Las apuestas por el manejo de Emcali se ponen al rojo vivo

Diciembre 18, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Por Luiyith Melo García I Redactor de El País
Las apuestas  por el manejo de Emcali se ponen al rojo vivo

Gobiernos Nacional y local, líderes políticos y hasta ex funcionarios se juegan una apretada partida por la empresa. El premio, un presupuesto de $2 billones.

La puja por Emcali está al rojo vivo. En la carrera por quedarse con la dirección de la empresa que tiene un presupuesto cercano a los dos billones de pesos, compiten desde los amigos del Vicepresidente de la República y la Superintendencia de Servicios, hasta la Alcaldía de Cali, pasando por congresistas, concejales y líderes políticos.El apetito burocrático que despierta la compañía es el que, de seguro, está tras los movimientos que se han generado en los últimos días en la dirección de la empresa.Luego de la renuncia de Susana Correa a la gerencia en octubre pasado para lanzar su candidatura a la Alcaldía de Cali, se empezaron a mover hilos tras bambalinas. Correa dejó como sucesora a una persona de su confianza, su directora administrativa, Gloria Lucía Escalante.Con ella garantizaría la continuidad de sus políticas administrativas y el proceso de capitalización de Telecali que venía implementando con la aquiescencia de la ex superintendente Evamaría Uribe, quien días después también dimitió.Pero en ese momento se agitaron las apuestas. El alcalde Jorge Iván Ospina abrió su juego y mostró su as bajo la manga: su secretario de Hacienda, Juan Carlos Botero.Botero no hizo comentarios al respecto, pero Ospina sí dijo que él es una persona de toda su confianza, “serio, preparado, y con el perfil para dirigir a Emcali”. Anotó que prueba de su eficiencia y capacidad es su gestión al frente de la Secretaría de Hacienda donde ha hecho una labor importante para fortalecer las finanzas del Municipio.Entre tanto, se supo que en Bogotá y desde su oficina de la Vicepresidencia de la República, el ex gobernador Angelino Garzón dio un guiño por el actual director de Catastro de Cali, Orlando Riascos. Sin embargo, en fuentes de Emcali trascendió que Riascos no tendría el perfil para asumir el cargo.Riascos, por su parte, desmintió esa circunstancia y recordó que es economista de la Universidad del Valle, con especialización en derecho público y que, además, ha sido siete veces secretario de despacho en los gobiernos departamental y municipal, presidente de la junta directiva de la CVC y directivo de Acuavalle durante tres años.“A mí me interesa Emcali; el tema lo hemos hablado con el Alcalde y el Vicepresidente, pero esa decisión finalmente está en manos del Presidente y él sabrá cómo generar mecanismos para nombrar al gerente”, comentó Riascos. Para contrarrestar las intenciones de Garzón, sus contradictores políticos aseguran que el presidente Juan Manuel Santos no estaría interesado en darle juego en Emcali a su vicepresidente, porque no querría un giro a la izquierda de la compañía que está llamada a impulsar el futuro desarrollo de la ciudad. Por eso, esa apuesta parece perder puntos.Sin embargo, en la partida aparecieron más jugadores. Los senadores Dilian Francisca Toro y Roy Barreras, cabezas del partido de la U en el Valle, entraron en la puja y pidieron juego. Ellos están secundados por sus concejales Clara Luz Roldán, Jorge Eliécer Tamayo y José Fernando Gil, pero al parecer no se han puesto de acuerdo en un candidato de consenso.Por otra parte, los mismos gremios económicos, liderados por la Cámara de Comercio y el Comité Intergremial de Cali estarían impulsando un candidato de alto perfil, proveniente del sector privado y menos cercano a la clase política.La actual Superintendencia de Servicios Públicos también está en el juego. Finalmente es la responsable de la empresa, gracias a la intervención que ejerce desde hace once años.Fue precisamente la actual superintendente Ángela Patricia Rojas Combariza quien provocó el remezón de hace diez días en la gerencia de la empresa, cuando súbitamente relevó a Gloria Lucía Escalante y puso en su lugar a Ingrid Ospina, quien se venía desempeñando como gerente financiera de Emcali.Un ejecutivo de la compañía aseguró que el sorpresivo relevo lo habría producido un desacuerdo entre Escalante y la Superintendente, su jefe, por la designación de dos miembros de junta directiva de Telecali, la empresa que sustituirá a Telecomunicaciones cuando entre un socio capitalista. Y la joya de la corona.Esa junta tiene tres miembros principales y tres suplentes y allí están representados Emcali, el Municipio de Cali, la Empresa de Renovación Urbana (Emru), el Fondo de Vivienda y Metrocali. Pero el 94,9% de Telecali es de Emcali. Tras la colisión de poderes con Gloria Lucía Escalante, su agente en Emcali, la superintendente Ángela Patricia Rojas viajó de urgencia a esta ciudad el viernes 10 de diciembre a resolver la situación. Envió a Escalante a vacaciones y nombró en su reemplazo a Ingrid Ospina Realpe, la gerente financiera de la compañía.“Asumo el reto con total responsabilidad y sabiendo que tenemos una continuidad de unos procesos; la idea es sacar adelante a Emcali y la meta es garantizar su sostenibilidad”, dijo Ospina Realpe.Ese mismo viernes, el alcalde Jorge Iván Ospina viajó a Bogotá, pese a su incapacidad médica, y todo indica que fue a mover fichas en Presidencia para lograr el nombramiento en Emcali de su secretario de Hacienda, Juan Carlos Botero.Con la salida de Escalante, Susana Correa quedó sin manejo en la empresa y su condición en el juego es la más débil porque no tiene investidura ni representación en el Congreso, aunque no se descartan alianzas.Correa dijo que aspira a que continúen las políticas de fortalecimiento de Emcali y de su componente de Telecomunicaciones, y consideró que “desde la Alcaldía -si llega-, podría ayudar mejor a la recuperación de la empresa”.La Superintendente, entre tanto, es reacia a nombrar una ficha política o de un senador, porque teme que se repita el desgreño que llevó a Emcali a la intervención.Pero el presidente Santos sí estaría pensando en darle juego al Partido Conservador, dijo una fuente enterada. Y aunque no hay consenso en la colectividad azul sobre nombres, trascendió que el candidato sería Carlos José Holguín Molina, ex embajador en Ecuador e hijo del ex ministro Carlos Holguín Sardi.Holguín Molina, respondió, sin embargo, que no ha tenido diálogos con nadie sobre su candidatura a ese cargo, pero reconoció que le interesa. “Es una empresa importante y tiene tantas cosas por sacar adelante, hay dificultades, pero hay que ver cómo se concreta el fortalecimiento de telecomunicaciones y en su momento habría que hacer un estudio detallado del tema”, dijo el ex embajador.No obstante, se sabe que en la Secretaría General de la Presidencia de la República hay diez hojas de vida de candidatos a ocupar la gerencia de Emcali.Entre ellos están Javier Jaramillo, ex gerente de Infivalle; Carlos Sinisterra, ex gerente de Epsa; María Cecilia Otoya, ex gerente de Masitrans (hoy Metrocali) y la misma Gloria Lucía Escalante.Así, el juego por Emcali está por resolverse y los apostadores empezaron a abrir sus cartas.“No hay pelea de poderes”La actual gerente (e) de Emcali, Ingrid Ospina Realpe, aseguró que no ha habido enfrentamientos con Gloria Lucía Escalante ni con la Superintendencia de Servicios Públicos. “Mi posición es de gerente encargada, la doctora Gloria Escalante sigue siendo gerente administrativa, ahora salió a vacaciones y yo sigo como gerente financiera y asumo un encargo mientras toman decisiones, pero no hay pelea de poderes”, aseguró Ospina.Agregó que “en el tema político soy nula, no manejo ese tipo de relaciones e influencias”. Y sobre la Junta Directiva de Telecali se limitó a decir que “ha tenido los cambios en su conformación que ha tenido”.Ospina sostuvo que “con el Alcalde hay relaciones de diálogo y compromiso con la empresa; es un trabajo de ciudad y de compromiso para sacar la empresa adelante”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad