Los cinco retos que tiene el nuevo gerente de Emcali

Los cinco retos que tiene el nuevo gerente de Emcali

Mayo 25, 2017 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País 
Emcali

Gustavo Jaramillo (izquierda) se posesionó ayer como gerente de Emcali. También ejerció como secretario de Infraestructura y presidente de Metrocali.

Especial para El País

En medio de la posesión de Gustavo Jaramillo, como nuevo gerente de Emcali, el alcalde Maurice Armitage dio línea sobre los retos que debe asumir la compañía en la segunda etapa de su mandato.

En otras palabras, los desafíos que debe asumir el gerente entrante ante la dimisión, hace dos semanas, de Cristina Arango.

Renegociar los contratos con los trabajadores sindicalizados (por las altas prebendas laborales), combatir la corrupción y trabajar alineado con la Alcaldía, fue, en resumen las indicaciones del Alcalde a Jaramillo.
“Gustavo, usted tiene que dar ejemplo de honestidad y rectitud en el cargo, es una directriz que tiene que tener clarísima”, le dijo Armitage a Jaramillo.

Y no es para menos, quizá después del cargo como Alcalde, el segundo más importante en la Administración Municipal es el de gerente de la Empresas Municipales de Cali. Una compañía que en términos de presupuesto maneja $2.5 billones al año. Una cifra similar al presupuesto de la ciudad, pero sin recursos de destinación específica.

Sectores de la ciudad como sindicatos, vocales de control y concejales también tienen su opinión de los retos que debe asumir la compañía en la era Jaramillo: mejorar el servicio, modernizar las redes (energía y acueducto) y definir el futuro del componente de telecomunicaciones son algunos de ellos.

El cargo que asume Jaramillo no es fácil y clara prueba de ellos es que en los últimos nueve años han pasado por Emcali ocho gerentes, muchos de ellos han salido en medio de escándalos y de presiones políticas y sindicales.

“La metas que me han puesto el Alcalde y la Junta Directiva de Emcali han sido muy claras. Han pedido fortalecer las unidades de negocio, pensar la empresa a mediano y largo plazo, pensar en nuevas fuentes de abastecimiento de agua y energía. Emcali tiene que tener una mayor participación del mercado (...) y trabajar sobre todo por la estabilidad financiera de la compañía”, expresó durante el acto de su posesión Gustavo Jaramillo.

Definir el futuro de Telecomunicaciones

Con el estudio de la banca de inversión MBA lazard, sobre las alternativas de telecomunicaciones, ahora le queda de tarea al nuevo gerente y a la Junta directiva de Emcali definir cuál será el camino de este componente, que representa un riesgo ya que genera pérdidas para la compañía.

“Tenemos que ponernos la mano en el cerebro. El informe de Lazard lo que muestra es que el componente de Telecomunicaciones de Emcali puede arrastrar a la quiebra al resto de la empresa. En este momento es un lastre. Yo creo que la propuesta que se tiene que hacer, y asumiendo el costo político, es la escisión (separación) del negocio de los otros dos componentes (energía y acueducto)”, dijo Fernando Tamayo, concejal de Cali.

Agregó que en este momento, el informe de Lazard dice que difícilmente alguna empresa quiera asociarse con Telco o adquirir la compañía. “Pero uno de los sindicatos de Emcali , ingenuamente, sostiene que Telco es recuperable”.

Ante esta situación Gustavo Jaramillo, gerente de Emcali, manifestó que esta decisión la tomará la Junta Directiva de la compañía.

Renegociar convenciones con sindicatos

“Cristina Arango recibió Emcali totalmente sindicalizada. Es la única empresa del planeta en la que del gerente para abajo está totalmente sindicalizada. Yo no estoy en contra de los sindicatos, pero cuando cooptan la empresa es difícil de manejar”, fueron las primeras palabra de Armitage en el acto de posesión de Gustavo Jaramillo.

Y es que tras varias convenciones colectivas firmadas por pasadas gerencias de Emcali, los beneficios extralegales de los trabajadores generan un factor de incremento salarial promedio de 2,16 por empleado, es decir, el salario más bajo recibe un pago básico de $1.960.000 cada mes y con los beneficios extralegales su salario promedio queda en $4.233.600. Se estima que el 30 % de los ingresos de la compañía son para pago de nómina, por esta razón se busca renegociar las convenciones sindicales.

“Para tomar este tipo de decisiones hay que hacer un plebiscito con la comunidad (...) pero no basta con renegociar las convenciones también hay que acabar con la corrupción en la contratación”, dijo Angel Tovar, directivo de Sintraemcali.

Mejorar atención y realizar las obras

Reponer las redes de acueducto y alcantarillado, garantizar el agua potable, dar atención oportuna en las quejas de los daños y comenzar a buscar fuentes de generación de energía son algunas de las peticiones que hacen los vocales de control de servicios públicos a Gustavo Jaramillo, nuevo gerente de Emcali.

“Primero hay que reponer la red matriz de acueducto y alcantarillado de la ciudad porque datan de muchos años y se dañan con frecuencia, afectando el servicio, además del daño en las vías”, sostiene Óscar Zúñiga, vocal de control de servicios públicos.

Asimismo, dijo que un punto crítico en la atención al cliente de Emcali es la oportuna asistencia a los reclamos porque “la gente está poniendo la queja en los daños y se están demorando tres y cuatro meses para repararlo. Entonces la gente se aburre”, precisó Zúñiga.

Uno de los temas que dejó adelantado la saliente gerente de Emcali, Cristina Arango, es el futuro suministro de agua para la ciudad para evitar los frecuentes cortes del servicio a causa de los casos de contaminación del río Cauca. Los estudios avanzados estarán para el próximo año por lo que las obras deberían ser asignadas en esta Administración.

Ante estas inquietudes, Gustavo Jaramillo, quien tiene como fortaleza su experiencia en infraestructura, señaló que será una de sus prioridades.

“Empieza a ser un reto el incrementar las fuentes de abastecimiento de energía y trabajar en lo referente al agua, renovando las redes de acueducto y alcantarillado, articulando este tema con otros organismos de la municipalidad como la Secretaría de Infraestructura y Metrocali, a fin de mejorar la movilidad”, dijo el nuevo gerente de Emcali, enfatizando que será una de sus prioridades.

Combatir la corrupción

El gran lastre de Emcali,en los últimos 20 años han sido los continuos casos de corrupción en todos sus niveles.

Según el contralor de Cali, Ricardo Rivera, en Emcali se tienen que controlar todas las dependencias.

“Por ejemplo, actualmente estamos investigando denuncias sobre recursos de Emcali con los que se estarían arreglando los daños de las otras empresas telefónicas, no podemos avanzar mucho en el tema porque lo estamos investigando. Asimismo, no se está cobrando la instalación de cables en los postes de Emcali. Es decir, corrupción hay a todos los niveles”, manifestó Rivera.

Añadió que hay distintas modalidades de corrupción en distintos niveles de empleados en la Empresa de Servicios Públicos de Cali.
“También hay corrupción entendido como la falta de una planeación estratégica, la ausencia de capacidad de gestión. En eso tiene mucho que afinar la empresa”, precisó.

Para Rivera también hace falta compromiso de los funcionarios. “Por ejemplo, tienen que instalar una línea y se demoran no 24 horas sino diez días y el cliente se va. Aunque se ha mejorado”, reconoció.

Alinear acciones entre Emcali y la Alcaldía de Cali

Los trece años de intervención de Emcali, por parte del Gobierno Nacional, trajo consigo el distanciamiento entre la Alcaldía y Emcali.

Esto ha provocado que las empresas públicas vayan por un lado y la Alcaldía por otro. Por ejemplo, arreglar una vía es todo un lío porque se necesitaba reponer las redes y allí es donde faltaba articulación con la Secretaría de Infraestructura. Igual situación se presenta con las obras de Metrocali.

“Espero que con el conocimiento que tiene Gustavo en obras públicas como en Metrocali, de ahora en adelante, Emcali y el Municipio sean una sola empresa. No podemos seguir pensando que las Empresas Municipales van por un lado y la Administración por otro”, dijo Armitage
Y advirtió que le preocupa cuando hace la visita a las comunas y hay obras que no se pueden hacer porque falta el alcantarillado.

“Esto (se da) porque no es bueno el entendimiento entre una institución y otra. Aquí llegaron momentos, en el pasado, donde Emcali demandaba al Municipio y vicerversa. Hoy tenemos que trabajar juntos”, concluyó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad