La Victoria, Yumbo y Sevilla, los más afectados por nueva jornada de lluvias

Noviembre 22, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

En Yumbo se inundó la zona industrial de Cencar afectando empresas y establecimientos comerciales. En el municipio de Sevilla una creciente del río San Marcos destruyó la banca de la carretera que une a esta población con el corregimiento de La Uribe.

El invierno no da tragua en el Valle del Cauca. Este lunes, en una nueva jornada de fuertes lluvias, el río Cauca se desbordó afectando los municipios de La Victoria, Yotoco y Yumbo. En este último inundó la zona industrial de Cencar afectando empresas y establecimientos comerciales. El Cuerpo de Bomberos de Yumbo intentó con motobombas bajar el nivel del agua que afectó especialmente las empresas ubicadas en la zona de Cencar y la parcelación La Y.Trabajadores de las empresas de la zona aseguraron que el agua llegaba hasta la cintura, por lo que intentaron rescatar equipos y papelería para evitar mayores daños.Debido al fuerte aguacero que se registró desde la tarde del domingo, el río llegó a 9,62 metros, su máximo nivel, explicó Jorge Enrique Ángel, gerente de Acueducto y Alcantarillado de Emcali.En la mañana de este lunes se registró caos vehicular en la zona, a la altura de Cencar, el cual fue atendido por Defensa Civil, Clopad y Bomberos.La mayor congestión se presentó en el sentido Yumbo - Cali, desde la glorieta de Cencar, y se extendió 50 metros aproximadamente. Según Tránsito Cali, vehículos particulares y camiones estuvieron estacionados en la orilla de la vía esperando instrucciones para continuar su desplazamiento.La creciente también afectó el asentamiento Puerto Nuevo, ubicado bajo el puente de Juanchito en el cauce del río Cauca. También en Yumbo se presentó un deslizamiento de tierra en el barrio Las Américas, lo que hizo necesario la evacuación de cinco familias.La emergencia en la zona industrial de Yumbo preocupó a los empresarios que coinciden en afirmar que las inundaciones son consecuencia de la falta de desagües y canales de aguas lluvias.Para Rodrigo Salazar, director de Acopi, "hay una irresponsabilidad en el manejo de la zona por parte del municipio de Yumbo, pues la urbanización industrial carece de alcantarillado".El presidente del Comité Intergremial, Germán Jaramillo, coincide en esa apreciación. La infraestructura "no se compadece con la importancia de la zona y el fuerte invierno que se está presentando lo ha puesto en evidencia".Según Salazar, algunos trabajadores no pudieron llegar a sus empresas debido al estado de las vías. "Hay una gran preocupación, pues se teme que algunas máquinas se hayan visto afectadas". Invierno dejó aislados a habitantes del municipio de SevillaLa secretaria de Gobierno del municipio de Sevilla, Miryam Villa Carvajal, confirmó que una creciente del río San Marcos, destruyó la banca de la carretera que une a esta población con el corregimiento de La Uribe.La funcionaria indicó que el tráfico pesado se debe hacer por la vía al Alumbrado lo que significa mayores costos para los transportadores.Precisamente un funcionario de la Cooperativa de Transportadores de Tuluá, Coopetrans, que hace la ruta a Sevilla, indicó que se están despachando busetas para ese municipio sólo hasta las 5:00 p.m. y que el paso por ese sector se debe hacer con mucha precaución.Por su parte, el coordinador del Comité Local para la Prevención y Atención de Desastres, Clopad de Tuluá, Jhon Freddy López, dijo que la ola invernal ya suma 144 familias damnificadas especialmente en la zona rural plana del Municipio como son los corregimientos de Los Caimos, Aguaclara y Bocas de Tuluá en donde se perdieron cultivos de cacao y maíz por el desbordamiento del río Morales.A su turno, la secretaria de Obras Públicas de Tuluá, Olga Lucía Palma, informó que ya se restableció el paso de manera provisional por la vía a San Rafael en donde una falla geológica destruyó la banca de la carretera.Entre tanto, Harold Alzate, coordinador del Clopad en Buga, indicó que en ese Municipio ya son 500 las familias damnificadas por el invierno.De acuerdo con el funcionario, la situación más difícil se vive en los sectores de Puerto Bertín, La Palomera y Porvenir, en donde se presenta el desbordamiento de los ríos, Guadalajara y Cauca. "Este invierno es el más fuerte de los últimos años", afirmó el capitán Harold Alzate, coordinador del Clopad.El alcalde de Buga, Freddy Libreros Henao, explicó que con la declaratoria de la urgencia manifiesta, se espera ejecutar obras civiles en determinados sectores que amenazan la integridad de las personas.Emergencia en La VictoriaLos últimos informes sobre el invierno en el departamento reportan que le río Cauca volvió a desbordarse también en el Municipio de La Victoria. “Desafortunadamente las aguas del afluente se mezclaron con las de un canal de aguas residuales por lo que se podría presentar una emergencia sanitaria en el sector”, informó Melba Leitner, directora del Comité de Emergencias del Valle.De igual Leitner agregó que en Darién los corregimientos de Sigales y Puente Izquierda se encuentran incomunicados tras un deslizamiento de tierra que obstruyó la carretera que comunica estos dos corregimientos.Por su parte, Rosa Inés Holguín, secretaria de Gobierno de Jamundí y directora del Clopad, dijo que desde el viernes se presentan inundaciones debido a las fuertes lluvias y al desbordamiento del río Cauca.Los corregimientos de Quinamayó, Robles y La Ventura son los más afectados por la ola invernal. Aunque las familias no han sido reubicadas, sí se mantiene el máximo nivel de alerta.En Buenaventura tampoco escampaEn Buenaventura las alertas siguen prendidas por el intenso invierno, aunque no llueve a diario. "Este lunes, por ejemplo, amanecimos con unos caudales más bajos. Aun así, la alerta no desaparece, pues en cualquier momento pueden subir los niveles", dijo Yerlin Foris Mancilla, director del Clopad de Buenaventura.El funcionario destacó que hay una situación preocupante en el río Anchicayá donde las aguas amenazan una escuela en el sector de El Bracito."Igualmente se ha hecho un censo de unas 40 viviendas afectadas que están siendo sometidas a evaluación para precisar con los organismos departamentales y nacionales la necesidad o no de su reubicación", precisó Mancilla.Igualmente confirmó que las aguas del río San Juan siguen sin bajar, afectando especialmente la población de Malaguita, en Buenaventura. En la carretera Cabal Pombo se siguen presentando pequeños derrrumbes que están siendo atendidos.Las ayudas. Cuatro toneladas de ayuda se han recopilado para ser entregadas a los damnificados por el invierno en Buenaventura, cuyo número ya asciende a 6.500 familias afectadas.Así lo indicó el jefe de la Oficina de Prevención y Atención de Desastres, Yerlin Foris Mancilla, quien explicó que los funcionarios de la Cruz Roja se están encargando de empacar los alimentos no perecederos que serán entregados a los afectados.Destacó, que esto se hará equitativamente teniendo en cuenta que son muchos los damnificados especialmente en la zona del Calima, Anchicayá y el San Juan, sin olvidar que también se tiene monitoreado el río Dagua, el cual genera amenazas en el área de Cisneros y Triana especialmente.Foris Mancilla agradeció el apoyo brindado a la campaña pro damnificados, pero le solicita a la comunidad que sigan ayudando con alimentos no perecederos, kits de aseo y cocina que son los elementos que más requieren las familias que lo han perdido todo.Agregó que la situación es crítica, debido a que las crecientes han anegado los cultivos de papachina, maíz, plátano, bananito, chontaduro y la caña, sin olvidar las pérdidas que han tenido con sus aves de corral, cerdos y en algunos casos ganado. 33 familias de Juanchito afectadas por el inviernoAsí lo confirmó el coordinador del Comité de Prevención y Atención de Desastres, Clopad, David Useche, quien señaló que a la creciente del río Cauca se sumó la gran cantidad de agua generada por las fuertes lluvias de las últimas horas que inundó 24 viviendas ubicadas debajo del puente del corregimiento Juanchito. Sin embargo, recordó que estas familias hacen parte del grupo de 48 que se reubicarán en un terreno que se compró en el sector de Caucaseco.De igual manera, en la zona del Callejón de las Sandoval resultaron afectadas nueve familias debido a que las aguas rompieron un muro de contención. El funcionario explicó que en el sitio hay maquinaria corrigiendo las fallas para prevenir nuevas inundaciones.En El Cerrito fue necesaria la reubicación de ocho familias del corregimiento El Pomo por la amenaza de deslizamientos de la montaña. Ellas se instalaron temporalmente en una escuela y la antigua sede de la inspección de Policía, según indicó la secretaria de Gobierno, Paula Martínez. La funcionaria señaló que está pendiente para su reubicación la compra de lotes o la construcción de viviendas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad