Liderazgo juvenil a la cabeza en Vipasa

Liderazgo juvenil a la cabeza en Vipasa

Octubre 07, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Indira Gironza, Cali Sur
Liderazgo juvenil a la cabeza en Vipasa

El próximo proyecto de Luis Miguel es realizar ‘Cine al barrio’. Y antes de terminar su periodo piensa en la realización de unos murales con mensajes sobre la vida, que inviten a la reflexión.

Luis Miguel Hernández, de 26 años, lidera la JAC de Vipasa. Siempre le gustó el trabajo social.

En días donde la tecnología, el estudio y las actividades nocturnas le roban mucho tiempo a los jóvenes, resulta casi atípico conocer a Luis Miguel Hernández.Él, un joven de 26 años, dedica gran parte de su tiempo a presidir la Junta de Acción Comunal del barrio Vipasa. Este cargo, que ocupan en su mayoría personas más adultas, quedó en manos de Luis Miguel desde hace dos años. Y es que desde muy pequeño se interesó por el servicio social, por lo que ingresó a la Organización Rotary International, la cual promueve labores para el bienestar de la comunidad a escala mundial.Mientras cursaba sus estudios universitarios, decidió participar, con algunos amigos, en las reuniones de la anterior JAC, con el objetivo de promover sus ideas y proyectos culturales.“Me interesa la cultura, porque creo que es importante abrir espacios a las diferentes formas artísticas que en esta comunidad no se practican”, cuenta el líder comunal, quien agregó que ese fue el motor que lo impulsó a vincularse directamente con la Junta.Al ser elegido presidente de la JAC, algo que nunca se imaginó ocurriría tan rápido, empezó a trabajar en la creación de un grupo de teatro para jóvenes y niños. Y aunque esperaba una masiva participación, sólo siete jóvenes se presentaron a la convocatoria. Sin embargo, así inicio el grupo de teatro, que por ahora cesó sus actividades, porque el profesor no pudo continuar con las clases.La danza también ha hecho parte del legado de esta Junta que, “pues desde aquí ayudamos a crear el grupo de baile de la tercera edad”, señala.Entre los muchos proyectos que Luis Miguel ha ayudado a impulsar con “un gran equipo de trabajo”, está la apertura de la cancha sintética de fútbol, que beneficia a los habitantes del sector y en la que se venía trabajando desde la JAC anterior.Aunque no se arrepiente, ha hecho varios sacrificios para cumplir su labor, como el del año pasado cuando debió suspender un semestre de sus estudios de electrónica en la Institución Universitaria Antonio José Camacho, debido las reuniones con la Junta.Un sacrificio que para él vale la pena, “pues mi meta es dejar un buen legado al barrio y demostrar que los jóvenes tenemos madera para ser líderes”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad