Le contamos por qué en Cali sí 'lloran Los Guaduales'

Marzo 17, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Le contamos por qué en Cali sí 'lloran Los Guaduales'

Sólo una polisombra (especie de lona) separa hoy el predio perteneciente a la Unidad Residencial ‘Los Guaduales’ de la zona verde que fue devuelta al Municipio.

La tradicional canción del folclor colombiano se ha convertido en el himno de una comunidad afectada por la delincuencia en el sur de Cali.

Casi un mes después de que por orden de la Alcaldía fuera retirada la cerca con la que la Unidad Residencial ‘Los Guaduales’ había cerrado una zona verde de propiedad del Municipio, los vecinos denuncian que la inseguridad está afectando tanto a la unidad como a la zona verde. Aseguran que ya se han robado las lámparas e incluso las barandas de los juegos infantiles.

La unidad ‘Los Guaduales’ ubicada en la Calle 7A # 56-136, limita con una amplia zona verde en la que hay un guadual. Este lugar, según los vecinos, fue cercado gracias a la instalación de una malla de unos 300 metros, para evitar problemas de seguridad que, aseguran, son frecuentes en la zona.

“El convenio de cerramiento se solicitó porque la esquina de la 56 con novena es muy peligrosa. En una ocasión se intentaron robar a un niñito que estaba en los juegos infantiles”, cuenta Mariela Celorio, administradora de la Unidad Residencial. En el año 1997 la petición fue aprobada por un periodo de tres años, en el que se instalaron además de la reja, dos puertas hacia las calles 7A y 9 que permanecían abiertas de 6:00 a.m. a 6:00 p.m., estrategia que, según la comunidad, era suficiente para garantizar que el espacio continuara siendo público. En el 2000, el convenio de cerramiento caducó y su renovación fue negada en varias oportunidades, hasta que en la administración de Jorge Iván Ospina el predio en cuestión, que tiene un área de 5.717,56 metros cuadrados, fue incluido en el proyecto de recuperación de zonas verdes propiedad del Municipio, ordenando el retiro de la reja. “Eso fue como en el 2009. Pusimos una acción popular, recogimos 250 firmas, pero el fallo salió a favor del Municipio y el 18 de febrero de este año, a las 8 de la mañana, vinieron a hacer el desmonte. Desde ese día hay más problemas de inseguridad, se han robado las lámparas. Incluso estando el personal del operativo, delante de ellos se llevaron una”, explica la representante de la unidad.

De acuerdo con Mariela, la zona verde es muy oscura y el retiro del enrejado atrajo a personas que antes no frecuentaban el lugar, como consumidores de droga, ladrones y particulares que cortan los guaduales sin permiso. “La reja también ayudaba a sostener los guaduales que iban cayendo, ahora que ya no está, le pueden caer encima a alguien y causar un accidente. Por eso les pedimos a las autoridades que así como retiraron el cerco, garanticen la seguridad de los vecinos y la protección de la zona verde”, dijo la administradora. A la preocupación por la seguridad se suma la recolección de dinero para realizar el nuevo cercamiento de la unidad, que cuesta alrededor de $40 millones. “Hay que poner cerca eléctrica porque los mojones (demarcaciones de predio) los dejaron a 80 centímetros de los bloques de apartamentos y dos casas van a quedar por fuera”, explica Mariela, quien añade que varios vecinos tienen la intención de abandonar sus casas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad