Los 'cruces indebidos' de los guardas de Tránsito en Cali

Los 'cruces indebidos' de los guardas de Tránsito en Cali

Mayo 15, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Algunos guardas habrían recibido dinero por servicios ‘particulares’. Realizan rotaciones en casi todos los equipos operativos, para “oxigenar”.

El oficio de guarda de Tránsito ha sido el más señalado durante las últimas semanas en Cali. Investigaciones internas, denuncias por presuntos casos de corrupción y ‘revolcones’  de puestos de trabajo  son las constantes de  la dependencia en los primeros meses de la nueva administración.  

Pese al hermetismo del alcalde Armitage y  el secretario de Tránsito, Nelson Rincón,  ya hay indicios de algunos de los  casos que impulsaron las investigaciones y la  rotación de puestos al interior de la dependencia. 

El País conoció, por fuentes  cercanas a esta secretaría, que por ejemplo, algunos guardas estarían recibiendo dádivas o ‘bonificaciones no permitidas’  por prestar servicios ‘particulares’ de regulación  en la Terminal de Transporte, algunos centros comerciales e instituciones educativas.

Lea también: Lo que pasa en el Tránsito es una sinvergüencería: alcalde Maurice Armitage

“En la Terminal de Transportes había guardas  que eran pagados por particulares para operar el flujo de vehículos a su servicio. Inclusive para dejar entrar algunas rutas de buses del servicio público. Llegó un momento en que los guardas le rendían cuentas a  particulares antes que a la propia Secretaría”, dijo la fuente. 

Esta misma situación se repetía para  regular  la entrada vehicular de algunos centros comerciales   e instituciones educativas. “Algunos mandos de la Secretaría de Tránsito son ‘consentidos’   en la Comuna 22, por eso es una zona tan apetecida. Algunas instituciones ofrecieron becas de estudios para hijos y familiares, inclusive algunos clubes sociales dan a estos  funcionarios  la posibilidad de asistir a sus instalaciones. Esto, a cambio de regular y facilitar el Tránsito frente a estas instituciones”.

En relación con el famoso libro blanco que exonera el pico y placa de algunos vehículos fuentes de la Secretaría  dicen que es una realidad y que se paga $1.000.000  por hacer parte de él. “Hay personas que no cumplen con los requisitos  que pide el decreto para ser eximidos de la medida como tener un carro blindado, ser discapacitado  ”, dijo un exfuncionario. 

Lea también: "En la Secretaría de Tránsito no todos somos Alí Babá": Jefe de Guardas de Cali

Voceros de la  Terminal  de Transporte de Cali indicaron que los señalamientos que se les hacen son solo un rumor  y enfatizaron  que en ningún momento  han ofrecido  dádivas. “Cuando entró el nuevo Secretario de Tránsito  retiraron a todos los guardas del Terminal precisamente por ese tema. Y altos directivos ya se han reunido con el Secretario para aclarar el asunto”, indicó. Estas situaciones aún son objeto de investigación por parte de las autoridades. 

Guardas, a la calle...

El Secretario de Tránsito, coronel Nelson Rincón y el Jefe de Guardas, Nelson Delgado, no dan detalles sobre los resultados de las investigaciones que adelantan. 

Sin embargo, el coordinador de los guardas manifestó que en los próximos días habrá nuevas  rotaciones dentro de  su equipo. “Ahora viene un revolcón para la gente que atiende los accidentes de tránsito... no es que tengan problemas de corrupción, sino que queremos oxigenarlos”.

No obstante, un exempleado de Tránsito manifestó que algunos miembros de este grupo estarían coordinando dádivas con algunas ambulancias para que puedan llegar primero a los accidentes donde hay lesionados. Asimismo, estarían realizando la práctica de retener comparendos y croquis de los accidentes para  no subirlos al sistema, tras negociaciones previas.

Donde también se avecinan cambios es en el grupo de alcoholemia, donde las cabezas de la Secretaría tienen dudas. Se dice que es un grupo muy susceptible de sobornos y por ello  necesitan rotar y capacitar a más gente para que el grupo de personas no sea siempre el mismo en los operativos.  

Según Delgado, en lo que va  del año recibió  tres denuncias por presuntos casos de corrupción de los guardas de toda la Secretaría, “pero no  presentaron evidencias”. 

De otro lado, mostró preocupación por el escaso  número de agente operativos en las calles (240 de los 459 existentes) y manifestó que solicitó a la oficina de Desarrollo Administrativo de la Alcaldía que revise las remisiones médicas de agentes de Tránsito que por afectaciones de salud pidieron hacer labores de oficina.

40 guardas hacen parte del grupo operativo de Tránsito. 20 trabajan en la jornada de la mañana y el resto en tarde-noche. Ellos realizan operativos al transporte informal, público, buses escolares, etc.

Delgado dijo que si por él fuera sacaría a todos los guardas a la calle, “porque cuando a ellos le hicieron un contrato, lo firmaron  para ser guardas de tránsito y la gente se tira a acomodar en oficinas, en matrículas, en la salida de vehículos, etc. Pero de verdad lo que necesitamos es gente operativa. Estamos en escasez. Por eso, cuando nos dicen que no hay guardas, uno se azara porque no sabemos de dónde sacar personal”, dijo, aunque aclaró que se les debe respetar el derecho a las personas que demuestren que su estado de salud no le permita salir a realizar funciones en la  calle.

Delgado calcula  que el 30 % de los agentes de Tránsito que realizan labores de  oficina tienen excusas médicas.

Elkin Rodriguez, vocero de uno los cinco sindicatos de Tránsito, coincide en que se necesitan más agentes  en la ciudad y añade que según un estudio técnico se requieren  al menos 800. 

Turnos: Los guardas de Tránsito laboran en tres  turnos. El de la mañana arranca  a las 5:45 a.m. y culmina a la 1:00 p.m. El segundo turno es de 1:00 p.m.  a 8:00 p.m. El turno  nocturno es de 8:00 p.m.  a 7 a.m. del otro día.

“La verdad es que todos los agentes de Tránsito deben estar capacitados para realizar todas las funciones que le exige su puesto de trabajo. Desde hacer labores en operativos hasta la regulación del tráfico”, dice.

Sostiene que le parece que  los cambios son positivos, ya que se realizan por una dinámica interna de trabajo y no porque los guardas sean corruptos. El líder sindical recuerda que la ciudad tienen un déficit operativo de guardas. “Muchas de las personas que están en la parte administrativa están por incapacidad médica, o por razones de seguridad y los guardas prestan ese apoyo porque no hay el recurso humano que envíe la Alcaldía de Cali para realizar las labores”.

Según Rodríguez, se necesitan operadores de radio, personas que supervicen las cámaras en el túnel de la Avenida Colombia, entre otras acciones que apoyen a  los guardas en terreno. “Se debe hacer una reingeniería  en la Secretaría para establecer cuántos agentes de Tránsito se requieren en la parte administrativa y operativa”, concluye.

Opreación de los guardas en cifras

25 guardas atienden los accidentes de tránsito de toda la ciudad. Lo hacen en dos turnos.40 agentes de Tránsito hacen parte del grupo de regulación (20 en la mañana, 20 en la tarde). Son los encargados de agilizar la movilidad en zonas criticas de la ciudad.459 guardas de Tránsito tiene  Cali, de los cuales 240 hacen labores operativas, es decir, están las calles. 130 laboran en el turno de la mañana  y 110 en la jornada de la tarde.5 sindicatos tiene la Secretaría de  Tránsito de Cali.10 hombres están asignados exclusivamente para la  sede de Tránsito, ubicada en la Comuna 22, en el Sur.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad