Las emociones que despierta el Cali Viejo

Diciembre 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Las emociones que despierta el Cali Viejo

La comparsa "mango Biche" causó una sensación entre los asistentes quienes no cesaron de aplaudir y fotografiar este momento del desfile.

Las graderías no se llenaron pero los amantes de la historia de Cali asistieron como siempre a uno de sus desfiles más tradicionales.

Con una asistencia aceptable se llevó a cabo un nuevo desfile de Cali Viejo en la Feria de Cali. Sin embargo, quienes añoran recordar el Cali del ayer se dieron cita nuevamente en la Autopista Suroriental para apreciar los muñecones, 35 comparsas y toda la alegría de un carnaval que se resiste a quedar relegado.  Esta edición buscaba crear conciencia por el cuidado de los recursos naturales y así quedó representado en los personajes que participaron del desfile y se pintaron de ríos, animales, entre otros elementos de la naturaleza. Y como es costumbre, aparecieron los 'diablitos', los monumentos emblemáticos de Cali, los guayacanes y otros íconos de la ciudad.  Aunque las graderías no se llenaron y el desfile ya no es el plan más codiciado en la Feria, sus seguidores procuran exaltar siempre su valor. De hecho, la participación de más de mil artistas es una muestra significativa de que la cultura de carnaval en Cali tiene más semilleros y cobra más fuerza. Grace Cardinal viene con su familia desde Miranda, Valle, a seguir este espectáculo lleno de historia. "Quiero que desde pequeños mis hijos se empapen de está cultura y conozcan el sabor, la importancia de la salsa y las tradiciones de la ciudad", comentó.  Pero no fue esta mujer de Miranda la única que vino desde afuera para gozarse el evento.  Edwin Ramírez es un caleño que llegó desde Panamá para disfrutar y contagiarse de la alegría y energía de sus coterráneos. "Pareciera que Cali no descansa y es que todavía estamos de Feria", afirmó Ramírez mientras aplaudía y admiraba el desfile. Otros caleños se llenaron de nostalgia al recordar la Cali de antes y mostraron sus deseos de recuperar algunas tradiciones que se han transformado. Rafael Díaz, de 59 años, es uno de esos caleños que evocan la ciudad reconocida mundialmente por su música, "la Feria de Cali siempre fue un evento 'tropicalero', ahora no pasa nada con la música". A sus 79 años de edad, María Edilma López dice que tiene toda la energía para seguir gozándose el Cali Viejo. "Este desfile me identifica como caleña, conmemora mi ciudad y le honra cada una de mis tradiciones", comentó.  Gustavo Santa también es un admirador del evento y hace cinco años participa en él: "El año pasado el Yipao fue la sensación, es un evento que año tras año nos sorprende y nos recuerda la belleza de nuestro país".  A lo largo del recorrido, la magia del carnaval fue contagiando a los asistentes. Sobre la autopista danzaron grupos con sabor como ‘Rumbalé’, la dulzura del Pacífico representada en la comparsa ‘Latir Folclórico’ y el grupo ‘Herencia africana’, quienes iban acompañados con la fuerza de sus tambores, sus marimbas y sus clarinetes. La agrupación Palenque también hizo lo suyo. Las mujeres con sus platoneras llenas de mango le hicieron la boca agua a los asistentes. "Ori Ora, San Antonio ya se va"... cantaban los presentes al tiempo que alzaban los brazos para acompañar a las agrupaciones. Un desfile para todas las edades es también el Cali Viejo. En medio del carnaval, un pequeño show de magia contagió y alegró los corazones de los más pequeños espectadores. Trucos de un mago, malabares y acrobacias atrajeron su atención. Sin duda, el evento sigue gustando pero necesita seguirse reinventando, ¿qué hacer para que vuelva a llenar las graderías cada año?.  

[[nid:494649;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/12/home-desfile.jpg;full;{1700 artistas saltaron al asfalto de la Autopista Suroriental para protagonizar otra edición del desfile de Cali Viejo. Rostros y trajes coloridos marcaron el evento en el cuarto día de la 58 Feria de Cali.Fotografías: Jhoan Morales, Jorge Orozco y Cristhian Zúñiga | El País}]]

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad