Las babillas de Ciudad Jardín serán reubicadas: Dagma

Enero 11, 2017 - 05:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Las babillas de Ciudad Jardín serán reubicadas: Dagma

No les arroje piedras ni palos, no intente tocarlas, deje tranquilas a las babillas si las observa en los alrededores del lago, recomiendan los expertos y la autoridad ambiental.

El comportamiento de los visitantes que se aproximan a los animales motivó la decisión del Dagma.

Fotos, videos y testimonios que evidencian que muchos visitantes del lago de los Cisnes, en el barrio Ciudad Jardín, se están acercando e incluso tocando las babillas que habitan en este lugar, motivaron al Dagma a tomar la decisión de sacar de allí a estos animales.

El director de la entidad ambiental, Luis Alfonso Rodríguez, sostuvo que siempre se ha dicho que estos animales  no representan un peligro, pues no son de naturaleza violenta, “pero hemos comprobado que la gente se les está arrimando a darles alimentos, a tocarlas, lo que cambia el panorama  y puede generar una situación de riesgo”.

El funcionario indicó que no es posible tener más vigilancia a lo largo de todo el lago para evitar que esto ocurra y que además el número de visitantes y curiosos es cada vez mayor.

“Los biólogos nos han recomendado que pensemos en una reubicación de las babillas, hay indicios de que pueden estar reproduciéndose. La gente está tomando mucha confianza y superando los límites, queremos evitar  accidentes allí. Estamos en la planeación de las capturas”.

Se estima que en el lago hay  cinco de estos animales. 

De acuerdo con el Director del Dagma, se está verificando de qué especies se trata, para poder establecer el sitio de reubicación. 

El funcionario dijo que podrían ser algunos humedades del Valle del Cauca. 

[[nid:608708;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2017/01/acercamientos-babilla.jpg;full;{Algunas personas han decidido acercarse a las babillas para tomarse una foto con ellas. Biólogos del Dagma explican que estos animales no son agresivos y que su naturaleza no es atacar a las...Foto: Especial para El País}]]

Luz Ángela Forero, licenciada en biología y miembro del comité ambiental de la Junta de Acción Comunal de la Comuna 22, dice que se entiende la decisión del Dagma teniendo en cuenta que la situación en el lago se ha desbordado.

“Al principio era una babilla, hoy dicen que son cinco. La gente está muy osada y está interactuando con estos animales mucho más de lo debido, poniéndolos a ellos en riesgo, pues ante cualquier movimiento de las babillas, las personas les tiran piedras o reaccionan con palos”.

La experta indica que por esta razón “no podemos oponernos a la determinación del Dagma, aunque sería partidaria de que se realicen adecuaciones en la zona para evitar la proximidad de la gente con los animales. Los recursos para hacer estas intervenciones han estado, lo que pasa es que han surgido inconvenientes, como que la persona seleccionada para ello no cumplió con el contrato”.

 La licenciada en biología dice que le preocupa el fin de las babillas: “tememos que terminen siendo sacrificadas, pues difícilmente ellas se pueden reintroducir en sus ecosistemas, ni siquiera  se sabe de dónde son”.

Forero agregó que las posibilidades de que estos animales se estén reproduciendo en el lago son remotas, pues sus huevos no son viables porque en la ciudad las temperaturas bajan mucho en la mañana y porque tampoco hay las condiciones para anidar. Esto significa, dice, que las babillas que están allí son producto del tráfico ilegal de fauna y que han sido depositadas en el lugar de manera irresponsable.

José Saavedra, quien a diario hace ejercicio alrededor de este lago, dice que desde que los medios de comunicación han evidenciado que las babillas salen con frecuencia del agua, la zona se ha convertido en un atractivo para muchas personas que quieren tomarse fotos con los animales.

 “Se acercan, les hacen ‘cacería’ trayéndoles algo de comida. Siempre he escuchado que ellas son tranquilas, pero no sé si molestándolas tanto también lo sean. Siendo así, la decisión que tomaron fue la mejor, para no correr riesgos”.

Aunque se dijo que el Zoológico de Cali acompañaría la tarea de reubicación de los animales, desde esta institución se indicó que no se ha recibido una solicitud formal en relación con este tema.

Lea también: ¿Las babillas del lago se deben quedar en Ciudad Jardín?

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS