Lluvias han derrumbado 196 árboles en Cali, la mitad impactados por rayos

Junio 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El Dagma dice que el 50 % de los árboles que colapsan lo hacen debido a los rayos. Casi todos son ficus.

[[nid:548993;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/06/grafico-arboles-cali.jpg;full;{Gráfico: El País}]]

El chubasco del lunes duró una hora y dejó en el suelo catorce árboles y muchas ramas rotas, lo que estropeó  redes de energía de Cali,   dejando sin el servicio a 168 barrios. 

Según Emcali, el delicado estado fitosanitario (de salud)  de los árboles provocó su colapso y la ruptura de ramas, afectando  el sistema eléctrico del 18 % de la ciudad.  

No obstante, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, manifestó que  están realizando valoraciones a diario y que cerca del 50 % de árboles caídos en Cali este año, tras las lluvias, se dio luego de  ser impactados por  rayos.  

En el 2016  ya son 192 árboles los que colapsaron durante las precipitaciones. De esos, el 90 % son ficus, una especie que no es nativa del Valle del Cauca,  que crece mucho y tiene raíces superficiales. Hace dos años una mujer murió en Cali al ser aplastada por un árbol que se derrumbó durante  un aguacero.        

Ana Carolina Castro, líder del Grupo de Arborización y Zonas Verdes del Dagma, señaló  que en lo que va corrido del 2016 se han   intervenido 2000 árboles, de los cuales 1000 fueron podados; 200 los talaron por representar un riesgo de colapso o por estar secos o gravemente enfermos.

“Además, hemos   intervenido  200 árboles por sus condiciones de salud, para prevenir que colapsen y caigan. El año pasado fueron 600 por esta razón”, dijo. 

Asimismo, la funcionaria agregó que este año se han abierto  50 procesos sancionatorios a personas que han afectado árboles.

“Hay casos en que miembros de la comunidad   no quieren tener el árbol cerca a su hogar y lo comienzan a taladrar en su tallo, a picar con machete y le generan heridas que hacen que  muera”, manifestó Castro, quien agregó que  en Cali hay 296.000 árboles, según el último censo, pero actualmente se están procesando los datos de los que están enfermos.  

Según el Dagma, cada semana  reciben 500 solicitudes por parte de la comunidad para intervenir árboles por diferentes procesos.  Desde  emergencias por su caída, hasta talas prohibidas,  por este último concepto reciben entre  5 y  6 llamadas diarias.

Vea aquí las fotos de los estragos del aguacero del lunes

“El sentir de la comunidad es que no se les está  prestando la atención suficiente a la atención de los  árboles,  pero estamos trabajando de la mejor manera con lo que tenemos y el mejor ejemplo es que de catorce emergencias con árboles el pasado lunes, todas fueron atendidas”, dijo.

Actualmente el Dagma cuenta con  doce personas para atender los árboles en mal estado.

Ana Carolina Castro aseguró que al momento no hay solicitudes represadas de la comunidad pidiendo la intervención de árboles. 

“Vamos al día en los años 2014,2015 y 2016, tal vez tengamos  de años anteriores, pero le pedimos a  comunidad que nos llame. El promedio nos demoramos una semana  en atender cada caso”, precisó.   

En relación con las podas,  el Dagma explicó que  cuando las redes de energía hacen contacto con las ramas  es responsabilidad de Emcali llevarlas a cabo. Cuando están enfermos o a punto de caer los árboles el que interviene es el ente ambiental y en los procesos de ornato (podas regulares) está dentro del plan de podas de zonas verdes, que realizan actualmente los operadores de aseo.

Catherine Arteaga, vocera de Ciudad Limpia, uno de los operadores de aseo, dijo que efectivamente ellos prestarán el servicio de  poda de los árboles, pero que aún no han recibido el informe del Censo Arbóreo por parte del  Dagma para llevarlo.    

Ante esto, el ente ambiental precisó que a mediados de diciembre de este año se estaría dando esta información. 

Fernando Contreras, jefe del Departamento de Energía de Emcali, dijo que es importante mencionar que los árboles de  la ciudad se encuentran en un estado fitosanitario delicado, lo cual ocasiona que estos   absorban humedad en sus  ramas y adquieren un punto considerable de peso hasta alcanzar su punto de ruptura. 

“Por consiguiente, caen sobre nuestras redes eléctricas generando diferentes fallas,  como ruptura de líneas eléctricas y de postes, y como consecuencia se presentan las interrupciones del servicio en el servicio de energía, como pasó el lunes”, concluyó  el funcionario.  

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad