Lentitud en obras preocupa a comerciantes del barrio Granada

Lentitud en obras preocupa a comerciantes del barrio Granada

Noviembre 22, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Las obras del Proyecto Granada debían estar listas el próximo 12 de diciembre, pero las calles aún siguen destapadas, no hay andenes ni zonas de parqueo.

Restaurantes en los que el vacío asusta, cocinas desocupadas a las 12:00 del mediodía, cocineras construyendo andenes artesanales, obreros leyendo el periódico. Esa es una imagen del barrio Granada entre las avenidas 9 y 9A, entre calles 10 y 21, donde se ejecuta la peatonalización del sector.La remodelación del barrio en esa zona tiene preocupados a los propietarios de los establecimientos de comercio, quienes temen que las obras no estén listas para la primera semana de diciembre, como quedó acordado en el cronograma de trabajos.Enrique Martínez, gerente del proyecto, le dijo a El País que hará “todo para que se cumplan las fechas”. Sin embargo, a estas alturas las obras se ven crudas: las calles están en tierra, no hay andenes, ni zonas de parqueo, con frecuencia se restringen los servicios de teléfono, energía y agua y a medida que pasa el tiempo son menos los visitantes que llegan al barrio Granada.Malaki Ghattas, propietaria de Litany, relató que al menos tres días de la semana su restaurante se queda con las mesas vacías. Eso le pasó este viernes. Sus empleados y ella se quedaron esperando a los clientes mientras los recibos de la energía, el agua, el gas y el teléfono siguen llegando.La empresaria comentó que hace dos semanas tuvo un esguince de tobillo luego de resbalar por uno de los puentes artesanales que abundan a la altura de la Calle 15.Ella no es la única con inconvenientes de movilidad. Margarita Perdomo, administradora del restaurante Ringlete, contó que la semana pasada perdió un contrato: “Una pareja de la tercera edad venía a hacer una reserva para un matrimonio y la señora tuvo dificultades para pasar un obstáculo. El señor se enojó y dijo que no iba a arriesgar ni a su familia ni a sus invitados”.Marisol Marín, encargada de Carambolo, se quejó porque los trabajos más ruidosos los hacen al mediodía y los obreros no cumplen los horarios. Julián Reyes, propietario de Trilogía, coincidió con esa apreciación.El empresario sostuvo que este lunes a las 11:30 a.m. los trabajadores empezaron a guardar sus herramientas para tomar el receso y en la tarde, a las 4:00 p.m. ocurre lo mismo, cuando se supone que la jornada de trabajo termina a las 5:00 p.m.Enrique Martínez, gerente del proyecto, dijo que los obreros no están a su cargo y no puede responder por ellos. “Lo único que puedo hacer es llamarle la atención al contratista”.Indicó que los trabajos han presentado retrasos debido a las “sobre excavaciones para reponer las redes húmedas, las altas pendientes en el sector y el invierno”, aún así reiteró que “antes de finalizar el año terminará la remodelación”.Pese a las dificultades, el gremio de restauranteros de Granada manifestó que no está en contra del progreso y que aunque actualmente tiene pérdidas del 80%, no van a despedir a sus empleados.“El progreso de la ciudad y del barrio no puede ser a costa de los empleados”, agregó Sandra López, del restaurante Hooters.¿Y la megaobra?Otros de los trabajos realizados en el barrio Granada es la recuperación vial y la reposición de redes de la Avenida 8 Norte, entre calles 4 y 21.La Administración Municipal informó que las obras alcanzan un avance del 96%. Es decir, ya fueron entregados cuatro de los seis tramos en los que se dividió el proyecto.Ahora se trabaja en la Avenida 8 Norte, entre calles 16 y 21, donde se está reinstalando el colector ‘Cachetones’. Asimismo, se están reparando las bocacalles entre las calles 16 y 21. “Luego se adecuará el espacio público y la señalización”, explicó un funcionario de la Secretaría de Infraestructura Vial de Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad