La tenencia de mascotas, el punto de la discordia entre vecinos

La tenencia de mascotas, el punto de la discordia entre vecinos

Enero 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La tenencia de mascotas, el punto de la discordia entre vecinos

Convivencia ciudadana. Dueños de mascotas a veces permiten que los animales hagan sus necesidades cerca a los andenes de las casas vecinas, lo que genera discusiones y conflicto.

Los perros son causa de diversos encontrones entre vecinos de Cali. Los problemas llegan hasta las inspecciones de Policía. Así lo denuncian en Facebook.

Si bien las mascotas son fieles acompañantes del hogar y seres indispensables en la vida de muchas personas, también en algunas ocasiones son el fruto de la discordia entre vecinos. Perros que ladran todo el día, mascotas agresivas y dueños que no recogen los excrementos de los animales en las zonas comunes son algunas de las quejas más recurrentes que reciben las autoridades de convivencia ciudadana en Cali. Las inspecciones de Policía de la ciudad pueden recibir en un mes hasta tres líos entre vecinos por problemas desencadenados por una mascota, y aunque llegan quejas por cualquier tipo de animal, el 99% de los casos involucran a los perros. Andrés Pérez cuenta que su vecino tiene  un perro de raza Schnauzer que era muy ruidoso. Los ladridos eran tan molestos que los vecinos decidieron enviar una carta a la Administración de la unidad residencial en el barrio Valle del Lili para que el dueño tomara medidas adecuadas.Ejemplos como estos llegan a la oficina de Flor Elcira Perea, inspectora de Policía del barrio El Guabal, donde también son recurrentes las quejas por caninos agresivos, maltrato  y abandono de mascotas. “La queja más común es el perro que ladra y que en la madrugada no deja dormir”, cuenta la inspectora Perea. Muchos de esos casos implican una citación entre los implicados para llegar a acuerdos, que si no se acatan terminan en sanciones  que pueden llegar hasta los 15 salarios mínimos diarios, dependiendo del conflicto. El juez de paz de la comuna 17, Carlos Andrés Espinosa, indica que las quejas por excrementos de animales son constantes, “porque  no hay conciencia y aunque las Juntas de Acción Comunal deben promover la buena tenencia de mascotas, eso  aún es un problema”. El tema  también forma parte de la discusión en las redes sociales. Al menos así quedó evidenciado en un sondeo registrado en la Fan Page de Facebook de El País, después del caso ocurrido la primera semana de enero, cuando una perra mordió a un niño de seis años en las afueras de un hipermercado del sur de Cali. Andrés Montoya, dueño de la perra de raza Jack Russell, dejó a su mascota  amarrada a un poste porque  no le permitieron el ingreso del can. Mientras realizaba sus compras, un niño  se acercó a la mascota, y al tocarla el animal reaccionó mordiéndolo en la cara. El menor tuvo que ser sometido a una cirugía por la herida en el cachete. El caso motivó más de 75 comentarios en Facebook, como el de Andrés Zúñiga Ramírez, quien dijo “el problema es que la gente piensa que son seres humanos, por muy entrenados que estén hay que sacarlos con la correa y bozal porque ellos seguirán siendo animales”. Por su parte, Yenny Clavijo Patiño escribió “la culpa siempre será de los humanos, no del animal. El perro es un perro y no se le puede echar la culpa de las decisiones que toma, él es un animal no un humano y no va a reaccionar como una persona”. Aunque la Policía Ambiental sólo atendió tres casos de mordeduras de perros en espacios públicos  el año pasado, el intendente Eliécer Zorrilla, jefe del área, llamó a la precaución. “Los animales son de la familia, pero eso no significa que se deben llevarlos a todas partes. El instinto del animal es defenderse cuando siente que le invaden su espacio y no importa si es grande o pequeño, si no se les enseña a interactuar con las personas ellos reaccionan mordiendo por protección”, reiteró.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad