La violencia se toma los centros educativos de la capital del Valle

La violencia se toma los centros educativos de la capital del Valle

Marzo 05, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Durante la mañana de ayer un escuadrón antidisturbios de la Policía se instaló frente a un centro comercial del Norte para evitar desmanes de estudiantes del colegio Inem. En inmediaciones del colegio hubo vidrios rotos y vehículos averiados.

Madres desesperadas buscando a sus hijos. Estudiantes escondidos detrás de muros y en establecimientos comerciales. Vidrios de buses, carros y un padrón del MÍO rotos. Piedras y palos astillados en la carretera. Cuatro cuadras más lejos (Calle 70 con Carrera 5A), una unidad del Escuadrón Antidisturbios reteniendo a los revoltosos.La escena se vivió ayer en el norte de Cali como parte de un nuevo capítulo de los enfrentamientos entre estudiantes y policías. Esta vez la institución protagonista fue el Inem.El hecho, que dejó 38 menores detenidos y conducidos a la Estación de San Francisco, ubicada sobre la Carrera 1, confirma la crisis que se vive al interior de los colegios oficiales de la ciudad.Este es el segundo episodio violento en una semana (el martes estudiantes del Santa Librada apedrearon las instalaciones del CAM). Sin embargo, ayer no se trató sólo de una protesta. Según conoció El País, al interior de la institución educativa suceden “cosas horrorosas”.La madre de un estudiante de sexto grado aseguró que por la parte trasera del colegio se meten muchachos con cuchillos para robar y amedrentar a quienes estudian en el Inem.“Todo mundo lo sabe, pero nadie hace nada. Cuando no es que saltan un muro trasero para meter armas, entonces entran como si nada por la entrada principal”, dijo la señora.Carolina —de 12 años— explicó que “hay unos niños que amenazan a los más pequeños. ‘Les dicen: si no huele esto (sacol) lo chuzo’. También se meten a los baños a molestar a las niñas”.Jonathan Dimas, otro estudiante del Inem, agregó que a veces entran al colegio personas que no estudian allí. “Hay compañeros que les prestan las camisas del uniforme a otros pelados y en la portería ni siquiera se dan cuenta”.Un paramédico que estaba afuera del colegio dijo que habían sacado a dos estudiantes heridos por arma blanca, pero las autoridades no lo confirmaron.Al respecto, José Darwin Lennis, subsecretario de Educación, manifestó que el rector del colegio no ha presentado denuncias sobre el hecho. Y este diario intentó conocer la versión de docentes o directivos del plantel educativo, pero no fue posible.Pero hasta Mariela Vivas, vendedora de frutas fuera del colegio, se da cuenta de todo. “En la mañana nunca había pasado algo así. Los de la tarde son los más revoltosos. Ahora están acompañados por los ‘duros’ del Camacho (colegio Antonio José Camacho) y se unen para pelear contra quienes sean”.Ante las denuncias, el alcalde Jorge Iván Ospina anunció que este lunes a las 4:00 p.m. habrá una reunión con la comunidad educativa del Inem (padres de familia, estudiantes, directivos y Administración Municipal) para obtener información y evaluar las acciones policivas y de convivencia a desarrollar. “Lo que ha sido denunciado se tiene que corregir”, advirtió.Indicó que aunque se conocen versiones de agitadores profesionales en las manifestaciones de los estudiantes, todavía se están realizando investigaciones por parte de las autoridades, pero “no hay resultados aún”.En el colegio Santa Librada, protagonista permanente de enfrentamientos entre la Policía y estudiantes, ayer el ambiente estaba tranquilo.Julián García, estudiante de octavo grado, sostuvo que en ese colegio no hay problemas de drogadicción ni de compañeros armados. “Cuando protestan es porque la Policía ha estado molestando. A los pequeños los requisan normal, pero a los grandes los ultrajan”, contó.Aquí los profesores prefieren ocultar sus identidades. Señalan que el comportamiento de los jóvenes está estrechamente ligado a las situaciones que enfrentan al interior de sus familias y “así es muy complicado reprender a un menor”. Algunos dicen que lo que pasa es normal.En los pasillos se escuchan los lamentos. No sólo en el colegio Santa Librada, sino en el Inem. “Ya no sé qué hacer con ese muchachito”. “Se enfrentó al Policía con cuchillo, así quién le dice algo cuando estemos en la clase”.“Esas manifestaciones dejan una mala imagen para la ciudad”El secretario de Desarrollo Pedagógico del Municipio insistió en que se implementará el uso de cámaras para preservar la seguridad en los colegio. Pide colaboración de los padres para dar solución al problema de la violencia dentro y fuera de los colegios.¿Cuál es el balance de lo ocurrido en el Colegio Inem y qué medidas se van a tomar?Un total de 27 jóvenes quedaron retenidos. La Secretaría de Educación va a tomar medidas dependiendo de lo que haya lugar. Frente al tema del daño en bienes ajenos y públicos. Se convocará a padres de familia para que revisen ese tema y sigan las acciones pedagógicas pertinentes. No podemos desistir en el trabajo que estamos adelantando porque ellos son jóvenes en un proceso educativo. Nos preocupan las acciones violentas y vandálicas de algunos jóvenes. Para la secretaría es lamentable esta situación porque deja una mala imagen de las instituciones educativas oficiales y de la ciudad.Los mismos estudiantes y padres de familia denuncian que jóvenes entrando armas, obligando a niños a consumir alucinógenenos, que abusan de las mujeres...No conocemos casos identificados, ni por parte de Rectoría ni de Coordinación. Justo lo que vamos hacer es inteligencia y poner cámaras en las afueras de las instituciones oficiales. También en sitios comunes de los colegios como zonas de descanso y corredores y eso nos va ayudar a prevenir tanto en seguridad como en el consumo y venta de sustancias sicoactivas.¿Cuándo las van a intalar?Es un procedimiento que debe definirse con el Alcalde. Esa decisión se tomó desde el consejo de seguridad del miércoles pasado. Un día después que estudiantes del Santa Librada y el Antonio José Camacho atacaran las instalaciones del CAM.Los estudiantes dicen que hay Policía dentro de las instituciones y por eso protestan. La Policía dice que eso es falso. ¿Cuál es la verdad? No hay Fuerza Pública dentro de los colegios. Nosotros hemos hecho algunas recomendaciones para que la Policía esté en los entornos de unos colegio, pero respetamos el espacio pedagógico.Entonces, ¿Los alumnos mienten?En ningún momento hemos dado orden para que la Policía ingrese a las instituciones educativas. Se ha solicitado que a la salida se hagan patrullajes para preservar la seguridad, pero al interior nunca.¿Se hacen revisiones al ingreso de los estudiantes para evitar el porte de armas? Es una acción que en alguna oportunidad se puede verificar con la Policía de Infancia y Adolescencia, pero tiene que ser solicitado por el consejo directivo de cada colegio.En una semana, en dos oportunidades los estudiantes protestaron hasta dañar instalaciones públicas y privadas. ¿Esta situación se salió de las manos a la Administración Municipal?En ningún momento se ha salido de las manos. Estamos haciendo acciones pedagógicas con los muchachos. Los acompañamos en los espacios sugeridos por los consejos directivos de los colegios, pero necesitamos un poco el acompañamiento de la familia, porque este no es sólo un tema de la Secretaría de Educación.Hay profesores que se quejan porque los padres no se presentan en los colegios cuando hay inconvenientes...Digamos que hay padres muy responsables, muy preocupados. Hay otros que por múltiples razones no pueden asistir. Tiene razones laborales. Hay padres que sólo van cuando tiene que matricular al muchacho y luego desaparecen.¿Ya se descubrió si hay o no infiltraciones de expertos agitadores en esas manifestaciones?Nosotros no conocemos exactamente el tema. Ese es asunto de Policía, pero lo que si reclamamos es la revisión de la responsabilidad de padres y madres o acudientes para que nos ayuden.El esfuerzo de atención debe ser integral para hacer prevención de embarazos a temprana edad, temas de violencia y consumo de sicoactivos. Nosotros estamos formando a los profesores para que sean mediadores en conflictos. Tenemos diez instituciones con centros de educación pero necesitamos acciones más contundentes de los padres.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad