Le mostramos los problemas que ‘rajan’ la educación pública de Cali

Agosto 13, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Le mostramos los problemas que ‘rajan’ la educación pública de Cali

La mayoría de las escuelas de Cali tienen problemas en su infraestructura física, lo que pone en riesgo la integridad de los alumnos

Estudiantes fantasmas, 35% de escuelas en mal estado y niños sin desayunos son algunos de los líos. El 35% de las 336 sedes educativas públicas de la ciudad se encuentra en mal estado.

La semana pasada, la Personería de Cali detectó 335 alumnos ‘fantasmas’ matriculados en colegios de cobertura educativa de la Comuna 16, al sur de Cali. Alumnos que no estaban en el registro de matrícula oficial, pero fueron vinculados para reemplazar otros estudiantes que habían desertado. Una práctica de algunos colegios privados para no perder el $1.200.000 que les paga el Estado por cada estudiante.También en la última semana, buena parte de los 1.200 auxiliares administrativos de escuelas públicas hicieron un Texto plantón en el CAM por las difíciles condiciones de trabajo en que están: un sólo aseador que debe atender cinco sedes, escuelas que no tienen vigilantes, auxiliares administrativos que deben realizar labores de secretarios académicos de colegio, docentes que hacen falta y no han sido nombrados...Como si fuera poco, profesores y padres de familia se quejan de la insuficiencia y la mala calidad de los desayunos escolares que les dan a unos cien mil alumnos. Dicen que a menudo se les suministra un pan viejo y una colada en bolsa sólo a los niños más pequeños de primaria. Las frutas a veces no llegan o se pudren. Sin embargo, los niños más grandecitos, de bachillerato, no pueden disfrutar del desayuno. El Municipio paga $800 por cada desayuno escolar.Para completar, el 35% de las 336 sedes educativas públicas de la ciudad se encuentra en mal estado, no tiene con qué pagar servicios públicos y carece de suficientes aseadores y vigilantes.Este es el panorama que presenta hoy la educación pública de Cali. Un diagnóstico al que se agrega la precaria calidad educativa, el retraso en el bilingüismo y los problemas de convivencia que tiene la población escolar. Para sorpresa de las autoridades, en operativos realizados en los últimos días en colegios públicos y privados, no sólo se hallaron armas blancas, sino cartuchos de fusil Galil, algo que da mucho qué pensar.La polémica coberturaEn materia de cobertura educativa, los problemas no terminan. Según los hallazgos, se ha podido evidenciar que funcionarios de la Secretaría de Educación llevaban un sistema de registro de matrícula (Simat) paralelo al oficial, con el fin de hacerle trampa al Estado metiendo y sacando alumnos. “Eso fue lo que encontramos”, expresó a este diario el actual secretario Raúl Antonio Salazar.De esa manera, se manipulaba la matrícula oficial del sistema educativo y se beneficiaban colegios con contratos del Estado. Incluso la Contraloría investiga el pago por alumnos inexistentes.Como se sabe, la cobertura educativa consiste en que la Secretaría de Educación contrata con colegios particulares unos cupos para vincular estudiantes que no pueden atender los colegios oficiales. En ese programa se invierten recursos cercanos a los cien mil millones de pesos. Esto se volvió un negocio para muchos colegios. Incluso se abrieron planteles de garaje, sin ninguna calidad educativa, sólo para ganarse el contrato oficial.Salazar dijo que encontró 103.574 niños para atender por cobertura oficial contratada. Sin embargo, se van a hacer auditorías externas para poder contar los niños y censarlos, a fin de establecer que son de carne y hueso y quiénes son.Pese a que se ha dado esta contratación con instituciones privadas, aún hay 25.000 cupos disponibles en escuelas oficiales, donde se podrían reubicar alumnos. Sin embargo, “muchos colegios privados no quieren soltar los alumnos porque eso les significa dinero”, dijo una funcionaria de la institución educativa Siete de Agosto, adonde llegan muchos padres pidiendo cupos para sus hijos.Lo más grave es que la información académica de buena cantidad de alumnos de cobertura se ha perdido, porque muchos colegios de garaje cerraron después de que se les acabó el negocio y no dejaron calificaciones. Un auxiliar administrativo de la institución educativa Carlos Holguín Mallarino señaló que este colegio tiene que entregar certificados de instituciones que ya no existen como el Iticó, La Bastilla, El Dorado y Comuneros 1, los cuales no dejaron información idónea.Sin embargo, padres de familia y alumnos se acercan al colegio a pedir certificados, títulos y diplomas.Un problema adicional es que la atención de los niños de preescolar es insuficiente. En Cali hay 200.000 pequeños en esta edad, de los cuales 50.000 están siendo atendidos en jardines infantiles. El Municipio construyó cuatro centros de atención (Cariños) para ellos, a un costo que supera los $12.000 millones, pero sólo están funcionando dos. En ellos apenas es posible atender 1.200 infantes. La meta es atender 4.000 niños. Es decir que aún quedarían 145.000 sin atención integral en la ciudad.Infraestructura y servicios120 de las 336 sedes educativas públicas de Cali están en deplorable estado físico. Tienen techos a punto de caerse, paredes agrietadas, pisos levantados, baterías sanitarias deterioradas.Recuperar esas escuelas costaría $120.000 millones. Sin embargo, este año sólo hay $25.000 millones para invertir en ellas, con recursos de vigencias futuras.Adriana Cortés, auxiliar administrativa de la escuela Carlos Holguín Lloreda, dijo que “de cuatro meses para acá las grietas en paredes se están abriendo más y los pisos se están levantando”. Su rectora, María Eugenia Cedeño, dijo que ya está construyendo una nueva sede que se entregará en noviembre.Por su parte, la escuela de El Hormiguero todavía funciona con pozo séptico.Muchas de las escuelas no tienen personal de aseo y vigilancia suficientes. En la escuela Siete de Agosto una sola persona hace el aseo y en la Institución Multipropósito hay un aseador para cinco sedes. Otras escuelas no tienen vigilancia.El secretario de Educación, Raúl Salazar, explicó que “estamos en ley de gratuidad y no encontramos (en el presupuesto) la previsión económica para el pago de los servicios públicos ni los dineros para aseo, vigilancia y transporte”.Los trabajadores se quejan de que esos servicios se han contratado con terceros (cooperativas y empresas). Salazar explicó que el 50% de los auxiliares administrativos tienen enfermedades crónicas o prescripciones médicas y no pueden laborar normalmente, por eso se tercerizaron estos servicios.¿Hacia dónde va la educación? La Administración Municipal trazó los cinco ejes de su política educativa para los próximos años, los cuales son:PIMERA INFANCIAEn Cali hay 200 mil niños entre 0 y 5 años que requieren atención integral, es decir, todo el programa de estimulación, de salud, nutricional y orientación cultural. Se requieren más de $23.000 millones este año para atender los primeros 4.000 por parte del Municipio. Hay unos 50.000 más en jardines infantiles.Los Cariños (Centros de Atención Integral a la Niñez) hacen parte del programa. Hay cuatro construidos y sólo dos funcionando. Cubrirán 1.200 alumnos. La construcción de cada uno costó $3.000 millones y el funcionamiento de todos pueden valer unos $36.000 millones al año.JORNADA COMPLEMENTARIASe busca mantener a los niños en las instituciones. Hay un trabajo piloto con 1.600 niños en la Comuna 13. La idea es garantizarle al niño alimentación y tres horas más de permanencia: Una hora de actividad deportiva o danzas, una hora de artes plásticas o similares y otra hora de bilingüismo. EDUCACIÓN DIGITALSe entregarán 150.000 computadores en 338 sedes educativas. La idea es llegar a 6.718 educadores en los próximos tres años de 3 a 11 grado. Emcali será el aliado tecnológico. Disminuir la brecha existente entre docente y tecnología es el propósito. La inversión es de US$250 por dispositivo, con recursos propios, de regalías, empréstitos y dineros de la Nación. El Ministerio de Educación definió que Cali sea el centro de innovación tecnológica del suroccidente y la Nación invertirá US$6 millones aquí para un nodo tecnológico.BILINGÜISMOEn Cali sólo el 42% de las instituciones educativas han alcanzado un nivel de aprobación en las pruebas que se les hacen a nivel de bilingüismo, lo que exige un esfuerzo mayor.La idea inicial es formar docentes en lenguas extranjeras, promover clubes de conversación y hay convenios con el Instituto Colombo Americano y la Universidad del Valle para hacerlo.CONVIVENCIA ESCOLARUn objetivo es recuperar la convivencia desde la familia para que los jóvenes no estén tan expuestos al microtráfico y las pandillas. Darles formación en valores. Se promoverán programas de resolución de conflictos, justicia restaurativa, convivencia escolar. En las escuelas se han encontrado armas. Con la Policía se promueve el conocimiento de la Ley de Infancia y Adolescencia entre los estudiantes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad