Los costosos cementerios de vehículos que tienen 'encartado' al Transito de Cali

Abril 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Diana Carolina Ruiz Girón | Reportera de El País
Los costosos cementerios de vehículos que tienen 'encartado' al Transito de Cali

En uno de los patios del Municipio, ubicado en el barrio San Nicolás, centro de Cali, las motos abandonadas ocupan más del 40% del sitio. Algunas están desde el 2007.

Carros y motos en estado de abandono ocupan los parqueaderos del Municipio. Algunos llevan hasta diez años abandonados por sus sueños, que los condenaron a ser chatarra.

Láminas oxidadas, pinturas desteñidas. Vehículos sin vidrios y sin puertas. Muchos con sus latas retorcidas producto de choques. Motocicletas casi sepultadas entre la maleza, con los sillines rasgados y flores brotando entre las llantas pinchadas. Los 6.365 ‘huéspedes’ que viven en los patios del Municipio están condenados, según sus vigilantes, a convertirse en chatarra. Se trata de los vehículos que fueron abandonados por sus dueños hace uno, dos y hasta diez años atrás, cuando violaron alguna norma de tránsito o fueron participes de un accidente.Ahora estos vehículos ocupan casi el 50% del espacio disponible para albergar a los automotores involucrados en infracciones y accidentes que diariamente, y a raíz del incremento en los operativos de control, son inmovilizados por la Secretaría de Tránsito de Cali.En la ciudad existen tres patios que suman 40.000 metros cuadrados dispuestos para recibir automotores. Es casi el área que ocupa el Estadio Pascual Guerrero. Actualmente hay más de 16.000 metros cuadrados disponibles, el resto (más de 20.000 metros cuadrados, es decir), están ocupados por los vehículos abandonados.De los 6.365 automotores declarados en estado de abandono, el 70% son motocicletas. Desde las más antiguas, de dos cambios, hasta las de alto cilindraje, están allí pudriéndose, como lo afirman sus vigilantes.A estos se suman los que están en el conocido ‘Cementerio’ que tiene la Secretaría de Tránsito a su cargo, ubicado en la Calle 70 con Carrera 5, al norte de Cali.Hay 1.259 automotores declarados en mal estado, con deterioro parcial o total. De ellos, 1.133 son motos (casi el 90%). Los 126 restantes los conforman automóviles, camperos, camionetas, camiones, buses y busetas. A todos estos vehículos el tiempo les está pasando cuenta de cobro no sólo porque los daños en su estructura y funcionamiento son inevitables. También porque, por cada día de hospedaje en los patios la tarifa para sus dueños sigue creciendo y se vuelve más difícil de pagar.De acuerdo con José Nicolás Urdinola, gerente del Centro de Diagnóstico Automotor del Valle, Cdav, entidad encargada del funcionamiento de los patios del Municipio, “en la mayoría de ocasiones resulta más caro sacar el vehículo que volverlo a comprar de nuevo”. Así pasó, al parecer, con el dueño del vehículo con placas LKA 571, inmovilizado el 19 de julio del 2007, siendo este el automotor que más años lleva abandonado en los patios del Municipio. Es un Mercedes Benz color azul y hace 1.738 días se olvidaron de él.Según los registros del Centro de Diagnóstico Automotor del Valle, para que el dueño pueda recuperar este carro deberá pagar $27.859.400 sólo por servicios de parqueadero y grúa. “Si tiene multas pendientes la cifra puede aumentar”, explican funcionarios encargados del programa de patios del Cdav.Lo mismo pasa con el dueño de la motocicleta con más años de hospedaje en los parqueaderos municipales. Es marca Suzuki, de color rojo y con placas WCB68. Fue inmovilizada el 17 de julio del 2007 por estacionar en sitio prohibido. Cumplió 1.739 días de permanencia en los patios y su salida costará $14.500.000, de acuerdo con la base de datos del Cdav. Incluso se reportan tres vehículos inmovilizados en el año 2000.La imposibilidad de pagar la multa que ocasionó la inmovilización o ponerse al día con los impuestos u otras infracciones cometidas anteriormente, trámite necesario para recuperar el vehículo, son, según José Nicolás Urdinola, las causas más frecuentes para dejar los carros a su suerte.Andrés Solís, comerciante, ya lo decidió. Sacar el vehículo que le dejó su difunto tío como herencia del patio de la Calle 33 Con Carrera 7 le costará más de un millón de pesos. “Eso no me lo dan por vender ese carrito. Es modelo 90 y está muy deteriorado. Mejor hacemos el duelo y lo dejamos ahí”, sentenció.Los intocablesTal como dicen los vigilantes de los patios, la condena de estos vehículos es convertirse en chatarra. Y es que el Municipio no puede disponer de estos vehículos por tratarse de propiedad privada.A la luz del Código Nacional de Tránsito, como lo explica el abogado Víctor Hugo Vallejo, cuando un vehículo es inmovilizado por infracciones, participación en un delito (homicidio, hurto, asalto, etc.), un accidente de tránsito o como una medida cautelar en procesos judiciales, no implica traspaso de dominio del propietario al Municipio. En ese sentido, Alberto Hadad, secretario de Tránsito de Cali, explicó que lo ideal sería subastar o chatarrizar estos vehículos. Sin embargo, por ahora el funcionario anunció que se estudiará la posibilidad de realizar cobros coactivos a quienes han dejado sus carros y motos abandonados.“Hemos enviado un oficio al Registro Único Nacional de Tránsito, Runt, para que nos identifique todos estos vehículos que tenemos, para luego ubicar a sus dueños y comenzar en firme el proceso”, explicó Hadad.Deshacerse de estos huérfanos sólo sería posible a través de una ley de la República pero, como explica el abogado Vallejo, “la Constitución protege el derecho a la propiedad privada y será muy difícil que los municipios dispongan de estos carros”.Entonces Diego Ortiz, administrador de los patios, tendrá que seguir fumigando los vehículos para que no se conviertan en nido de plagas. Deberá ponerles bolsas plásticas negras a aquellos carros que perdieron sus ventanas, limpiarlos y mantenerlos en el mejor estado posible, además de podar la maleza para que no se los trague.“Lo mejor que pueden hacer es generar descuentos para que la gente saque estos carros porque sino el problema va a empeorar”, afirma Ortiz.Porque los abandonos seguirán, tal como lo tiene planeado ese mensajero al que, por andar en contravía le quitaron la moto. “Mejor me compro otra y listo”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad