Lanzan alerta por incremento en la caída de rayos sobre Cali

Abril 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Lanzan alerta por incremento en la caída de rayos sobre Cali

La presencia de minerales como platino y uranio en los suelos serían los primeros indicios para explicar que la zona norte y sur de Cali presente mayor actividad de rayos, según expertos.

El caso del soldado de la Escuela de Aviación podría repetirse, si no se toman las medidas de prevención necesarias. Expertos y autoridades ambientales dicen que hasta mayo habrá más riesgo de tormentas eléctricas en la ciudad. ¿Cómo protegerse?

Nadie está exento de ser víctima de un rayo. En eso concuerdan expertos y autoridades de prevención de desastres, quienes advierten que durante esta temporada de lluvias, que se extenderá hasta mayo,  las descargas eléctricas serán más frecuentes.

De acuerdo con Horacio Torres, ingeniero electricista de la Universidad Nacional y experto en el fenómeno de los rayos, hay estudios que señalan que en Colombia mueren alrededor de  dos personas al año por rayos (1,78 por cada millón de habitantes).

Si se tiene en cuenta que en el país hay 46.622.000 habitantes (según el Dane, a febrero de este año),  serían alrededor de 83 personas las que fallecen anualmente por este fenómeno natural.

“En el país, la tasa de muertes por cada millón de habitantes es seis veces mayor a la que se presenta en países desarrollados como Alemania, Francia, España,  China, Japón, Estados Unidos. Esto ocurre porque estamos menos preparados”, explica Torres.

La tasa de muertos por cada millón de habitantes en dichos países es de 0,3, indica el profesor. Es decir, que en un país como España, cuyo estimado  de población es de 47 millones de habitantes, mueren cada año alrededor de 14 personas por cuenta de rayos.

En Cali, la más reciente víctima fue un soldado de 19 años que pertenecía a la Escuela de Aviación Marco Fidel Suárez y quien fue alcanzado por un rayo mientras prestaba guardia en una garita. Los hechos ocurrieron el pasado lunes, durante el torrencial aguacero que provocó graves emergencias en  varios sectores de la ciudad.

“Varios factores se unieron para causar esa muerte. Primero,  los meses de marzo, abril y mayo son temporadas de alta actividad de rayos. Segundo, el accidente se presentó en la tarde, horario en el que hay más presencia de rayos, históricamente. Tercero, las zonas norte y sur de Cali concentran la mayor actividad de rayos. Cuarto,  la garita no contaba con protección, si hubiera tenido pararrayos, seguramente el soldado no habría muerto”, indicó el especialista.

Harold González, de la Red de Hidroclimatología de  la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, explica que la razón por la que durante esta temporada de lluvias se verán con más frecuencia las tormentas eléctricas responde a la alta nubosidad y sus cambios de temperatura.

“Cuando los sistemas nubosos, que tienen cargas positivas y negativas, de acuerdo con su densidad, se encuentran, generan grandes concentraciones  de energía,  lo que provoca los rayos y descargas eléctricas. Lo mismo pasa cuando la energía de las nubes (que en su mayoría es negativa) es atraída por la de la superficie terrestre (energía positiva), también suceden. Son fenómenos muy frecuentes durante temporadas de altas lluvias”, agregó.

 Ante la probabilidad de tormentas eléctricas, y con el ánimo de evitar que se presenten víctimas o lesionados por estos hechos, el Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres, pidió a los caleños evitar estar al aire libre durante fuertes aguaceros, entre otras recomendaciones (ver gráficos).

“También es necesario que en casas, edificios y conjuntos residenciales se revisen si los pararrayos (instrumentos de cobre que atraen la energía de los rayos hacia la tierra, para evitar daños o lesiones a personas) funcionan correctamente”, indicó Rodrigo Zamorano, coordinador de dicha dependencia.

En revisiones anteriores se estableció que en  el 80 % de las edificaciones caleñas, estos dispositivos no funcionan correctamente. 

“Sucede que estos mecanismos, en la mayoría de casos, han sido desconectados al hacer instalaciones de cableoperadores, entre otras, por lo que quedan expuestos a sufrir emergencias por descargas eléctricas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad