La música y el estudio son las claves del colegio Pedro Antonio Molina de Cali

Agosto 26, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La música y el estudio son las claves del colegio Pedro Antonio Molina de Cali

El grupo de danzas del colegio Pedro Antonio Molina tiene 60 alumnos y ha sido invitado y galardonado en festivales en Perú, Chile y Ecuador.

Esta institución educativa del barrio San Luis, que integra educación técnica, artística y académica, es modelo en buena educación pública.

Es gratamente sorprendente. Los alumnos no llevan ‘piercings’ ni tatuajes. Ni llaman la atención con cortes de pelo estrambóticos con cresta ni nada por el estilo. Las niñas no tienen el pelo teñido de rojizo ni las cejas pintadas con una dramática raya negra. Y las paredes no están sucias, sino ilustradas con mensajes para estimular el crecimiento personal y el liderazgo.No se trata de un colegio privado del sur de Cali, sino de la sede principal de la institución educativa Pedro Antonio Molina, un plantel público del barrio San Luis que educa 6.400 alumnos en ocho sedes educativas en dos jornadas.Aunque todos los niños vivan en ese sector, que es de un estrato ‘difícil’, según dice Guillermo Moreno Escobar, su rector desde hace 16 años, la clave está en exigir disciplina y buen comportamiento, dos valores que están en el Manual de Convivencia. “Nuestro manual dice que el alumno debe respetar su uniforme, su institución, sus profesores, dentro y fuera de la institución”, explica el rector.El prestigio del Pedro Antonio Molina lo hace apetecible por padres de familia tanto de la Comuna 6, donde están ubicado el centro educativo, sino de otros sectores de Cali. “Aquí tenemos alumnos de mejores estratos como del Gran Limonar, o similares como de Terrón Colorado, pero cuyos padres insisten en que su hijo estudie acá”, dice el educador.También lo hace atractivo la formación integral que brinda en cinco especialidades técnicas, de tal forma que chicos y chicas siempre están ocupados. Por ejemplo, un día a la semana deben ir en la jornada complementaria para hacer las prácticas de la especialidad técnica.Además, pueden hacer buen uso del tiempo libre con expresiones artísticas. “El colegio tiene la dotación completa de instrumentos musicales con los cuales los alumnos se pueden vincular a la orquesta, a la banda de rock o al coro de las cien voces”, dice Álvaro Ladino, director musical de las tres agrupaciones.Agrupaciones que harán su debut este domingo, cuando el Pedro Antonio Molina celebre sus 35 años con una jornada especial. Fundado el 26 de agosto de 1977, surgió como colegio industrial para brindar a los bachilleres egresados una alternativa laboral. Y de todos los colegios públicos fueron los mejor ubicados en el ranking de las pruebas Saber 2011.Por ello, dos egresados estudian becados en la Universidad Icesi, y otros con el esfuerzo de sus padres. Unos más han ingresado a la Javeriana, la San Buenaventura, la del Valle, y en todas se destacan. Como Juan Camilo Sacanamboy, quien estudia ingeniería de sistemas y estadística en la Icesi, y es monitor.Ladino reitera que ‘la clave’ es darles a los muchachos las herramientas para que ocupen bien su tiempo libre. Los niños y adolescentes, aparte de ir a clases, deben hacer sus tareas y asistir a los ensayos y presentacionesRubén Marín y Miguel Valencia, alumnos de 11°, aunque estaban preparando su Icfes y su trabajo de grado en su especialidad técnica, sistemas, ya se integraron como vocalistas de la agrupación donde cantan Amor y Control, Un Verano en Nueva York, Cali Pachanguero y El Preso, entre otros temas. Y Miguel Ángel Molina, de 13 años, y quien aprendió a tocar guitarra en el IPC, está creando la banda de rock. Este domingo interpretarán Pa’ti no Estoy, de Rossana; Lamento Boliviano, de Los Enanitos Verdes, y una canción cristiana.Y sino les suena la música, pueden integrarse al grupo de teatro, dirigido por Eduardo Canizales, o bailar al son que les toquen en el grupo de danzas, bajo la dirección de Reinaldo Plazas, ambos egresados molinistas. El profesor Ladino, 40 años enseñando música, formando instrumentistas y creando canciones didácticas infantiles, con conocimiento de causa advierte a sus alumnos: “Cuando les toque ir al Ejército, el que sabe cantar, bailar o interpretar un instrumento, da un paso al frente y va a la orquesta, es decir, va a la paz y no a la guerra”. Así que música muchachos.Orquesta y coroAgustín Castro, subdirector de la Orquesta del Colegio Pedro Antonio Molina, les da la fundamentación en clase de música y el director, el profesor Álvaro Ladino, les orienta y dirige en los ensayos tres veces a la semana de 7:00 a 9:00 p.m.Igual sucede con el coro, que reúne un centenar niños entre las ocho sedes. El profesor Ladino corre de sede en sede con maletas, amplificadores y demás y en cada una ensaya con los de ese plantel y los sábados acopla el grupo en el ensayo general. Este domingo, el coro interpretará el himno del colegio, una adaptación musical de una canción comercial, pero con letra de la profesora jubilada Leadith Alzate. Sus quince integrantes tocan piano, bajo, cuatro trompetas, timbal, conga y bongo, además de sus seis vocalistas, tres hombres y tres mujeres. En su repertorio hay música colombiana, salsa y canciones con mensaje.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad