La Universidad Autónoma de Occidente te acerca a la fabricación digital

La Universidad Autónoma de Occidente te acerca a la fabricación digital

Mayo 10, 2016 - 12:00 a.m. Por:
La Universidad Autónoma de Occidente te acerca a la fabricación digital

El FabLab Cali es un espacio dedicado a la creación y apropiación de la tecnología.

A través de FabLab Cali, niños, jóvenes y mujeres de la región están conociendo nuevas alternativas para fabricar casi cualquier cosa que se imaginen. Te contamos de qué se trata.

Si se habla de programar un videojuego, crear un control de mando y desarrollar instrumentos musicales; seguramente pensamos  que son actividades de hombres trabajadores o empresas industriales. Pero, nada más alejado de ello. Un grupo de niños entre los 7 y 14 años fueron sus propios agentes de aprendizaje y, dieron rienda suelta a su creatividad y capacidad de innovación en el FabLab Cali.

En este laboratorio de la facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Occidente, el grupo de 15 niños de colegios privados y públicos, y del Club House de Aguablanca, se vieron enfrentados a diversos retos de múltiples soluciones; allí los niños desarrollaron un videojuego de pelea, un laberinto, un piano humano, una guitarra, un xilófono y un control de mando.

“Este tipo de talleres se enmarcan en el desarrollo de proyectos sociales a los cuales apunta el FabLab Cali buscando la difusión de las técnicas de fabricación digital, poniéndolas al alcance de las comunidades. Hubo un tiempo en el que les poníamos a los niños témperas y crayolas en sus manos y algunos llegaron a ser grandes pintores, arquitectos y diseñadores. Hoy a temprana edad les estamos poniendo herramientas de fabricación digital a su alcance. La pregunta que inquieta y llena de sueños es, ¿qué podrán llegar a ser esos niños en el futuro?”, indicó Oscar Campo, docente de la facultad de Ingeniería de la Autónoma de Occidente.

“En términos de proyección social estamos trabajando para impulsar la creación de laboratorios de este tipo en las comunidades, para que niños, madres, jóvenes, adultos; en general, todos empiecen a tener acceso a la tecnología y comiencen a crear sus cosas. Esto le dará espacio al emprendimiento y a la innovación”, manifestó Freddy Naranjo, creador del FabLab Cali y decano de la facultad de Ingeniería.

El FabLab Cali es un espacio dedicado a la creación y apropiación de la tecnología, es un punto de encuentro de la cultura del ‘aprender haciendo’ en colaboración con otros.

 

“La idea es que la gente adquiera una visión distinta frente a la tecnología, que únicamente no sean consumidores sino también productores’, manifestó el decano Naranjo. En el FabLab convergen inventores, artistas, niños, artesanos y en general, todas las personas que están dispuestas a compartir sus habilidades y experiencias, para contribuir a resolver problemas del entorno local y del contexto global.

Es así, como se han desarrollado talleres participativos con el colectivo de jóvenes de Potrero Grande, ‘Vida Útil’, el cual fabricó la escenografía principal del alumbrado navideño del año 2014;  los niños del Club de Robótica de la biblioteca de la comuna 20, han realizado robots creados con fichas Lego y con materiales reciclados;  sandalias y artefactos para el hogar fueron algunos de los modelos generados por 20 mujeres cabeza de familia de Agua Blanca del Tecnocentro ‘Somos Pacífico’ en el marco del taller de ideación para productos sostenibles. “Esta es una buena oportunidad para generar empleo y multiplicar nuestras tradiciones, la cultura del Pacífico, a través de lo que sabemos hacer para salir adelante. Para aprender nunca es tarde”, indicó Jesús Teodolina Ángulo, participante del taller.

Siguiendo esta línea de trabajo, desde el FabLab Cali se conformó el proyecto ‘Social Mobile FabLabs’ realizado por José Fernando Gil, estudiante de la maestría de Ingeniería, Alejandro Benítez, estudiante de Ingeniería Industrial y Jorge Iván Montalvo, docente del Centro de Innovación Educativa.

Estos tres jóvenes investigadores de la Autónoma de Occidente, acompañaron un grupo de mujeres emprendedoras en Siloé, el cual se dedicaba a realizar faroles para vender en la época decembrina. Para hacer y terminar cada farol, las mujeres empleaban un tiempo de producción de dos a cinco horas, debido a que cada etapa del proceso se realizaba a mano. Esto generaba cortes, leves quemaduras en las manos y no se veía la productividad.

Una vez llega el FabLab Cali a esta comunidad, se desarrolló una máquina láser que cortaba las botellas a la mitad y además realizaba los diseños navideños de cada farol. Este proceso hizo que la línea de producción pasara de dos o cinco horas en corte, a tomar un tiempo de tan solo cinco minutos, lo que mejoró la productividad en más del 98%.

Con el proyecto ‘Social Mobile FabLabs’ los ingenieros Autónomos consiguieron el tercer puesto en la primera versión, realizada en Colombia, del concurso Hult Prize 2016.

El FabLab Cali sigue creciendo. Actualmente es uno de los dos nodos habilitados en Colombia para ofrecer la Fab Academy, un programa intensivo de formación que incluye el manejo de las principales tecnologías utilizadas en un FabLab, que cuenta con la participación de tutores internacionales entre los que están Neil Gershenfeld, el creador de los FabLabs. Próximamente se inaugurará el primer FabLab comunitario de Colombia. “Este será llamado ‘Maker Lab’, en el que se integrarán las tecnologías de fabricación digital y el desarrollo de productos interactivos multimediales”, finalizó el docente Oscar Campo.

Más información en: http://www.fablabcali.org

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad