Líderes de la Comuna 2 se reunieron con autoridades para hablar de seguridad

Septiembre 25, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Cali Norte

Cali Norte reunió al Comandante de la Policía Metropolitana con los líderes de la Comuna 2, en pro de recuperar la tranquilidad en la zona.

La percepción de inseguridad que se vive en la Comuna 2 y las continuas denuncias que hacen llegar a Cali Norte quienes son víctimas de la delincuencia motivaron a este medio de comunicación a reunir al comandante de la Policía Metropolitana, general Miguel Ángel Bojacá, y a los presidentes de varias juntas de Acción Comunal, JAC, de ese sector de la ciudad.El objetivo fue buscar estrategias que mejoren las condiciones de seguridad en la segunda comuna más grande de Cali.Fue así como en la sede comunal de Vipasa, líderes de La Campiña, Granada, San Vicente, Versalles, El Bosque, Santa Mónica, Alto Menga, Vipasa y La Merced tuvieron acceso directo a las autoridades y les exigieron más atención para contrarrestar las problemáticas que los está afectando en esta materia.Antes de hablar de cada zona, se hizo una radiografía de la comuna, donde “estamos graves en el tema de seguridad”, sostuvo Martha Lucía Peña, presidenta de la JAL de la Comuna 2.“Por la Avenida Tercera y la Calle 44 no se puede caminar después de las 8:00 p.m., la Avenida 4, después de las 7:00 p.m., queda tierra de nadie”, sostuvo.Añadió que una de las carencias de la comuna son las comunicaciones, pues los CAI blindados de La Merced y Plaza Norte cuentan con teléfonos inteligentes a los cuales les falta una pieza para que puedan funcionar.Varias cámaras de seguridad, entre ellas la ubicada en la Calle 44 con Avenida 2, están fuera de servicio y “nos han dicho que no hay dinero para repararlas”.Los asistentes al foro mostraron su preocupación al señalar que “la Policía no tiene con qué comprar baterías para los celulares, por lo que hemos tenido que reunir el dinero para conseguirlas”.“Más pie de fuerza”Para los líderes de Vipasa es muy importante contar con más agentes, pero que entren al barrio.“Uno los ve patrullando por las vías principales, pero al barrio no llegan y lo requerimos, toda vez que éste tiene varios pasadizos que facilitan la acción de los delincuentes”, señaló Luis Miguel Hernández, presidente de la JAC ‘anfitriona’ del foro.A su vez, Emilia Estupiñán, líder de la JAC de El Bosque, donde los atracos a la entrada del barrio son recurrentes, destacó que “el trabajo debe ser entre la Policía y la comunidad, pues reunirnos sólo a quejarnos no tiene sentido, en virtud de que el personal es insuficiente y los carros y las motos están en mal estado”.Las autoridades concentradas en el quiosco de Vipasa también tomaron nota de los inconvenientes de La Merced, a causa de consumidores de alucinógenos que invaden el parque y atraen a delincuentes de otros sectores.Una situación similar viven los habitantes de La Campiña, quienes señalaron que la cancha de la Calle 44 con avenidas 7 y 8 está azotada por drogadictos.A esta queja ciudadana se sumaron las de Altos de Menga, donde “la drogadicción se pasea por todo el barrio”. Entre tanto, Octavio Paz, dirigente de la JAC de San Vicente y Versalles, insistió en que “hay que buscar primero las causas de la problemática y hacer un buen diagnóstico para tener resultados óptimos”.Durante la cita con el general Bojacá también se conoció que a Granada le afectan los desórdenes que protagonizan menores de edad que frecuentan los bares de la zona los fines de semana. El foro con la Policía terminó sobre el medio día, pero antes los vecinos del Norte resumieron sus necesidades en cuatro peticiones que para ellos son fundamentales: 1. Que la Comuna 2 esté dividida en trece cuadrantes, en lugar de nueve. 2. Que la zona de ladera sea vigilada por carabineros, pues es más fácil acceder en caballos, por lo escarpado del terreno. 3. Que se arreglen las cámaras de seguridad y se reparen las existentes. 4. Que no cambien con tanta frecuencia al comandante de la Comuna, para que puedan prosperar las medidas de seguridad que ya se han implementado con éxito.“soy consciente de que hacen falta policías en la comuna”Del foro entre el Comandante de la Policía Metropolitana y líderes del Norte se derivaron los siguientes acuerdos:“Me comprometo a aumentar, de 9 a 13 el número de cuadrantes en la Comuna 2”, aseguró el general Miguel Ángel Bojacá, antes de decir que “soy consciente de que hacen falta policías y el más interesado en tener más agentes soy yo. Pero les pido que me esperen hasta diciembre”.El Comandante destacó, además, que “vamos a fortalecer el Plan Nacional de Vigilancia por Cuadrantes” en el que los agentes realizarán actividades comunitarias, pero al mismo tiempo estarán en capacidad de enfrentar una estructura armada. “Es decir, policías polivalentes”.Respecto a la falta de baterías, anotó que es un problema que ya se está solucionando con unos cargadores especiales llegados de Bogotá. “Pero no admito que la comunidad recoja dinero para comprarlas, porque ese no es su deber. Devuelvan esa plata”, ordenó el coronel a los agentes de la estación de La Flora presentes en la reunión.Aseguró que a futuro las estaciones de Policía y los CAI serán dotados con avanteles con bases de datos que permitan que el agente pueda pedir los antecedentes de un ciudadano y, si es del caso, imprimir la contravención. “Es un proyecto que cuesta miles de millones, pero lo vamos a implementar”, agregó.También se comprometió a que los carabineros harán presencia de manera más frecuente en la zona de ladera.Con respecto a las cámaras de seguridad, aclaró que la adquisición y reparación de éstas le corresponde a la Alcaldía.De otro lado, la comunidad asistente a la reunión de Vipasa conoció a los encargados del Gaula, la Sijín, la Policía Comunitaria, los CAI de La Merced y Chipichape y la Línea 123, quienes también se pusieron a su disposición.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad