Las megaobras del sur siguen en un enredo interminable

Agosto 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Luiyith Melo García I Redacción El País
Las megaobras del sur siguen en un enredo interminable

El MÍO y las megaobras permitirán regionalizar a Cali, junto con la construcción de vivienda, según el concejal Jaime Gasca.

El Consorcio Vías de Cali S.A.S. ha tenido líos para cumplir. Alcaldía le dio ultimátum.

Los líos jurídicos y económicos que afrontan al menos dos de las empresas que integran el Consorcio Vías de Cali S.A.S, encargado de ejecutar ocho proyectos, que integran el paquete de las megaobras del Sur, no terminan. Por el contrario, tienen al borde de la cancelación su jugoso contrato de $161.000 millones otorgado el año pasado por el Municipio de CaliLentitud en los trabajos, pocos frentes de obra, mayores impactos en la movilidad y considerable retraso en la adquisición de predios son algunos de los problemas que afronta hoy el consorcio y que obligaron a la Alcaldía a darle un ultimátum el pasado jueves para que se ponga al día en los proyectos, antes de proceder a caducar el contrato.Esta advertencia se suma a una acción preventiva que emitió la contralora Alma Carmenza Erazo el pasado 12 de julio, dado el considerable retraso en la adquisición de predios. Según el ente fiscalizador, de 381 inmuebles que se deben adquirir para avanzar en los proyectos de vías y puentes, a junio 30 de 2011 sólo se habían recibido 38 predios, apenas el 10% del total.Pero los líos del consorcio adjudicatario de las megaobras del sur vienen desde antes. El Consorcio Vías de Cali S.A.S. está conformado por las firmas Vergel y Castallenos, Gayco S.A. y Coin S.A.Como se sabe Vergel y Castellanos era socio del Grupo Nule en la ejecución de obras en Bogotá en las que finalmente no pudo cumplir por problemas económicos como la famosa Calle 26, lo cual dejó en aprietos financieros a la firma y quedó mal parada ante el sistema financiero.Esa situación afectó internamente al consorcio y, según los documentos conocidos, no permitió hacer un óptimo cierre financiero para las obras de Cali. La firma Interbolsa, que les iba a ayudar en ese proceso, finalmente no garantizó los $27.000 millones necesarios para asegurar el aporte del consorcio al cierre financiero. Para ese aporte Interbolsa había sugerido hacer una emisión de bonos que a la postre no se hizo.El entonces director de Valorización, Juan Diego Flórez, aseguró que para el cierre financiero no era necesario disponer de inmediato de la plata, que bastaba con una carta de crédito de la que disponía el consorcio como lo aseguró la directora jurídica, María del Pilar Cano.Pero como tenía que lograr los recursos, el consorcio acudió al Banco Colpatria. El 14 de abril del 2011 este banco le aprobó un cupo de crédito por $27.000 millones, pero puso una serie de condiciones para desembolsarlo. Entre otras, exigió la modificación accionaria del Consorcio Vías de Cali S.A.S. “donde Gayco y Coin S.A. tengan el control accionario y el control del gobierno corporativo de la sociedad en por lo menos el 80%”. Es decir, Vergel y Castellanos debería ceder buena parte de sus acciones.Así se hizo y según Julián Lora, director técnico del consorcio, hasta ahora se han desembolsado $19.000 millones que se han invertido en las obras del sur.Más dificultadesPero ahora el consorcio afronta otro inconveniente. Gayco S.A. otra de sus empresas tiene aprietos económicos y está en acuerdo de reestructuración de sus deudas, según un reporte de Portafolio del pasado 30 de mayo. Esta firma hace parte del consorcio que construye el túnel de la línea donde ha habido tropiezos en la ejecución del proyecto y cuestionamientos oficiales por la baja inversión de los contratistas.Como si fuera poco, Gayco viene de un proceso de Ley 550 o de insolvencia económica, en el que estuvo entre el 2001 y el 2009. Pero, según el contratista, eso no lo inhabilita para contratar las megaobras.Sin embargo, las dificultades financieras que afrontan dos de las empresas del consorcio sí han afectado el desarrollo de los ocho proyectos caleños. Más aún, la concejal Clara Luz Roldán, quien le hizo un debate hace cuatro meses a ese contrato, cree que el consorcio “no tiene recursos con qué terminar las obras”.El alcalde Jorge Iván Ospina dijo que está “evaluando cada detalle financiero de obras, su cumplimiento y dinámica y e si no vemos un plan de choque inmediato procederemos... Los queremos ver como los demás proyectos, pujantes y rápidos”.Por eso, el jueves pasado se exigió al consorcio incrementar los frentes de obra y trabajar los sábados y domingos de 7:00 a. m. a 7:00 p. m. No se podrán iniciar frentes nuevos hasta no garantizar el cumplimiento de los cronogramas pendientes y no se aforarán recursos desde la fiducia hasta que no se cumplan los acuerdos pactados. Habrá una evaluación diaria de las obras y se instalará un comité semanal presidido por el Alcalde donde se verificarán los avances.El ingeniero Julián Lora aseguró que el consorcio sí está cumpliendo con lo estipulado en el contrato, por lo cual "no hay motivo para una caducidad del mismo y se están haciendo esfuerzos para acelerar los trabajos".Lora aseguró que Vías de Cali S.A.S. no tiene problemas económicos porque tiene respaldo de Colpatria y sostuvo que los retrasos obedecen a razones externas.Explicó que en el caso de la Calle 16 se encontraron con una laguna debajo de la calzada frente a Aventura Plaza que obligó a cavar profundamente y rehacer la obra. En la Autopista con Carrera 70 aseguró que la rampa del puente está casi lista, pero la misma Alcaldía pidió posponer los trabajos el pasado 1 de junio por la realización del mundial.Alfaro León Núñez, dueño de una frutería de la zona, dice que las ventas se cayeron un 40% debido al cierre prolongado y todos los negocios del sector están prácticamente en la quiebra.El plazo para ejecutar todas las obras vence el 20 e abril del 2011. Pero el propio contratista sabe que no van a estar listas en esa fecha y, seguramente, tendrá que utilizar el periodo de los dos años de mantenimiento que permite el contrato para terminarlas.¿Un faltante del 10% del contrato?El 12 de abril pasado Fidupetrol S.A. responsable de administrar el encargo fiduciario del Municipio de Cali certificó que el consorcio Vías Cali había recibido pagos en la fiduciaria por 30.429 millones 814.595 pesos. mientras que el 14 de marzo pasado (es decir, 29 días antes), el director de Valorización, Juan Diego Flórez, certificó que lo pagado al consorcio fueron 47.393 millones 099.000 pesos. Entre una y otra cifra hay una diferencia de $16.963,2 millones, equivalente al 10% del valor total del contrato. Diferencia que ni en los debates dados en el Concejo, ni hasta ahora dicha Secretaría ha podido justificar.Frente a esto, el 11 de mayo Flórez respondió que “contractualmente se habían trasladado al fideicomiso $47.393.099.000, de lo cuales $12.624.220.000 debieron trasladarse en el mes de enero, lo cual no fue posible por problemas en el Departamento Administrativo de Hacienda que no pudo hacer el arrastre presupuestal del 2010 al 2011”.Sin embargo, en el informe de Fidupetrol S.A. se ve lo contrario. Ese pago sí está reflejado. Ingresó este 11 marzo y es parte de los $30.429 millones que se reportan. Es decir, que el desfase de más de $16.900 millones sigue sin justificarse. ¿Dónde está esa plata? Es el interrogante en el que insiste la concejal Clara Luz Roldán.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad