"La salida de los buses de las calles no tiene vuelta de hoja": alcalde Guerrero

Agosto 29, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Rodrigo Guerrero, alcalde de Cali, dijo durante su regreso a la ciudad, que la salida de los buses tradicionales se dará progresivamente como estaba estipulado y que se respetará el acuerdo firmado entre los transportadores y la Alcaldesa encargada.

En diálogo con El País, Rodrigo Guerrero, alcalde de Cali, afirmó que la salida de los buses tradicionales de las calles de Cali "no tiene vuelta de hoja", que se dará progresivamente como estaba estipulado y que no habrá ninguna medida adicional a las previamente acordadas con los representantes del gremio."Teníamos una reunión programada para el 5 de septiembre con los transportadores, donde como Alcaldía mediaremos con los operadores del MÍO para negociar los tiempos y precios de compra de los buses. Llegaron a un acuerdo hoy con la Alcaldesa Encargada y con el Personero Municipal, pero se tomaron las vías de hecho y recurrieron a esta cosa absurda de sabotear la ciudad", explicó Guerrero.El Alcalde enfatizó que las personas relacionadas con los disturbios de este miércoles serán judicializadas de acuerdo a la Ley de Seguridad Ciudadana, "que ordena sancionar a las personas que obstaculicen el desarrollo del sistema de transporte masivo"."La Autoridad tiene la obligación de recurrir a mecanismos para controlar el orden público. Hoy dejaron un acuerdo firmado y algunos de ellos están en desacuerdo, pero eso es problema de ellos. Sobre quienes estén rompiendo vidrios y ocasionando desórdenes tiene que caer todo el peso de la ley", dijo el alcalde Guerrero.Sobre el acuerdoPese a llegar a un acuerdo en la tarde de este miércoles, entre los voceros del gremio de transporte urbano, la alcaldesa (e) de Cali, María Helena Quiñonez y el personero municipal Andrés Santamaría, los más de mil transportadores que permanecían con sus buses parqueados a las afueras de la bahía del CAM, iniciaron fuertes disturbios en esta zona de la ciudad, en rechazo a la firma del documento.En el acuerdo, producto de la reunión de toda la tarde, se explicó que "La Administración reitera el compromiso de no adelantar operativos para la ejecucion de actos administrativos de cancelación de rutas, de empresas y de tarjetas de operación hasta tanto no se realice la reunión programada para el próximo miércoles 5 de septiembre."Seguidamente se estipuló que "los transportadores se comprometen a levantar el bloqueo, a no obstaculizar la libre movilización en la ciudad, a transitar con los vehículos que cumplen con los requisitos legales y a participar en la mesa de negociación programada para la próxima semana."Sin embargo, el rechazo de los transportadores al acuerdo desencadenó una serie de actos vandálicos que activaron la inmersión de las fuerzas del Esmad en el Centro Administrativo Municipal CAM.Reunión del 5 de septiembre Cabe recordar que la fecha para la salida de los buses y busetas tradicionales de Cali será progresiva y se definirá en la reunión del 5 de septiembre, según lo indicó la alcaldesa encargada de Cali, María Helena Quiñonez.La funcionaria dio a conocer este miércoles, en medio de las protestas del gremio de los conductores de buses y busetas, que el pasado 21 de agosto el alcalde Rodrigo Guerrero acordó retrasar la salida de los buses para después del 5 de septiembre. La fecha pactada inicialmente era el 1 de septiembre.“En esa mesa de trabajo se van a definir, porque todavía sigue en pie, cómo va a ser el ingreso de los nuevos buses del MÍO y la salida paulatina de dichas rutas cuyos conductores habían manifestado su preocupación frente a su empleo. En este caso, la administración les abrió la posibilidad de vincularse al MÍO”, aclaró la alcaldesa (e) de Cali."Ellos (los transportadores) estaban enterados de la mesa de trabajo el 5 de septiembre a las 9:00 a.m. en Metrocali, pero inexplicablemente ellos decidieron empezar este paro, que va en contravía del proceso de diálogo", dijo la alcaldesa encargada.La presidenta de Metrocali, María del Pilar Rodríguez, se mostró preocupada por los daños que recibieron por lo menos 50 buses del MÍO en las protestas de este miércoles. "Los que protestan no son todos los transportadores. Es un pequeño grupo que presiona porque quieren obligar al MÍO a reversar las decisiones. Y eso es imposible. Este tipo de vías de hecho pueden dañar las negociaciones", dijo Rodríguez.En días pasados, la Alcaldía había anunciado que desde este 1 de septiembre saldrían de circulación 150 rutas, de las cuales, según datos de la Secretaría de Tránsito, 85% habían sido “abandonadas” por sus empresas por haberse implementado el MÍO en el sector cubierto por ellas.Andrés Quimbayo, abogado de la oficina jurídica de la Secretaría de Tránsito, dijo en ese entonces que "el otro 15% corresponde a rutas que actualmente funcionan y están haciéndole paralelismo al MÍO”.Las empresas que desaparecerían en septiembre definitivamente, según Quimbayo, son: Alfonso López, Amarillo Crema, Azul Crema, Azul Plateada, Crema y Rojo, Gris San Fernando, Rojo Gris, Trans Urbano, Pance, Río Cali, Verde Plateada y Blanco y Negro.Ante esto, según explicó Metrocali, en los próximos días comenzarán a circular por las calles de Cali 200 buses más, con lo que las rutas del MÍO serán 90: 49 alimentadoras, 30 pretroncales y 11 troncales, cubriendo el 93% de la ciudad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad