La vieja Cali emerge del hundimiento de la Avenida Colombia

Enero 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas | Reportera de El País

Hoy, la historia del puente Ortiz vuelve a resurgir en Cali debido al hallazgo de los aproches (los muros que conectan la Calle 12 con el Puente), durante los trabajos de excavación del hundimiento de la Avenida Colombia.

Era 1.834, cuando una creciente del río Cali se llevó un viejo puente de guadua que comunicaba la parte alta de la ciudad (lo que hoy es el centro) con la zona baja (el CAM, el Paseo Bolívar y Granada). Esa emergencia invernal de la época llevó al entonces alcalde Santiago Reyes, a pedirle permiso al Concejo Municipal para reunir recursos que servirían para pagar la construcción de un paso sobre el río de cal y piedra, el cual fue encomendado a Fray José Ignacio Ortiz.Hoy, esa historia vuelve a resurgir en Cali debido al hallazgo de los aproches (los muros que conectan la Calle 12 con el Puente Ortiz), durante los trabajos de excavación del hundimiento de la Avenida Colombia, cuyas obras se adelantan entre las calles 13 y 7.Pero además de los muros originales del Puente Ortiz, las excavaciones han dado lugar a encontrar vestigios de la historia de Cali. De las entrañas de esta vía han emergido fragmentos de huesos de animales y de cerámicas, que aunque están para análisis del laboratorio del Inciva, según los expertos podrían ser de las épocas de la Colonia y los primeros años de la República. Pero, ¿qué se puede hallar en las entrañas de la Avenida Colombia?Una mirada a la historiaSegún el arquitecto restaurador de las iglesias de La Merced y San Antonio, José Luis Giraldo, la Avenida Colombia se cimentó sobre la playa del río Cali y los solares de las casas que daban a la ribera del afluente (como se ve en la foto). Por eso, indica el arquitecto y miembro del Consejo Departamental de Patrimonio, Benjamín Barney, es muy factible que se encuentre la basura que arrojaban los antiguos habitantes de Cali en la época de la Colonia, ya que los patios de las casas daban al río y el afluente era utilizado como basurero. Con ella se podrá determinar cómo vivían los habitantes de la Cali colonial y republicana.Barney explica que entre más se excave, se podrían encontrar artículos fabricados por los indígenas que poblaron estas tierras (de las culturas Lili, Calima y el pueblo del cacique Jamundí), quienes pescaban en el río. Pero el hallazgo más evidente son los muros del Puente Ortiz, que permitió conectar a la villa del siglo XIX con el Camino Real que unía a Cali con los municipios del centro y norte del Valle y la salida al mar por Buenaventura, siguiendo la ruta que trazó el fundador Sebastián de Belálcazar.Para Jorge Galindo, autoridad en puentes y miembro de la Universidad Nacional, “los caleños tenemos hoy a la vista el puente de 1.945, pero este que se encontró bajo el hundimiento es el puente original de 1.845, que no fue demolido en las siguientes ampliaciones”.El director del Centro de Investigación en Territorio, Construcción y Espacio de la Universidad del Valle, Ricardo Hincapié, dice que el Puente Ortiz contaba con cuatro grandes arcos por los que pasaba el caudal del río Cali y se complementaba con cinco arcos más pequeños hacia el costado norte.En medio de los arcos se localizaban las pilas o apoyos intermedios, y en los extremos los estribos (o aproches), que junto con el sistema de pilas conformaban la cimentación del puente. Este puente fue hecho en sillares de piedra, pegados con argamasa o mortero de cal.La historia dice que para pegar la piedra y el ladrillo fue necesario utilizar huevos, sangre de toro y leche, que fue donada por José María Caicedo y Cuero, pero según el arquitecto Giraldo, “eso hace parte de la leyenda. Lo que se usó fue la mezcla de cal y arena, que tiene consistencia de mortero, pionero del cemento actual”.El puente original es de piedras y ladrillos del atrio de la iglesia del colegio de Nuestra Señora de la Gracia y de la plazuela de Santa Librada. Y esta conexión sirvió a una ciudad cuyo río Cali no era uno sino dos, a su paso por el centro. Esta bifurcación del río Cali, conocida como Río Nuevo, se iniciaba en lo que hoy se conoce como Calle 2. Luego el río se volvía a unir en la Calle 16. Es decir, el río Nuevo pasó por lo que hoy es el CAM y el Paseo Bolívar. “Sobre esa misma margen existió un barrio de invasión llamado La María, cerca al monumento Jorge Isaacs”, explica el arquitecto José Luis Giraldo. El río tenía conocidos charcos como La Estaca o El Burro, ideales para el lavado de ropas en la época de la Colonia.El Puente Ortiz tuvo varias reformas, una en 1918 dirigida por el ingeniero Julio Fajardo Herrera, que permitió la circulación de los escasos automotores de la época. La segunda reforma fue en 1.945, a cargo del ingeniero Alfonso Garrido Tovar, cuyo aspecto es el que ofrece hoy.Datos claves Por acuerdo del Concejo del 24 de julio de 1.921 se da orden a la construcción de la Avenida Colombia (comprendida entre las calles 12 y 8. 26 años demoró la construcción del tramo del centro de la Avenida Colombia. Los trabajos fueron entregados en septiembre de 1.947.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad