La próxima semana sería reunión entre transportadores y Alcaldía de Cali

Septiembre 05, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Así lo expresó este miércoles la presidenta de Metrocali, Pilar Rodríguez, luego de una rueda de prensa en el Centro Administrativo Municipal.

La próxima semana se llevaría a cabo la reunión entre los transportadores del servicio público tradicional y las autoridades municipales en aras de adelantar una negociación ante la salida de buses para darle paso al MÍO.Así lo expresó este miércoles la presidenta de Metrocali, Pilar Rodríguez, luego de una rueda de prensa en el Centro Administrativo Municipal, CAM, que contó con la presencia del alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, y el secretario de Tránsito, Alberto Hadad.Aunque no se precisó la fecha exacta de la reunión, el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, reveló algunos puntos que harán parte de ese encuentro, que estaba previsto para este miércoles, pero que fue postergado.Este fue aplazado ante el temor de que algunos transportadores se infiltraran y protagonizaran desmanes durante la marcha que se realizó en la mañana de este miércoles en favor de la educación y la salud, según el Mandatario local, como los que se presentaron en la protesta de la semana pasada.Cabe recordar que la semana pasada se llevó a cabo una jornada de protesta por parte de los transportadores tradicionales, en la que hubo disturbios que dejaron 17 personas capturadas, casi 100 buses del MÍO averiados y daños en tres estaciones del sistema."Nosotros le pedimos a los transportadores que postergaramos la reunión. Sin embargo, en las conversaciones que hemos tenido con ellos se han considerado temas para encontrar una solución al problema", dijo Guerrero, respecto a la salida de buses tradicionales para darle vía libre al MÍO.Entre los puntos que se han tratado, según el Alcalde de Cali, está la petición a los dueños de buses del sistema de transporte masivo para que compren los buses tradicionales a un valor superior a los establecidos en las tablas de referencia, como la de Fasecolda y el Ministerio del Transporte. "Esa compra debe ser al contado y no a tres años", señaló el Mandatario local.Otra de las propuestas es que el subsidio que otorga el fondo Fresa para quienes chatarricen sus vehículos no se entregue mensualmente durante 30 meses, sino que los beneficiarios lo reciban de inmediato."Este subsidio consiste en más o menos un salario mínimo mensual por 30 meses, pero se busca que los aproximadamente 17 millones que suma en total se paguen de contado. Para ello, la presidente de Metrocali está gestionando con los bancos para sacar el crédito y quienes deseen esa modalidad, se acojan a ella", dijo Guerrero.También, Guerrero dijo que se ha contemplado la posibilidad de que ese subsidio se traslade a cajas de compensación y que se sume al auxilio de 12 millones que estás pueden llegar a proporcionar para que los tranportadores sin vivienda propia tengan la posibilidad de adquirir una.De la misma manera,otro punto que el Alcalde consideró es que inicialmente uno de los requisitos para ser contratado como conductor del masivo era ser menor de 45 años, lo cual ya fue descartado por parte de los dueños de los buses del masivo.La presidenta de Metrocali, Pilar Rodríguez, invitó a los transportadores tradicionales a que se vinculen al sistema, el cual les brinda todas las garantías, pues los salarios ascienden al millón doscientos mil pesos con prestaciones sociales incluidas."En este momento tenemos 2.200 conductores en el sistema y necesitamos 700 más, el requisito principal para ser conductor del MÍO es pasar el curso respectivo. Si alguien no lo pasa, se lo repetimos las veces necesarias hasta que lo haga", explicó la funcionaria.Además, el Alcalde dijo que los transportadores que deseen capacitarse en el Sena en proyectos de emprendimiento, la idea es que lo tomen por dos meses y que reciban un salario mínimo durante ese lapso para que luego se les entregue el subsidio con el fin de implementarlos.Al mismo tiempo, Guerrero indicó que los vehículos modelo 2004 en adelante no deben ser chatarrizados y, por el contrario, pueden ser utilizados en servicio especial y escolar o en otros municipios.Hasta agosto pasado, 3.200 buses del transporte tradicional habían salido de circulación en Cali, de los cuales 700 cambiaron su radio de acción y el resto fueron chatarrizados. Aunque la salida de buses tradicionales es inminente, el secretario de Tránsito de Cali, Alberto Hadad, recordó que se trata de un proceso paulatino en el que estos vehículos saldrán de circulación a medida que ingresen más buses al sistema de transporte masivo.Por su parte, el presidente de la Asociación de Pequeños Transportadores de Cali, Miguel Ángel Victoria, dijo que los dueños de buses quieren que se establezcan unas tablas de chatarrización, tal como se dio en el proceso de salida de buses en Bogotá, con el Transmilenio.“Estamos dispuestos a concertar los valores, pero queremos que el Gobierno tenga en cuenta que nosotros no estamos vendiendo solamente un carro, estamos vendiendo un negocio en el que invertimos un dinero y que nos da para vivir", indicó el transportador.César Vergara, gerente de GIT Masivo, dijo que están dispuestos a evaluar mayores valores para el pago de los buses tradicionales, “pero no cifras desproporcionadas de más de $100 millones por carro”.Salida de buses tradicionales y aumento de flota del MÍOHace algunas semanas, Metrocali anunció que 120 buses ingresarán al MÍO para el 15 de septiembre, pues durante este mes desaparecerán definitivamente, según la Secretaría de Tránsito, la empresas Alfonso López, Amarillo Crema, Azul Crema, Azul Plateada, Crema y Rojo, Gris San Fernando, Rojo Gris, Trans Urbano, Pance, Río Cali, Verde Plateada y Blanco y Negro.Los buses de esta última empresa ya dejaron de circular, por lo que muchas personas del sector de Menga se quedaron sin un servicio de transporte que los traslade a Cali. Al respecto, la Presidenta de Metrocali señaló que la Blanco y Negro tenía sus parqueaderos en Menga y, cuando los buses iniciaban y terminaban sus recorridos, recogían y dejaban personas en esa zona que corresponde a Yumbo. Es decir, "hacían algo que no debían, porque su radio de operación era en Cali. Ahora la empresa ya no opera y por supuesto la gente se quedó sin transporte", dijo la funcionaria, al agregar que se está buscando la integración del transporte de Yumbo con el MÍO.Para noviembre entrarán los últimos 28 buses del sistema y se alcanzará el total de la flota (911 vehículos), que cubrirá el 97% de la capital del Valle del Cauca. “El otro 3% corresponde a la zona de ladera. Para resolver la cobertura en este sector estamos adelantando las negociaciones con los jeeps para integrarlos al sistema”, dijo Rodríguez.Según Hadad, en noviembre no habrá más buses de transporte público tradicional en Cali, ciudad que "se convertirá en ejemplo en América Latina en la implementación de sistemas de transporte masivo".Personero pide aplazar la salida para el 2013El personero de Cali, Andrés Santamaría, dijo que no es conveniente que la salida definitiva de los buses se haga en noviembre. “Yo no veo la capacidad del Gobierno y de los operadores para que en menos de quince días que entran 120 vehículos del MÍO a circular, puedan comprarle de contado los buses a los pequeños transportadores”, dijo Santamaría.El Personero afirmó que lo mínimo que se puede hacer con los propietarios de los buses es pagarles inmediatamente por la salida de sus carros. “No pueden pretender que las familias se mueran de hambre mientras los operadores del masivo compran los vehículos”, señaló.Planteó extender la salida a enero del 2013. Y además, que por cada bus se paguen entre $80 millones y $90 millones, valores que incluyen el dinero que recibirán por el Fondo Fresa, el Fondo de Reposición (ahorro que tienen los dueños con las empresas de transporte) y lo que paguen los operadores por retirar el vehículo de las calles.Santamaría dijo que además a los caleños se les debe garantizar la cobertura total del MÍO. “Antes de sacar los buses tradicionales deberían estar funcionando las rutas del masivo y no al revés, porque se deja a la gente sin servicio y después van arreglando las fallas, como lo ha expresado el Secretario de Tránsito, Alberto Hadad”, señaló Santamaría.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad