La pesadilla de los vecinos del separador de la recta Cali-Jamundí

La pesadilla de los vecinos del separador de la recta Cali-Jamundí

Febrero 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Tal ha sido la incomodidad que constantemente organizan protestas o bloquean la vía para llamar la atención de las autoridades competentes. Hoy saldrán a protestar de nuevo porque, según ellos, aún no hay respuestas a las quejas y derechos de petición que han tramitado ante las autoridades del caso.

Para los vecinos, comerciantes y trabajadores de la vía Cali-Jamundí, el separador construido en la zona hace cerca de cuatro meses es una verdadera pesadilla, pues no tiene retornos ni pasos peatonales.Tal ha sido la incomodidad que constantemente organizan protestas o bloquean la vía para llamar la atención de las autoridades competentes. Mañana saldrán a protestar de nuevo porque, según ellos, aún no hay respuestas a las quejas y derechos de petición que han tramitado ante las autoridades del caso. El separador comienza antes de la Universidad Autónoma y tiene el primer retorno hacia el sur en la Calle 25 con Carrera 122, en la entrada a Puerto Tejada. Desde este punto se deben recorrer siete kilómetros hasta la urbanización El Castillo para girar y poder cambiar de sentido. Ovidio Castaño, propietario de un restaurante en el sector, aseguró que los accidentes aún son frecuentes, a pesar de que el propósito del separador era reducirlos. “He visto cómo las ambulancias tardan hasta una hora en llegar y hacer el retorno para desplazar a los heridos”, dijo Castaño.Sin embargo, las autoridades de Tránsito local afirmaron que con el separador la accidentalidad de la carretera ha disminuido en un 85%.Los vecinos manifestaron que en ocasiones se arriesgan y saltan este muro para cruzar la vía, pues el puente peatonal más cercano está en el Cementerio Metropolitano del Sur.José Rangel, conductor de un bus alimentador del MÍO que pasa por allí, aseguró que los accidentes que ha presenciado son debido a la ausencia de bahías y peraltes en una vía tan rápida como esa. “Los carros varados se detienen a un lado del carril, ocasionando choques porque no hay lugares para estacionarse”, dijo.A su vez, Rosalía Lourido, habitante de Jamundí, aseguró que en el retorno a la altura de la entrada a Puerto Tejada ahora hay mucha demora en el semáforo. “Como es paso obligado, porque sólo hay dos retornos, el semáforo es muy demorado. Ahora mi viaje hacia el trabajo demora 45 minutos”, precisó. Quejas de la comunidadLuis Alfonso Posso, representante jurídico del colegio Santa María de Pance, manifestó que los transportadores de los estudiantes no usan vías alternas, como el callejón de Cascajal o la entrada a Puerto Tejada, porque están muy deterioradas. Pero como el retorno está en El Castillo, optan por hacer cruces indebidos, como el que está frente a la sede del América.Sobre este tema, Carlos Hernán Londoño, director regional de Invías, expresó que “cuando las personas construyen sus empresas en una vía rápida, como ésta, deben tener en cuenta la cantidad de bahías y carriles de desaceleración”. El funcionario planteó que esta entidad debe velar por la movilidad y seguridad de la vía, “pero si yo construyo un almacén de cadena frente a una autopista nacional, Invías no tiene por qué hacerle el puente peatonal; ni a las universidades o empresas”. Al respecto, Posso indicó que esa medida no fue planteada cuando el colegio fue construido. “Me parece irresponsable; los funcionarios deberían mediar con nosotros. Además no somos los únicos implicados, en Cascajal ahora vive mucha gente que tampoco se ha tenido en cuenta”.Wilson Orejuela, habitante de Las Brisas, complementó que “no sólo pedimos el retorno, sino puentes o un paso peatonal, porque aquí también vive gente de edad”. El separador fue construido por el Instituto Nacional de Concesiones, Inco, a través del concesionario Malla Vial del Valle del Cauca y esta carretera está a cargo de Invías. Carlos Hernán Londoño afirmó que Invías tiene un estudio que contempla una intervención a desnivel entre crucero Pance y la urbanización El Castillo.“Eso está presupuestado, tiene que ver con el callejón Cascajal y busca mejorar la movilidad en el sector”, afirmó. Agregó que no aún no hay fechas para esta intervención porque Inco aún no ha entregado oficialmente la obra. El País contactó a voceros del Inco, quienes aseguraron que las respuestas a las inquietudes sobre el separador las debe dar la entidad que tiene a cargo la vía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad