Las tiendas escolares deben ofrecer comida sana

Las tiendas escolares deben ofrecer comida sana

Septiembre 03, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Los índices de obesidad y problemas físicos en escolares llevaron a que las autoridades locales fomentaran este cambio en la cultura alimenticia. En el 2011 se sancionará a quienes incumplan la norma.

Claudia, una madre de familia, festeja que en la tienda de la institución educativa Carlos Holguín Lloreda se ofrezcan ahora más salpicón, manzanas y bananos que papas fritas o bombones.Dice que la tendera decidió acogerse a la norma que exige el aumento en la oferta de alimentos saludables en tiendas, kioskos y restaurantes escolares.Tras la adopción del Acuerdo 0278 de noviembre de 2009, 227 sedes educativas de básica primaria cuentan hoy con proyectos pedagógicos en alimentación sana. Además, otras 80 escuelas están implementando el programa de tienda saludable, a través de actividades como el ‘Día de la fruta’. Los índices de obesidad y problemas físicos en escolares llevaron a que las autoridades locales fomentaran este cambio en la cultura alimenticia. Los planteles tendrán hasta el próximo año plazo para adecuar las tiendas, de lo contrario comenzarán a ser sancionados.La medida también fue tomada tras visitas de la Secretaría de Salud Pública a los colegios, donde encontraron que alimentos como papas fritas son empacados al vacío sin registro sanitario, ni vencimiento. Además, estaban expuestos al humo de los carros. La nutricionista del Centro Médico Imbanaco Sandra Alfaro destacó el intento que se está llevando a cabo para mejorar la oferta de alimentos en las instituciones, sin embargo subrayó que falta más conciencia.“Debemos entender que la obesidad es una pandemia en el mundo. Es el primer factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares y síndrome metabólico que genera diabetes, ácido úrico y colesterol alto”, explicó la profesional.El 25% de los motivos de consulta son por problemas de obesidad en niños. Al analizar la lonchera se encuentran productos con alto contenido de azúcares y grasas. Por ello, sostiene que una tienda escolar puede ser parte de fundamental en una mala nutrición. “En las tiendas escolares no hay personal preparado para la nutrición. El encargado no debe vender por vender, sino que tiene que entender que un refrigerio representa del 25% al 50% de la comida del niño”, manifestó. Agregó que deben existir letreros donde los escolares sean informados sobre los valores nutricionales.“Los niños necesitan proteínas, es decir carnes sanas, verduras (puede ser en tortas), frutas, lácteos y quesos”, agregó la señora Alfaro.Por último, la concejal Julie del Pilar Reina insistió en que falta más difusión de la norma. “Sabemos que es un proceso gradual, pero se busca prevenir enfermedades crónicas como obesidad, diabetes y males cardíacos en los escolares”.Cali contará con Centro de Recuperación NutricionalLa próxima semana abrirá sus puertas en el barrio Alfonso Bonilla Aragón el Centro de Recuperación Nutricional para niños, en el cual se invirtieron más de $300 millones.Este proyecto es liderado por la Secretaría de Salud Pública Municipal, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf y la Fundación Gane. “Con esta estrategia piloto vamos a contribuir en la tarea de controlar la desnutrición que en Cali en los últimos diez años cobró la vida de 17 niños y de 4 en este año”, informó Alejandro Varela, secretario de Salud de Cali.La etapa piloto incluirá a quince menores entre 5 y 11 años de edad que viven en barrios de las comunas 13, 14, 17 y 18 fundamentalmente, donde se presentan exclusión, marginalidad y pobreza, añadió Varela. Uno de los objetivos del Centro, según Jhon Arley Murillo, director regional del Icbf, “es brindar un espacio donde vamos a darle garantías de vida a los niños que presenten desnutrición”.Asimismo, Murillo insistió en que en esta etapa de prueba inicial es necesario contar con el apoyo del Departamento del Valle del Cauca.Por su parte, María del Pilar Sierra, nutricionista del Icbf, explicó que “los niños van a recibir tratamiento médico, nutricional y psicosocial en sus tres fases de recuperación, que duran inicialmente 28 días.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad