Le mostramos los males que aquejan al barrio San Antonio de Cali

Julio 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El mal uso del espacio público, el vandalismo y la convivencia con cuenteros y vendedores ambulantes, son las mayores dificultades que aquejan al sector.

San Antonio, emblema turístico de Cali, es también, para algunos de sus habitantes, un barrio agobiado por varios tormentos. El mal uso del espacio público, el vandalismo y la convivencia con vendedores ambulantes, son las mayores dificultades que aquejan al sector.Álvaro Ramírez, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio San Antonio, manifiestó que el uso del espacio público por parte de los clientes de algunos establecimientos comerciales es el problema más grave de la zona. “La gente toma la calle por parqueadero. A veces ni el carro de la basura puede pasar”, dijo Ramírez, quien añadió que este problema atrajo otro, que atemoriza más a la comunidad: el incremento de la presencia de ladrones que roban los vehículos que son dejados por doquier.Al respecto, María Fernanda Penilla, subdirectora de Ordenamiento Urbanístico de Cali, indicó que desde el año 2008, no se volvió a otorgar a los negocios de este barrio permisos para uso del suelo.“De ahí que se pueda deducir que los establecimientos que fueron inaugurados de esa fecha para acá están funcionando de manera irregular”, indicó la funcionaria. Según se informó desde la Secretaría de Gobierno de Cali, a algunos establecimientos comerciales señalados por la comunidad como problemáticos “se les ha constatado que tienen permisos para uso del suelo, pero en la realidad tienen prácticas muy diferentes, como abrir desde la 4:00 p.m. y vender licor a sus clientes, quienes congestionan la vía ingiriéndolo en la calle”.“Por ejemplo, la Secretaría de Gobierno junto con la Policía ya ha ido a hacer control a un local en especial, pero resulta que sí tiene permiso para uso de suelo y revocarlo ante el contencioso puede tardar años”, anotó un funcionario de la Secretaría de Gobierno.De otra parte, según la dependencia, muchos permisos fueron expedidos a restaurantes a los cuales la Alcaldía no les constató si tenían parqueadero.Ante esto, la Secretaría de Tránsito expresó que la única solución sería construir varios parqueaderos, pero como no se puede dedido a la falta de recursos, se ha permitido el uso de la derecha para estacionar.“Lo que sí no se puede es parquear a los dos lados de la calle. Vehículo que se sorprenda de lado izquierdo será multado”, informaron funcionarios de esta dependencia.Por su parte, Paola Lenis, propietaria del establecimiento Casa Café, dice que la problemática del sector tiene que ver “con la falta de cultura”.“Las personas no saben parquear y la solución para esto no es prohibir sino regular y hacer entender a las personas que hay que hacer buen uso de los espacios”, anotó Paola Lenis.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad