Las viviendas del futuro ya están en Cali

Noviembre 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Doce de las catorce delegaciones del Solar Decathlon 2015 ya están emsamblando sus casas sostenibles en Univalle.

Video: Cortesía B&T Internacional

El Solar Decathlon, la competencia de innovación y energía más grande del mundo, ya prendió sus motores en Cali. Desde ayer más de 650 personas, entre estudiantes de diferentes universidades del mundo  y profesores, se dan cita en la Villa Solar, ubicada en la Universidad del Valle, sede Meléndez, para construir las viviendas de interés social más amables con el medio ambiente.

Desde el año 2002 el Solar Decathlon, competencia creada por el Departamento de Energía de los Estados Unidos, le viene apostando a la creación  de casas inteligentes construidas con materiales amigables con la naturaleza, que operan a base de energía solar y tienen mecanismos de reutilización del agua. 

Por primera vez en la historia del concurso, después de haberse realizado en Estados Unidos, Europa y Asia, América Latina y el Caribe tiene su turno. Y es precisamente Cali la primera ciudad latinoamericana que acoge al Solar Decathlon.

Doce de las catorce delegaciones ya están en el terreno de la Villa Solar ensamblando sus prototipos de las casas del futuro. Sólo faltan por llegar las delegaciones de Inglaterra y Perú, que se espera estén en la ciudad para el día jueves. 

De acuerdo con Carlos Rodríguez, director del Solar Decathlon,  este año el concurso tiene una gran apuesta:

Crear viviendas de interés social sostenible y que sean pensadas para la familia.

“Hubo algunos cambios en los requerimientos del Solar Decathlon 2015, la regla es que las casas tengan mínimo 60 metros cuadrados u 80 metros cuadrados de espacio. Las veces que se realizó en Estados Unidos y Europa, las medidas eran de 200 y 250 metros cuadrados por vivienda.    Lo que también incluimos fue el concepto de familia dentro del concurso, que no existía. Las soluciones de vivienda normalmente eran diseñadas  para parejas y adultos mayores. Es todo un reto arquitectónico”, comentó Rodríguez.

El directivo enfatizó que “si queremos garantizar el futuro  del planeta para las siguientes generaciones, necesitamos que este tipo de competencias se sigan dando. Desde el año 1950 la población en las ciudades estaba concentrada en un 40 %, hoy esa cifra es más del 84 % , esto significa que demandamos muchos recursos y producimos muchos desechos, debemos buscar modos de vivienda más sostenibles. Esperamos  que del Solar Decathlon quede eso: la garantía de un mejor planeta”.

Desde hace más de un año las delegaciones vienen trabajando en los prototipos de sus casas. 

Margarita Villalobos, profesora e integrante del proyecto MiHouse, conformado por estudiantes de las universidades San Buenaventura y Autónoma de Occidente, dijo que el concurso “es una oportunidad valiosa, ya que la industria de la construcción es uno de los sectores que más deteriora el ambiente ecológico, pero con la llegada del Solar Decathlon  se abre la oportunidad para repensar las dinámicas de este sector e impulsar la arquitectura bioclimática y la construcción sostenible a través de viviendas bien planeadas y edificios eficientes”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad