La pelea por la Alcaldía de Cali se librará entre ‘pesos pesados’

La pelea por la Alcaldía de Cali se librará entre ‘pesos pesados’

Julio 13, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López | Reportero de El País
La pelea por la Alcaldía de Cali  se librará entre ‘pesos pesados’

Santiago Castro, Angelino Garzón, Carlos José Holguín y Clara Luz Roldán, serían algunos de los aspirantes a la Alcaldía de Cali en el 2015.

Empieza a tomar fuerza la lucha de alianzas y estrategias entre destacados dirigentes políticos y empresariales por dirigir la ciudad.

A un año de que arranque de manera oficial la campaña por la Alcaldía de Cali, en la ciudad ha empezado a librarse una lucha de alianzas y estrategias entre verdaderos ‘pesos pesados’ del sector político y empresarial que quieren dirigir la capital el Valle desde el 1 de enero del 2016.Aunque sobre el papel serían al menos siete los aspirantes que entrarían el próximo año en la disputa por suceder a Rodrigo Guerrero en la oficina del piso 3 del CAM, en el tinglado político local hay un entramado de intereses, deudas y favores que dejarían sin piso al menos cuatro de esas precandidaturas.No obstante, hay otras aspiraciones que despegan con buen viento de cola, como la del exsecretario de Gobierno de Cali Carlos José Holguín, quien saldrá a la plaza pública no solo como el candidato del antiguo holguinismo, sino como el ‘as’ bajo la manga del sector político del gobernador del Valle del Cauca, Ubéimar Delgado, el mayor elector del departamento.Una candidatura que empezó a tomar forma desde hace varios meses, pero que solo mostró indicios en las pasadas elecciones al Congreso, cuando el holguinismo respaldo la fórmula de Mauricio Delgado, a Senado, y Henry Arcila, a la Cámara de Representantes. Incluso, hay quienes creen que el Gobernador le dio la ‘patadita de la buena suerte’ a Carlos José Holguín en el programa ‘Bien Hecho’, de Telepacífico, donde lo tuvo como entrevistado y en media hora destacó las calidades del exsecretario de Gobierno y sus logros en el sector público.Otra candidatura que saldría de la actual administración, aunque más como estrategia que como opción real es la de la secretaria de Deportes de Cali, Clara Luz Roldán, quien representa el movimiento Nueva Generación que lidera la exsenadora Dilian Francisca Toro y cuya aspiración sería un título a valor negociable a cambio del respaldo a Dilian a la Gobernación.En círculos políticos creen también que Dilian, muy amiga del exministro Carlos Holguín Sardi, apoyaría a su hijo Carlos Holguín Molina y de paso sellar una alianza que le permita tener los más de 200.000 votos que tiene patentados el Gobernador en el departamento, lo que le garantizaría el 25% del boleto de entrada al palacio de San Francisco.Sin embargo, Clara Luz Roldán sería también el Plan B de la exsenadora a la Gobernación del Valle, en la eventualidad de que no logre solucionar antes de un año sus problemas con la justicia.Otra candidatura que llegaría a sacudir la política local sería la del vicepresidente Angelino Garzón, que está a la espera del aval de su esposa y su familia, y que sus médicos le certifiquen las condiciones de salud óptimas como para someterse al desgaste de una campaña política.Sin embargo, Angelino también lleva en su haber el karma del fracaso que significó la derrota jurídica para el Valle, cuando fue gobernador, por el contrato de la doble calzada a Candelaria, del que un juez ordenó la acción de repetición en su contra y que ninguna autoridad se ha decidido a ejecutoriar y una campaña suya podría revivir esos fantasmas.El dilema de los RobertosRoberto ‘Chontico’ Ortiz, congresista y director de la Fundación ‘A lo Bien’, y Roberto Pizarro, presidente de la Fundación Carvajal, no solo comparten la vocación por el servicio social. Los Robertos tendrían también en estas elecciones un dilema en común: la candidatura de ambos dependerá de que Angelino desista de su aspiración de ser el mandatario de los caleños.Roberto Pizarro es un ejecutivo cuyo nombre vienen promocionando en el sector empresarial e incluso, es la persona que le han sugerido algunos dirigentes gremiales a líderes como Dilian Francisca Toro, pero lo une una amistad fuerte con Angelino y ese lazo es también una talanquera a su aspiración.Una situación similar enfrenta el actual representante a la Cámara liberal Roberto ‘Chontico’ Ortiz, quien viene siendo tentado por sectores sociales y políticos de la ciudad para que, amparado en ese respaldo mayoritario que obtuvo en sectores populares y el distrito de Aguablanca en las pasadas elecciones, salga a buscar la Alcaldía.Sin embargo, el ‘Chontico’ ha insistido en que una candidatura suya partiría de una premisa: que apoyará a Angelino Garzón si decide aspirar a la Alcaldía de Cali y que solo si él se lanza a la Alcaldía de Bogotá o no aspira a ningún cargo de elección popular entraría a considerar la opción de postular su nombre al primer cargo de la ciudad.Un problema más para los Robertos es que el propio vicepresidente Angelino ha dicho que hará el anuncio de si aspira o no a la Alcaldía de Cali hacia el mes de abril o mayo del próximo año; época en la que seguramente ya otros posibles aspirantes les habría tomado varias cuadras de ventaja.Más semillas en el cascabelLos otros nombres que saltarían a la palestra con bastante peso político son los del concejal Carlos Pinilla Malo, quien llegaría con el aval del Partido Liberal y con la fuerza de las estructura del senador Édinson Delgado y de otros dirigentes en la ciudad; y el del exdirector de la Aeronáutica Civil Santiago Castro Gómez.Pinilla Malo fue el primero que se autopostuló como precandidato liberal a la Alcaldía de Cali y es el sobreviviente de la alianza ‘Mipichi’, que por años dictó línea en el Concejo Municipal y que integraba junto a Milton Castrillón y Orlando Chicango.Pero en el complejo ajedrez político de la región, es probable que Pinilla sea de los candidatos que termine declinando en favor de otros intereses.Por el lado de Santiago Castro, quien renunció a la dirección de la Aeronáutica Civil para reforzar el equipo que trabajó por la reelección del presidente Juan Manuel Santos en el Valle, ha venido siendo presentado en algunos sectores como el candidato de la Unidad Nacional, pero en esta elección parece que no será determinante el respaldo o lo que acuerden desde Bogotá.Aunque su origen político está en el Partido Conservador, el mayor apoyo que podría recibir hoy a su aspiración provendría del senador Roy Barreras, del Partido de la U, a quien le entregó el manejo de la oficina regional de la Aerocivil y algunos cargos directivos.Amigos de Santiago Castro, sin embargo, aseguran que su candidatura sería presentada como un aspirante independiente, que ya prepara la estructura para empezar a recolectar firmas para la inscripción de su candidatura y que el propósito es recibir respaldos de diferentes sectores políticos, sociales y empresariales.Otro ‘as’ que podría estar sobre la mesa en la disputa por la Alcaldía de Cali es la actual Ministra de Cultura Mariana Garcés, de quien se asegura dejaría el cargo el 7 de agosto para comenzar a aclimatar su aspiración.En ese empeño la hoy ministra podría contar con aquilatados apoyos, comenzando por el del propio Gobierno al cual pertenece. Pero Mariana también es muy cercana al exalcalde Jorge Iván Ospina y podría tener el respaldo de los empresarios, gracias a su estrecha relación con la familia Carvajal, en especial con doña Amparo Sinisterra de Carvajal y sus hijos. Otra incógnita que puede surgir en estas elecciones regionales para el primer cargo de la ciudad, es hacia dónde se podría dirigir la no despreciable votación de los uribistas de la ciudad. Pregunta que podría tener una respuesta en lo ocurrido en las pasadas elecciones presidenciales, donde el sector político del Gobernador apoyó al candidato Óscar Iván Zuluaga y otro antecedente importante es que Carlos Holguín Sardi fue ministro del Interior en el gobierno de Uribe y conserva muy buenas relaciones con el expresidente.Así las cosas, lo que queda claro es que el vicepresidente Angelino Garzón, sin tener el peso electoral del gobernador Ubéimar Delgado, de Dilian Francisca Toro o del senador Édinson Delgado, sí tiene en sus manos no solo su futuro político, sino el de importantes dirigentes de la ciudad, e incluso de congresistas electos que han mostrado su interés en competir por la Alcaldía de Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad