Las figuras que tendrá Cañaveralejo

Diciembre 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Manolo Molés Especial para El País
Las figuras que tendrá Cañaveralejo

Julián López ‘El Juli’ es la principal contratación de la Feria Taurina de Cali.

El reconocido cronista español Manolo Molés analiza la feria taurina que inicia en Cali.

Cuando escribo este artículo, acabo de pisar tierra vallecaucana, procedente desde España, y José María Manzanares ya es la baja más sensible de la Feria Taurina de Cali. No valió para Manzanares su ansia de volver a la actividad en Cañaveralejo, y sí la advertencia de su doctor, el eminente Ángel Villamor, que le aconsejó un mes largo de recuperación lenta. Su puesto lo ocupa con dignidad e interés Manuel Jesús ‘El Cid’, un torero que comenzó un año difícil, pero después tuvo una gran remontada. Es serio, clásico y del gusto de los aficionados. Con algo de suerte podría pelear el trofeo Señor de los Cristales.Cañaveralejo volverá a tener este año a un torero que no falla: ‘El Juli’. Torero incansable en el éxito en la última campaña española. Julián es, por tanto, un seguro para Cali.Cayetano Rivera, que se ha convertido en un ícono de la publicidad y de los espacios del corazón, es un torero con un concepto clásico y con un problema lógico: todavía está asumiendo las claves de este oficio. Pero voy a confiar en el hijo de Paquirri.Me gusta mucho la fuerza y la escalada de Daniel Luque. Es un pura sangre y sabe torear. Con un poco de fortuna, es un candidato al trofeo de la Feria.Para paladares sensibles llega el buen gusto de Curro Díaz. Torero de empaque. Nada populista, pero con arte. Y uno que ha vuelto y que Cali ya conoce: Víctor Puerto. Había desaparecido y ha regresado triunfando en Madrid. Víctor ha encontrado, al fin, su tauromaquia, la que le hace feliz. Y por eso recupera cartel.Antonio Ferrera es un torero de casta y espectáculo. Iván García quiere recuperar la ilusión. Y Andy Cartagena es de los jinetes buenos.Colombia aporta a Cali al mejor torero de América: Luis Bolívar. Luis tiene ahora la responsabilidad de su herencia de César Rincón. Hay veteranos como Paco Perlaza o Pepe Manrique y savia nueva con un doctorado: el de Santiago Naranjo.Cristóbal Pardo, Juan Solanilla y Guerrita Chico redondean la nómina nacional. Pero yo me ‘enamoré’ de las condiciones de un chaval llamado José Fernando Alzate. Ya sé que un torero te puede deslumbrar un día, pero hay que ver si tiene continuidad. No lo sé y hace tiempo que no lo veo. Pero me encantó en Cali como novillero. Tiene cosas muy importantes y espero que con algo más de oficio mantenga aquellas cualidades que me impactaron el día de su alternativa. Porque si ha crecido sobre aquellas virtudes, Colombia pude tener otra alegría grande con este Alzate.Pero el secreto de esta Feria Taurina de Cali, ya lo sabe usted que me está leyendo, está fundamentalmente en el toro. Si hay toro y hay emoción, hay fiesta. Si no hay toro y no hay emoción, esto es una parodia, una caricatura, una tomadura de pelo.Veo las ganaderías y hay cuatro o cinco que me gustan. Ojalá no nos equivoquemos. Pero advierto una vendetta, un divorcio, una guerra o como quieran llamarlo. Eduardo Estela y Luis Fernando Castro eran los capitostes de la feria. Eran uña y carne. Ahora son Capuletos y Montescos. Los toros de Estela, que es el que manda, están en la feria. Y los de Castro, en el limbo. Por primera vez en muchísimos años, Guachicono queda poscrito y Alhama, también. Cosas de la trastienda.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad