La "película de terror" que vivieron pasajeros de vuelo Miami - Cali por fuerte turbulencia

La "película de terror" que vivieron pasajeros de vuelo Miami - Cali por fuerte turbulencia

Agosto 02, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
La

Imagen suministrada por Carlos Augusto Albán después de la turbulencia registrada en el vuelo Miami - Cali el lunes pasado.

Pasajeros narraron el pánico que vivieron en el vuelo 039 de Avianca el lunes pasado, que fue suspendido 20 minutos después del despegue y que tuvo que retornar al aeropuerto de Miami. Lea la historia.

Como una verdadera "película de terror" calificaron algunos pasajeros lo que vivieron en el vuelo AV039 de Avianca que cubría la ruta Miami - Cali, el cual fue suspendido en la noche del lunes pasado tras una fuerte turbulencia.

Según los relatos conocidos por El País, el avión se sacudió tan fuerte que el piloto canceló la ruta y retornó al aeropuerto de Miami, EE.UU., porque no se podía continuar con el itinerario.

Uno de los pasajeros que venía en dicho vuelo es el músico Wilson Viveros, reconocido por hacer parte de Guayacán Orquesta por cerca de 17 años.

Viveros, nacido en Buenaventura, narró que el vuelo salió a las 5:15 p.m. del aeropuerto de Miami y que aproximadamente 40 minutos después del despegue, los sorprendió la turbulencia.

"El piloto alcanzó a anunciar la turbulencia, pero el avión se empezó a mover muy feo, las cosas flotaban estilo película. Yo sentí que me apretaba el cinturón de seguridad (...) me agarré del asiento y me lastimé el codo", narró.

Dijo que la situación no duró más de un minuto, pero "en ese momento uno no piensa en esas cosas, parecía uno de esos temblores largos".

"Mucha gente rezaba, gritaba, fue como si pusieran una bomba que la gente se pone histérica. Fue durísimo", cuenta Viveros, quien le ha contado a sus amigos que "me sentí del otro lado".

Escuche aquí el relato de Wilson Viveros sobre el susto que vivió durante el vuelo.

El susto fue similar para el comunicador caleño Carlos Augusto Albán, quien también venía en el avión sentado en la zona de las salidas de emergencia.

Albán le contó a El País que se sintió un impacto muy fuerte y luego la sensación que el avión descendía con fuerza. "Fue una sensación de película, la gente gritaba, lloraba, rezaba".

El comunicador, quien ha estado en diferentes eventos con la Cruz Roja, incluso en enfrentamientos del conflicto armado, dijo que este es uno de los sustos más grandes que ha padecido en su vida.

"Uno queda en 'shock', yo traté de calmarme, meditar, para ayudar a que los demás pasajeros se tranquilizaran, pero es una sensación de impotencia total, nunca me había pasado algo así, todos sentímos que nos íbamos a matar".

Ambos narraron que después del remezón, escucharon que el piloto dijo que se había fisurado un vidrio de la cabina, cuestión que no fue aclarada por Avianca y que ninguno de los dos evidenció finalmente.

"Cuando retornamos al aeropuerto de Miami la gente se quería bajar cuanto antes. Había asistencia de paramédicos y algunos de los pasajeros se quedaron para que los atendieran porque estaban golpeados", contó Viveros.

El músico narró que una pasajera que estaba en la parte de adelante del avión, dijo que a una joven le salía sangre por la nariz y se había golpeado la cabeza con el portaequipajes. Sin embargo, Albán contó que él se quedó entre los últimos pasajeros atendidos por los paramédicos y no vio a nadie con golpes graves ni sangre.

Sin embargo, Avianca informó a El País a través de un comunicado que un pasajero fue trasladado a un centro asistencial en Miami, pero no aclararon que le ocurrió. El pasajero fue dado de alta este martes, dijo la aerolínea.

Ambos pasajeros contaron que la aerolínea los ubicó en hoteles de Miami donde les prestaron todas las atenciones y que pasadas las 7:00 a.m. de este martes retornaron al aeropuerto para regresar a Cali.

"Yo no pude dormir. Además hubo tormenta en Miami anoche. Ya cuando llegamos de nuevo al aeropuerto uno se siente nervioso, mucha gente decía que era como una segunda oportunidad. Yo escuché a una señora que pidió irse en un vuelo primero, y otro contaba que justo estaba de cumpleaños. Lo cuento y me dan ganas de llorar", dijo Albán.

El músico Viveros, quien llegó a Cali a pasar vacaciones y a participar de un par de eventos del Festival Petronio Álvarez, contó que cuanto llegaron al aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, fueron recibidos por personal de Avianca, entre los que había un psicólogo y paramédicos.

"Yo he viajo mucho en avión y me han pasado muchos cacharros, pero este sin duda está entre los más fuertes", puntualizó.

Albán por su parte dijo que después de ver al psicólogo y paramédicos, consideró que el tema fue más fuerte de lo que parecía y reclamó que la aerolínea no explicó precisamente lo que había ocurrido. 

El País consultó con Avianca sobre el caso, a lo que la aerolínea respondió en un escueto comunicado "el vuelo inicial operado en un avión Airbus A320 y que había salido de Miami a las 17.10 (hora local) debió regresar al aeropuerto de Miami, tras enfrentar una turbulencia repentina 20 minutos después del despegue. Luego de ser valorados por especialistas, los viajeros recibieron toda la asistencia del personal de la aerolínea en Miami y un viajero fue remitido a un centro hospitalario".

En el avión viajaban cerca de 120 personas, según contaron los pasajeros entrevistados por El País.

Un 'susto' similar padecieron otros pasajeros de Avianca el pasado 27 de junio en un vuelo que cubría la ruta Bogotá - Barcelona.

En un reporte entregado por la oficina de comunicaciones de Avianca se indicó que el avión, un Airbus-330, cuando volaba por cielo venezolano tuvo un momento de fuerte turbulencia de unos cuatro segundos, lo que provocó heridas a siete personas, entre ellas una tripulante que tuvo un fuerte golpe en la cabeza. 

Por esa situación el avión tuvo que aterrizar de emergencia en el Aeropuerto Internacional de Hato, en donde los médicos atendieron a todas las personas que iban en el avión.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad