Los cinco líos que enredan el negocio de los taxis en Cali

Los cinco líos que enredan el negocio de los taxis en Cali

Marzo 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Diana Ruiz - Reportero de El País
Los cinco líos que enredan el negocio de los taxis en Cali

La protesta adelantada por los taxista en Cali durante el fin de semana creo una gran congestión vehicular.

Se agudiza tensión entre taxistas, ‘piratas’ y mototaxis. La Secretaría de Tránsito de Cali busca medidas y acciones para frenar la informalidad y la competencia ilegal en la ciudad.

El caos vehicular en el que quedaron inmersos el centro, oeste y sur de Cali el pasado martes tuvo nombre propio. Fue un numeroso grupo de taxistas el que decidió bloquear las vías para protesta por la proliferación del transporte ilegal.Aunque el Alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, fue enfático en afirmar que los operativos de tránsito demuestran la lucha frontal contra mototaxistas y piratas, para el gremio estas acciones no son suficientes, más aún cuando hay una propuesta de formalización de los ilegales sobre la mesa. La protesta, que terminó en desmanes y con manifestantes capturados, es tan sólo una demostración de los líos que rondan la operación del gremio taxista caleño. El País hace un recorrido por sus mayores dolores de cabeza. Competencia en dos y tres ruedas La competencia entre taxistas y ‘motorratones’ se libra en las calles de Cali y todo gira entorno a la diferencia tarifaria. Las estadísticas de la Asociación de Taxistas de Cali revelan que la cifra de motocicletas prestando servicio ilegal aumentó de 200 a 600 vehículos de este tipo en los últimos dos años. Y es que mientras una carrera mínima de taxi cuesta ahora $4.000, los ilegales ofrecen recorridos cortos y largos con precios entre los $1.000 y $4.000. “Esto es lo que más golpea nuestro bolsillo”, asegura Jhonny Rangel, vocero del gremio taxista. Una tarifa similar manejan los denominados ‘bicitaxis’, que no son más que adaptaciones de bicicletas como triciclos (lo que también se hace con algunas motos). El País pudo establecer que su sitio de operación principal es el barrio La Primavera, en el Oriente. Sus clientes principales son los visitantes de un reconocido supermercado del sector. “Tenemos que cobrar más barato porque sino los taxis nos ganan”, dijo un conductor de ‘bicitaxi’, asegurando que todos los días se gana un promedio de $20.000. “Los carros nos los alquilan a $10.000 y para manejarlo sólo se necesita estado físico y equilibrio, nada de permiso”, confesó.La Secretaría de Tránsito asegura que la lucha frontal emprendida contra este tipo de transporte arroja hasta el momento más de 200 inmovilizaciones de motocicletas en sectores como Normandía, Menga y Meléndez. “No permitiremos nada ilegal en esta ciudad”, manifestó Alberto Hadad, secretario de Tránsito, quien aseguró que ya hay acercamientos con los mototaxistas de Meléndez para que abandonen esta práctica y se asocien en una cooperativa. El talón de Aquiles de la inseguridad Carnetizar a los taxistas de Cali es la estrategia que adelantará la Secretaría de Tránsito este año con el fin de cerrarles la entrada a delincuentes que se esconden en el gremio para cometer hurtos, ‘paseos millonarios’, asesinatos y demás. La Policía ha detectado que una de las formas de infiltración por parte de inescrupulosos es la interceptación de radiofrecuencias de las empresas legales. Así lo aseguró el capitán David Diaz, jefe de Telemática y Red de Apoyo de la Policía Metropolitana de Cali, al indicar que se están cumpliendo reuniones con las empresas agremiadas con el fin de proteger las señales y buscar la certificación de los taxistas. El oficial explicó que este año se han presentado cuatro casos en los que se han visto involucrados conductores de taxis en hechos delictivos. Sin embargo, destaca la participación activa de los once mil taxistas legalmente constituidos que pertenecen a la Red de Apoyo. El capitán David Diaz reveló, además, que ya está en marcha el proyecto para instalar sistemas de posicionamiento y botones de alerta para los vehículos tipo taxi. “Lo que necesitamos es realizar el censo y la carnetización”, explicó Diaz. En menos de un año estaría listo el proceso. ¿Las aventuras del ‘pirata’?Son más de 300 vehículos los que este año se han inmovilizado por ejercer la piratería en vehículos tipo taxi o particular. En 2011 fueron 985 los carros que por ejercer esta práctica terminaron en los patios del Municipio. Sin embargo los piratas logran ganar terreno, como dicen algunos, armados de equipos de comunicación e infundiendo el miedo. “Jamás puedo coger una carrera en la Ciudad de Cali porque ellos se la tomaron. Hasta a bala hacen respetar su territorio”, manifestó un taxista que prefirió omitir su identidad. Dice Jairo Marulanda, propietario de dos vehículos tipo taxi que los piratas “andan en carros viejos y no pagan cupo ni tarjeta de operación”. Es que mientras que para un legal el mantenimiento del vehículo puede costarle anualmente un promedio de $4 millones, “al ilegal no le cuesta más de $500.000 poner a rodar un carro viejo con papeles falsos”, aseguró Marulanda. Para reducir la piratería, y de paso la sobre oferta, se estudia la posibilidad de agremiarlos en cooperativas prestadoras de servicio intermunicipal “no urbano”, dijo Alberto Hadad, secretario de Tránsito. Sin embargo esta propuesta, detonante de la protesta del pasado martes, es según Jhonny Rangel perjudicial para el gremio. “Si quieren formalizar primero deben exigirles que paren sus actividades”, explicó. Polémica por la situación laboral Entre $20.000 y $50.000 diarios puede ganarse un taxista no propietario de vehículo, que trabaja entre 12 y 16 horas. Para José Sánchez, conductor, se trata de un sueldo bajo si se tiene en cuenta que las entregas por el manejo del taxi oscilan entre $50.000 y $70.000. De acuerdo con transportadores ilegales consultados, las ganancias diarias pueden ser de hasta $200.000. Por eso es que, según el experto en movilidad, Carlos González, la ‘guerra del centavo’ entre legales e ilegales se ha venido estimulando. “La última protesta de los taxistas en Cali así lo demostró”, dijo González. Sobre la mesa también está el tema de la afiliación a la seguridad social para taxistas, lo que aún causa rechazo entre algunos propietarios. “Si pagamos eso, inmediatamente nos volvemos ‘patrones’ e implicaría pagarles liquidación, cesantías y demás”, dice Jairo Marulanda, propietario de taxis. Sin embargo en empresas legalmente constituidas ya se fomenta la cobertura en el tema de prestaciones debido a los peligros que enfrenta el conductor, entre ellos accidentes y robos. “El 80% de nuestros afiliados ya cuenta con EPS y ARP. Es un requisito obligatorio para los propietarios. Con esto tratamos de combatir la ilegalidad”, dijo Humberto Rodríguez, vicepresidente de Taxis Libres. En Cali sobran taxis Cerca de 25.000 taxis circulan en Cali, según los cálculos de la Secretaría de Tránsito. De ellos más de cuatro mil son ilegales. Las largas filas que forman las denominadas pistas en zonas como la Avenida Sexta, la Calle Novena y la Terminal de Transportes dan cuenta del problema de la sobreoferta de este tipo de transporte público. “Sale más rentable quedarse en una pista porque ahorra gasolina y hay carrera fija. Conseguir cliente dando vueltas a la ciudad es muy complicado por tanto ilegal en la calle”, explicó el taxista Ramiro López. Las autoridades ya están tras la pista de varios taxis que, pese a que en 2008 se convirtieron en particulares, fueron nuevamente pintados y señalizados para operar de manera ilegal. El alcalde Rodrigo Guerrero reiteró que el ingreso de nuevos cupos de taxis estará congelado durante su gobierno. Alberto Hadad, secretario de Tránsito, le adelantó a El País que desde ahora será obligatorio chatarrizar los taxis que salgan de operación. Añadió que habrá reestructuración interna de su dependencia y de las interacciones con el Centro de Diagnóstico Automotor. “Se habla de una secretaría paralela y de manipulación externa”, refiriéndose a la sobreoferta de taxis.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad