Los caleños estrenan hoy el MÍO Cable, vea el primer viaje

Septiembre 17, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Después de cinco años de espera, los caleños ‘volarán’ por la Comuna 20. En total, el Municipio invirtió $ 96.143 millones en el cable, que será operado por la firma Cable Aéreo de Manizales.

[[nid:464254;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/09/mio-cable-734.jpg;full;{Una periodista de El País realizó un primer recorrido por el MÍO Cable antes de su inauguración este jueves. El paisaje de la ciudad es una de las experiencias más bonitas de este nuevo medio de transporte en Cali. Vea el recorrido.Video: Zulma Lucía Cuervo El País}]]

Tuvieron que pasar ocho años para que doña Nelly, una mujer que ha vivido 34 de sus 65 años en la misma casa de Brisas de Mayo, volviera a preparar salpicón.

Pero ella tiene una razón de peso para volver a la cocina: a las 9:30 de la mañana las sesenta cabinas del MÍO Cable dejarán de pasar vacías por encima de su casa  y empezarán a transportar  vecinos y turistas de la Comuna 20. Después de cinco años de espera, hoy se inaugura el MÍO Cable.

La obra inició su  construcción en  el 2010 y  terminó hace pocas semanas. En total, el Municipio invirtió $96.143 millones en el cable, que será operado por la firma  Cable Aéreo de Manizales.

“Pensábamos que esto lo iban a abrir el viernes (mañana) y que íbamos a tener más tiempo para preparar las cosas, pero estamos listos para que la gente empiece a llegar y conozca todo lo que tenemos en la comuna”, comenta  doña Nelly, quien también sacará a la puerta de su casa el puesto de fritanga que todos los sábados y domingos instala en esa cuadra empinada.

Lea también: "El MÍO Cable es un sistema muy seguro": gerente operador

Esa idea también la tiene Luz Mary, quien reside al lado de la estación Brisas de Mayo y planea vender dulces, empanadas, salchipapas y café para poder pagar los $300.000 que le cobran mensualmente por vivir en menos de 40 metros cuadrados.

Y es que los habitantes de  Siloé están convencidos de que el MÍO Cable será la redención del sector. 

En la estación de Tierra Blanca, la gente también está a la expectativa de las oportunidades que puede generar el novedoso sistema de transporte.

Hoy la Sinfónica y los Tambores de Siloé ofrecerá un concierto para animar a la gente a que salga de la estación y conozca uno de los orgullos del barrio: el mirador de Siloé Visible.

Allí, la comunidad hizo una minga para retocar el  mural de más de 80 metros de largo que tiene el mirador, donde están plasmados más de 80 años de historia de la Comuna 20: el pasado minero, ‘los diablitos’, la pasión por el América y el Cali y la biodiversidad de la montaña son algunas de las estampas hechas por artistas locales.

En esa terraza también se jugará un torneo relámpago de fútbol, en el que participarán 60 niños.

Los equipos tendrán tres niños y dos niñas y no habrá árbitro, sino un mediador. Los partidos los ganará el grupo que más puntos haga, es decir, que cada equipo tiene 15 puntos por participar, pero puede tener dos adicionales si un gol lo hace una mujer o si hace una falta, pierde tres puntos. “Así jugamos el ‘Fútbol por la Esperanza’ o fútbol callejero”, apunta Miguel, el profesor de la escuela de fútbol de la comuna, quien asegura que el Alcalde izará la bandera de la ciudad en el asta del mirador, que mide 49 metros de alto. 

Quienes a partir de hoy recorran los 2,2 kilómetros que hay entre la terminal Cañaveralejo y la estación de Brisas de Mayo, serán bienvenidos a la ladera por los murales pintados en las planchas de cinco casas. Los tambores de Siloé, la Sinfónica del barrio, un homenaje a la naturaleza, los programas ‘Fútbol por la Esperanza’ y ‘Siloé Visible’ y un retrato del exjugador  Norman ‘el Barby’ Ortiz, son las obras que le aportarán color al viaje.  

“Como nos habían dicho que inauguraban el Cable el viernes y hasta venía el Presidente, por más que corrimos no alcanzamos a tener todo listo. Eso sí, en la inauguración nos vamos a  dar un paseo en la cabina con el Alcalde, porque esa seguro no se cae”, dice Rocío, moradora de Tierra Blanca que confiesa sentir temor de montarse en esos “cajones” en los que caben ocho personas sentadas y dos de pie.

No obstante, lejos de la parafernalia que genere la inauguración oficial del MÍO Cable, Ana Beiba, quien tiene una miscelánea a un costado del mirador, dice que mañana será el gran día para la gente de  la ladera.

 “A las 2:00 p.m., allí   vamos a poner 15 puestos de comida típica, artesanías, ropa y variedades para que la gente salga de la estación y sepa todo lo que tenemos por ofrecer y que durante años se ha perdido, por complejos. Estoy segura que las personas que suban en el MÍO Cable y conozcan Siloé van a querer volver, porque esto apenas comienza”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad