el sector para ir de sur a norte. Y año y medio después de estar operando el MÍO, no hay una sola ruta que ingrese al Terminal.James Mosquera Muñoz, gerente de la Central de Transportes, entidad administradora de la Terminal, dice que los cambios viales fueron bien intencionados (la Calle 26 de sur a norte y la Calle 25 de norte a sur) y que el tráfico ha mejorado con medidas como el cierre del puente de la Calle 26 a la Clínica de los Remedios. Sin embargo, para el jefe operativo de la Terminal, Carlos Hernán Reyes, “el cambio de sentido de la vía generó más congestión porque así se venga del sur o del norte, hay una sola entrada y por un solo costado, para acceder a la Terminal”. Y plantea recuperar el tránsito de norte a sur de la Calle 30, ya que el circuito permitiría ganar movilidad.Alexánder López, secretario de Tránsito (e), argumenta que los cierres debajo de la Avenida 2 Norte con calles 25 y 26 mejoraron el flujo vehicular sobre ese sector. “La reestructuración tiene resultados positivos, ahora es más ágil pasar por ese corredor vial; habrá quienes piensen lo contrario, pero nuestro equipo técnico ha hecho conteos y hemos visto que ha agilizado la movilidad”.Para él, la congestión se debe más al hábito de los caleños de ir de su casa al trabajo por los mismos corredores viales. “Las calles 34 y 44 están habilitadas en ese sentido y el flujo vehicular es poco comparado con el de la Calle 26. Descarta el cambio de sentido de la Calle 30. Añade que toda la responsabilidad del tráfico del sector no recae en la Secretaría de Tránsito. “Con la Gerencia concluimos que es necesario que la Central disponga recursos para hacer unas obras al interior de la Terminal, que aminorarían el impacto que causan los taxis en la zona”. “Hemos hecho reuniones con los gremios de taxistas y transportadores y el área operativa, pero ha sido imposible lograr un acuerdo”, dice López. Entre tanto, Tránsito mantiene los operativos de control. “Hemos realizado campañas de socialización sobre el correcto uso de esa calzada”, explica.Comercio ilegalEl gerente de la Central de Transportes admite que los lavaderos de carros y las escombreras le generan mala imagen al principal centro intermodal de Cali y que es un tema de años atrás. “Hubo presencia de la Policía Comunitaria, del Dagma y recogieron 600 toneladas de escombros y residentes del sector les daban desayuno y almuerzo, pero “el programa también se abandonó”, dice pidiendo continuidad.Janeth Alegría, del Dagma, cree que el operativo más reciente fue hace unos dos meses, pero por ser un problema social, le corresponde más a la Secretaría de Gobierno controlarla. Efraín Sierra, subsecretario de esa oficina, dice que desde 2009 adelantan investigaciones a talleres, hoteles, lavaderos y parqueaderos del sector que funcionan en espacio público.“Estamos en proceso de individualización de personas que rompen la red para robar agua y lo más triste, agua potable para lavar carros”, dice y señala que espera los resultados “para aplicar multas, sanciones y cierres temporales o definitivos. Tenemos que proceder con Emcali a la judicialización de estas personas”. Alfredo Burbano, jefe de agua potable de Emcali, dice que el lío no es sólo el robo de agua potable sino la contaminación y desestabilización de la red de acueducto. Desde 1992 se hacen operativos de control en el sector, pero “son infructuosos. Nos vimos obligados a cerrar todas las válvulas (hidrantes) desde la Av. 3 Norte hasta la Cra. 2 y desde la Calle 26 hasta la 34, para evitar que perforaran más tuberías, con un riesgo enorme porque en una emergencia afectaría mucha población”, explica.El funcionario plantea que deben castigar a quienes hacen lavar sus carros allí. “Hay control, pero necesitamos sanciones radicales que demuestren que hay Gobierno. Emcali lo único que puede hacer es sellar los tubos rotos porque no es autoridad policiva”, enfatiza.Tránsito hace su parte, pero admite que es complicado tener un dispositivo las 24 horas allí. “Hemos hecho trabajos conjuntos con la Policía, la Secretaría de Gobierno, Emcali, Dagma, con registro gráfico y estadísticas con buenos resultados”, dijo López.La Terminal es un mercado potencial para los vendedores ambulantes frente a la Calle 25 y la Secretaría de Gobierno hace operativos permanentes, pero los vendedores vuelven hasta más sofisticados.Sierra dijo que adelantan un proceso de investigación a dos parqueaderos que prestan bodegaje a los vendedores ambulantes de las afueras del túnel y en el paso a la clínica Rafael Uribe Uribe.“Al interior de la Terminal está controlado, tenemos 44 cámaras de seguridad a color, 16 en blanco y negro, cuatro domos (giratorias) y dispositivo de seguridad”, dice el Gerente.Sin el MÍO“Metrocali entiende que es importante para el MÍO entrar a la Terminal, pero no tienen vehículos suficientes, tienen otras prioridades y han aplazado la entrada del sistema a la Terminal el 1 de mayo, luego en octubre y ya dijeron que será en marzo del 2011”, dijo el gerente de la Central de Transportes, James Mosquera.Se espera la construcción de la estación de cabecera de Calima, que modificarían rutas de influencia como las de Palmira, que llegarían allí y harían la conexión con las rutas del MÍO. Y de las intermodales del Norte y la del Sur, con las que estaría conectada la Central a través del MÍO y del Tren de Cercanías. “Eso permitiría otro enrutamiento que aliviaría el tránsito de la ciudad y aprovecharía la ubicación estratégica del Terminal”, dijo su jefe operativo Carlos H. Reyes.Bodega para pistaJames Mosquera, gerente de la Central de Transportes, dice que están buscando bodegas cercanas para organizar una zona de taxis donde los taxistas puedan hacer pista, dando más orden y seguridad y menor congestión.Vías destrozadasA una cuadra de la principal vía de acceso a la Terminal, hay vías en este estado, agravadas por el tráfico pesado y por los lavaderos de carros. El subsecretario de Infraestructura y Mantenimiento Vial, Néstor Humberto Martínez, no respondió a El País por esta situación.”Es un delito”“Los lavadores no pueden exigir que los reubiquen porque es un delito romper la red de acueducto y tomar ilegalmente agua potable para lavar carros en vía pública”, dijo Efraín Sierra, subsecretario de Gobierno.MantenimientoAl interior de la Terminal se proyectan la remodelación de taquillas, mejoramiento de iluminación, nuevas rampas eléctricas, mantenimiento de cubierta asfáltica del techo, entre otras obras.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad