“Los caleños son los únicos dueños de la Personería”: Andrés Santamaría

Febrero 16, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Los caleños son los únicos dueños de la Personería”: Andrés Santamaría

Andrés Santamaría, nuevo personero de Cali.

Andrés Santamaría, quien se posesionará como Personero de Cali el 1 de marzo, admite que llega a una entidad cuestionada, pero se compromete a devolverle la credibilidad, trabajando con independencia y transparencia.

Tradicionalmente puestos como el de Personero y Contralor se han negociado políticamente con los concejales, que son quienes eligen a esos funcionarios, ¿Con qué compromiso llega a la Personería? Mi elección fue atípica. Yo no tuve contacto con los concejales. A mí me piden que sea yo el candidato el día miércoles, la elección fue el viernes. El miércoles yo no quería, yo me decido a inscribirme el jueves a las 4:40 p.m., pero ni me reuní, ni dialogué, ni tuve ningún contacto con los concejales. ¿Y quién lo convenció? Yo mismo me convencí. No sé si fue un acierto o fue un error. Lo único que tengo claro es un deseo personal de servir a la ciudad. En mi plan de vida no estaba ser personero. Pensaba irme a estudiar en el exterior, pero evidentemente sí tengo un propósito personal de prestar un ejercicio público.Yo hago parte de la generación desplazada del Valle, de una generación que se preparó académicamente en Bogotá y Cali nunca le dio oportunidades. En lo público aquí no había espacio para una persona como yo. Incluso llego de casualidad a ser Defensor. Dentro de mis planes nunca estaba Cali, porque Cali se convirtió en un feudo de unos pocos, donde la preparación no se valoraba. Usted está en los ojos de la clase política porque la entidad que va a asumir tiene unos 120 puestos de libre nombramiento. ¿Con qué criterio los va a manejar? ¿Va a mantener las cuotas de los concejales? Desconozco el tema de cuotas. Si ustedes han visto en Internet, yo ya estoy diciéndole públicamente a la ciudad y al público en general, qué quiero hacer. Y han visto circular una lupa porque estoy haciendo un compromiso público previo, fundamentado en tres principios: autonomía, eficiencia y honestidad. Tengo que ser autónomo a los criterios que no vayan contra el interés de la ciudad; eficiente en que los funcionarios que van a acompañarme, tengan una experiencia laboral y profesional importante para la ciudad, y honestidad, evidentemente tienen que ser personas alejadas del tema subjetivo de cualquier grupo o persona de la política de la ciudad o del Departamento.Pero no es un ‘handicap’ para el trabajo del Personero y para la institución que haya un 80% de cargos de libre nombramiento y remoción? Considero que debe haber una mayor participación y estabilidad en la carrera administrativa, que es importante en la mejora institucional. Creo que ninguna entidad del Estado colombiano debe tener una proporcionalidad tan alta en nombramiento frente a la carrera administrativa. La memoria institucional es importante. Los cambios son una importante oxigenación, pero unos cambios de más de un 80% de una planta no favorecen la institucionalidad. ¿Cómo escogerá a sus colaboradores? No voy a llegar a barrer y a sacar todo el mundo. Tengo que a evaluar con qué me encuentro, cuál es la planta de funcionarios y a medida en que va haciendo la evaluación se tomarán decisiones, pero tiene que haber unos criterios y perfiles académicos y experiencia. Yo no voy a llegar a barrer una entidad de la que no tengo el más mínimo conocimiento de cómo son sus funcionarios.¿Cómo piensa romper esa histórica transacción que se ha dado en la Personería donde muchos personeros, han hecho del poder de esa entidad un mecanismo de presión hacia los gobernantes y secretarios de despacho? Ya la estoy rompiendo y tengo claro que debo mandar ese mensaje. Voy a romper esos paradigmas porque mi elección fue atípica, porque me estoy comprometiendo públicamente antes, incluso, de llegar a la Personería.Si hay que abrir un proceso disciplinario a algún funcionario, se abrirá, independientemente de las percepciones individuales o subjetivas que pueda tener el Gobierno local. Ese ha sido mi compromiso y así asumo la Personería. Ahora, puedo dar la garantía de mi nombre. En este momento me estoy jugando mi futuro.¿Teniendo en cuenta que usted fue elegido por el Concejo y que los puestos en la Personería tienen “dueños”, ha recibido algún tipo de presión?No. Y tengo una posición muy clara, los dueños de la Personería son los caleños y las caleñas, porque los impuestos de donde se cancela la nómina los pagan los caleños y las caleñas.El concepto que tiene la gente del común es que la Personería no sirve para nada, que no tiene 'dientes' y que no sanciona a nadie. Y la muestra es que en el período pasado prácticamente no hubo sanciones La Personería es esencial en la democracia. El personero es el contrapeso del Alcalde, por eso tiene el mismo salario, tiene las mismas condiciones administrativas. Depende de mi capacidad de liderazgo que la entidad tenga reconocimiento, elevarla y que tenga credibilidad en los caleños. En Cali han ocurrido durante los últimos años casos muy graves de corrupción y la Personería ha sido una entidad totalmente invisible. ¿Cómo va a hacer para devolverle la credibilidad a la entidad?No quiero poner el retrovisor. Nosotros queremos tener un liderazgo importante en la vigilancia de la conducta oficial. La única garantía que puedo dar antes de mi posesión es la vocación y el compromiso personal como Personero, pero evidentemente una de las fuerzas importantes de la democracia en Cali es la vigilancia administrativa y para que haya vigilancia administrativa tiene que haber varios elementos: prevención y sanción, y tienen que producirse resultados en procesos antiguos y actuales. La Personería no puede ser pasiva, porque su función y su naturaleza propia es de vigilancia de la conducta oficial, fuera de la defensa de los Derechos Humanos y los caleños y las caleñas esperan eso. ¿No teme que, con esa pretensión de independencia con la que llega al cargo sabiendo que la Personería es una entidad absolutamente politizada, le vayan a boicotear su gestión?No, tengo fe en mi capacidad de liderazgo y tengo fe en que puede ser una institución al servicio de los caleños y las caleñas. En lo público uno no puede tener miedo, uno tiene que tener la convicción para vencer esos miedos. Lo público es complejo, pero uno no puede estar con miedos, si no entonces no tiene sentido afrontar escenarios públicos. No quiero pensar ni en preocupaciones ni en miedos, quiero pensar en lo quiero dar y lo que quiero hacer.Usted recibe una entidad cuestionada. ¿Qué tipo de entidad quiere dejar cuando concluya su período?Una entidad que sea autónoma, eficiente, honesta y que sea la primera a nivel nacional. Nosotros estamos llegando con unos cambios y unos mensajes claros a los ciudadanos. Uno no manda mensajes públicos hablando de autonomía y honestidad si no los va a cumplir y no se pasa todos los días en las redes sociales y en la prensa, durante dos meses hablando de eso. Tendría que ser un suicida político para no cumplir. Aquí tienen que transformarse muchas cosas. Yo creo que se puede hacer un ejercicio interesante.¿Entonces la gestión que realice en la Personería, va a ser el punto de partida para una futura aspiración para la Alcaldía de Cali?No, lo único que visualizo ahora es ser un buen personero y lograr convertir la Personería de Cali en la mejor del país. No voy a pensar el futuro cuando hay una inmediatez tan importante.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad