Las peripecias de los caleños para llegar a Rusia 2018

Las peripecias de los caleños para llegar a Rusia 2018

Junio 10, 2018 - 07:45 a.m. Por:
David Quintero / Especial para El País
Ramijjafet

Ramij Jafet, director de la Fundación Colombo Rusa en Cali, cuenta cuáles son las 'sorpresas' que se llevarán los colombianos al llegar a ese país.

David Quintero - Daniel Sánchez / El País

12.658 kilómetros, 20 horas de vuelo, un océano y al menos una docena de naciones separan a Colombia de Rusia, país que alberga el sueño de la Copa Mundial del Fútbol.

Para muchos caleños llegar hasta allí parece una ilusión casi imposible, pero para otros, más obstinados, será una realidad estar sentados, el 19 junio , en una de las butacas del estadio Arena Mordovia viendo el debut de la Selección Colombia frente a Japón.

Vender lechonas, camisetas y bufandas de la Selección Colombia, buscar trabajos alternos y economizar hasta el último centavo evitando rumba, gastos en ropa y antojos son algunas de las cosas que caleños hicieron para vivir la alegría de la Copa del Mundial Fútbol.

Alexander Armero es uno de los caleños que cumple este sueño; hoy ya camina por suelo ruso.

Antes de marcharse comentó que desde las eliminatorias al Mundial de Fútbol empezó a planear su travesía hasta el país más grande del mundo.
“Con una compañera de la universidad, desde septiembre comenzamos a buscar tiquetes económicos y cuando supimos que la Selección Colombia iba a clasificar intensificamos la búsqueda. Durante un mes estuvimos en esas”, comentó.

Colombianos Caleños en Rusia 2018

Los viajeros colombianos a Rusia se suman a la ruta mundialista, portando la bandera de nacional en todos los lugares que visitan.

Cortesía para El País

Armero agregó que junto a su compañera de universidad y el esposo de ella, empezaron a reservar hoteles y solicitaron ante la Fifa las boletas para asistir a los partidos, tarea en la que no les fue nada bien.

“Después de que compramos el tiquete de avión nos registramos en la Fifa porque las boletas para los partidos solo se podían adjudicar a través de ellos, pero en la primera convocatoria no pasamos”, relató.
Después de esta negativa, aseguró Armero, su sueño de vivir el Mundial de Fútbol se volvió más grande por lo que decidieron presentarse de nuevo.

“En febrero solicitamos las boletas otra vez y nos las volvieron a negar por segunda vez. Pero seguíamos con la fe y esperanza, estábamos convencidos de que iríamos a Mundial. Finalmente, cuando las boletas ya se estaban acabando, nos presentamos en un tercera ocasión y las aprobaron. Fue una felicidad muy grande”, expresó el caleño.

Después de la noticia, Alexander y sus dos amigos empezaron a prepararse para lo que sería esta aventura, en el camino se encontraron con más aficionados caleños como ellos que buscaban vivir en carne propia la emoción de ver jugar al tricolor patrio en Rusia.

15.000
entradas han sido compradas por colombianos para poder acceder a los partidos de la Selección Colombia en el Mundial de Rusia según datos de la Fifa.

Fuerza Cafetera
Colombianos Caleños en Rusia 2018

Con mucho optimismo los colombianos llevan la esperanza de ver triunfar a la tricolor en la copa más importante del mundo.

Cortesía para El País

Fuerza Cafetera nació a través de un grupo de colombianos que buscaban apoyarse en su aventura de ir al Mundial de Rusia 2018.
“Desde noviembre pasado se creó Fuerza Cafetera Colombia, nos empezamos a reunir y crear un grupo con el objetivo de conocer quiénes iban al Mundial de Fútbol, cuáles eran las fechas de los vuelos, las mejores rutas. Esto para estar unidos y generar una identidad”, explicó Juan Aguirre, uno de los integrante de este grupo social.

Este grupo está en varias ciudades del país y a Cali llegó a través de Aguirre.

“Yo soy el que coordina el grupo de Cali. Decidí hacer un grupo de WhatsApp y en dos días ya tenía 150 personas entre ellas, caleños que viven en el exterior. Realizamos 4 reuniones, nos conocimos, compartimos información porque había personas que no sabían muchas detalles del viaje” agregó.

Juan comenta que de Cali son más de 40 personas que viajaron a Moscú a través de este grupo y muchos de ellos, inclusive, decidieron tomar clases de ruso. Ramijjafet Herrera, un caleño que vivió en Rusia por más de 6 años, y creó la Fundación Alianza Colombo Rusa, fue quien les dio las clases. También les enseñó algunos trucos para una mejor permanencia en este país.

Según Ramijjafet a la fecha siete estudiantes viajaron a Rusia.
“Este grupo realizó eventos con el objetivo de recoger fondos para los miembros que aún les faltaba dinero para los tiquetes aéreos, de buses o comida. Una chica hizo hasta lechona para vender y recolectar dinero”, comentó Ramijjafet.

Colombianos Caleños en Rusia 2018

Shirley Alzate Montaño, fue una de las caleñas que viajó hasta el Mundial de Fútbol para ver jugar la Selección Colombia. Ya esta pisando el suelo ruso.

Cortesía para El País

Juan Pablo es otro miembro de Fuerza Cafetera, para viajar hasta Rusia utilizó todos sus ahorros y primas e incluso vendió camisetas.
“Yo viajé solo a Rusia, inicialmente iría con un amigo que fue al Mundial de Brasil pero cambió de ruta. Lo hice porque desde las eliminatorias empecé a ahorrar y a vender todo lo relacionado con la Selección Colombia”, dijo.

Las mujeres también dicen presente en esta travesía mundialista, Shirley Alzate Montaño, es una caleña que junto a su esposo, tomó la decisión de viajar por más de 20 horas para aterrizar en el gigante de Asia.

“Nosotros empezamos a hacer los planes desde diciembre, cuando la Fifa nos aceptó las boletas para ver los partidos. En ese momento comenzamos a empacar y buscar tiquetes. Pedimos permiso en nuestros trabajos para estar en el Mundial”, explicó.

Violeta Cerna es una antioqueña que se unió al grupo de Fuerza Cafetera para viajar a Rusia 2018, pera ello recolectó propinas que sus clientes le dejaban en su negocio de arepas de choclo. “Nosotros habíamos decidido ir al Mundial de Brasil e intentamos ahorrar y pusimos una alcancía de propinas en el negocio pero no fue mucho lo que reunímos entonces no alcanzamos a ir”, relató.

Por esto, no tardó mucho en tomar la decisión de que junto a su esposo iría a Rusia 2018 y apenas terminó el Mundial de Brasil empezaron a ahorrar y buscar la manera de estar en la cita orbital del fútbol.

“Decidimos ir, empezamos a averiguar en agencias y salía muy costoso, por un momento pensamos que no podríamos viajar. Así que empezamos a averiguar con personas que también querían ir al Mundial y conocimos el grupo de Fuerza Cafetera. Allí encontramos apoyo”, comentó.

Y la fe por ver a la Selección Colombia los impulsó a sacar de nuevo una alcancía en su negocio con un letrero que decía: Rumbo a Rusia 2018.

“Las personas al principio se nos reían y no dejaban propinas, después empezaron a aportar y se fue llenando hasta que con eso terminamos comprando los tiquetes y nos alcanzó para alquilar un carro en Barcelona porque vamos a recorrer Europa primero”, Comentó emocionada.

Historias como la de estos colombianos son las que por estos días llegarán a Rusia para perseguir un sueño, ver triunfar la Selección Colombia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad