"Las armas que tenemos son la libreta y el lapicero": Guardas de Tránsito de Cali

"Las armas que tenemos son la libreta y el lapicero": Guardas de Tránsito de Cali

Agosto 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

En entrevista con Elpais.com.co, Adalbert Clavijo, jefe de Guardas de Tránsito de Cali, aseguró que a pesar de las agresiones, no pararán los operativos.

Ante el reciente asesinato del guarda de tránsito Víctor Mosquera en el barrio Salomia esta semana, el jefe de Guardas de Tránsito, Adalbert Clavijo, consideró que la solución para hacerle frente a hechos de intolerancia como este van más allá de dotar al personal con armas para defenderse.“Nosotros lo único que queremos es que la ciudad mejore en términos de movilidad. Nosotros no somos un grupo armado, solamente vamos controlando a los infractores de tránsito”, dijo Clavijo, al afirmar que “no es conveniente” que los guardas porten armas.En entrevista con Elpais.com.co, Clavijo aseguró que a pesar de los hechos recientes, los agentes deben mantenerse lejos de las armas para “mantener la esencia con la que crearon el Cuerpo de Guardas”.“Las armas legales que tenemos para operar son la libreta de comparendos y el lapicero. No portamos armas, somos civiles vestidos de autoridad. No vamos en contra de la delincuencia, de bandidos, ni nada de eso. Nos mantenemos al margen. Simplemente llevamos la operatividad del tránsito”, reiteró.El Jefe de Guardas indicó que las agresiones verbales contra los agentes son diarias y que por lo menos dos veces al mes son víctimas de agresiones físicas.“La gente de Cali ha perdido la tolerancia. La ciudad se ha vuelto muy insensible. Muy belicosa. Hay que tener en cuenta que se debe cumplir con las normas, llevar sus documentos y no cometer infracciones. Si no, ahí vamos a estar para hacer nuestro trabajo”, señaló el funcionario. Clavijo manifestó que el agente Víctor Mosquera llevaba nueve años trabajando en el Cuerpo de Guardas de Tránsito de Cali, de los cuales los últimos cuatro los había ocupado en el Grupo Operativo o 'caza-infractores'.“Él era una persona muy seria, respetuoso de sus compañeros y de las personas. Obviamente en ese grupo toca ser un poco recio, al día ponían entre 20 y 25 comparendos. Pero él siempre era respetuoso”, dijo Adalbert refiriéndose al agente fallecido.El coordinador de los agentes de Cali, quien indicó que son 400 los guardas de la ciudad y que trabajan en turnos de ocho horas, informó que en lo corrido del año han logrado recuperar zonas con controles, demarcación, y señalización en las vías.“Hemos recuperado la Avenida Vásquez Cobo, la Avenida Estación, zonas del oeste y ya estamos recuperando las zonas de los centros comerciales y hospitales del sur de la ciudad. A pesar de todo, vamos a seguir trabajando de la misma manera. No aflojaremos”, añadió Clavijo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad